¿qué son los re­ti­noi­des?

A ME­DIA­DOS DE LOS AÑOS SE­TEN­TA, DI­VER­SOS ES­TU­DIOS CIEN­TÍ­FI­COS SA­LIE­RON A LA LUZ CON­FIR­MAN­DO LA EFI­CA­CIA DE LOS TRA­TA­MIEN­TOS DERMATOLÓGICOS CON ES­TE COM­PUES­TO. CON­VER­SA­MOS CON LA DOC­TO­RA MA­RÍA PAU­LA BERMÚDEZ, ES­PE­CIA­LIS­TA EN ME­DI­CI­NA ES­TÉ­TI­CA, PA­RA DESCIF

Fucsia - - CONTENIDO - POR ana ma­ría schle­sin­ger

Es­tos com­pues­tos quí­mi­cos han de­mos­tra­do ser efec­ti­vos pa­ra man­te­ner el cu­tis jo­ven y dis­mi­nuir los sig­nos de la edad.

LOS RE­TI­NOI­DES son una cla­se de com­pues­tos quí­mi­cos cu­ya es­truc­tu­ra bá­si­ca es el nú­cleo de la vi­ta­mi­na A. El ac­né y el fo­to­en­ve­je­ci­mien­to sue­len ser las cau­sas más co­mu­nes por las que es pres­cri­to, pues me­jo­ra el tono de la piel, la so­bre­pro­duc­ción se­bá­cea, las lí­neas de ex­pre­sión y las man­chas ge­ne­ra­das por los ra­yos so­la­res, el em­ba­ra­zo y el con­su­mo de cier­to ti­po de fár­ma­cos.

De la vi­ta­mi­na A se ex­traen el áci­do re­ti­noi­co, el re­ti­nol y la tre­ti­noí­na, que son cla­ves pa­ra ayu­dar a que la der­mis se re­ge­ne­re. En el cam­po der­ma­to­ló­gi­co, con­tri­bu­ye a me­jo­rar con­di­cio­nes co­mo el ac­né, la pso­ria­sis, el fo­to­en­ve­je­ci­mien­to, las ci­ca­tri­ces hi­per­tró­fi­cas, la ro­sá­cea, di­fe­ren­tes ti­pos de alo­pe­cias, hi­per­pig­men­ta­cio­nes, que­ra­to­sis pi­lar, en­tre otros.

Los re­ti­noi­des tó­pi­cos tie­nen pro­pie­da­des des­pig­men­tan­tes y an­ti­oxi­dan­tes, por lo que son usa­dos pa­ra tra­tar el en­ve­je­ci­mien­to por ac­ción del sol. Es­te ti­po de for­mu­la­ción vie­ne en for­ma­to de cre­ma con di­fe­ren­tes con­cen­tra­cio­nes, pe­ro tam­bién exis­ten otras que de­ben ser re­ce­ta­das por un pro­fe­sio­nal.

El uso con­sis­ten­te de re­ti­noi­des tó­pi­cos me­jo­ra el tono de la piel, su fir­me­za y lu­mi­no­si­dad, re­du­cien­do pro­gre­si­va­men­te las man­chas y la

apa­rien­cia de lí­neas fi­nas de ex­pre­sión. Es­tá com­pro­ba­do cien­tí­fi­ca­men­te que per­mi­ten res­ta­ble­cer la in­te­gri­dad del cu­tis, es­ti­mu­lar nue­vo co­lá­geno y en­gro­sar pau­la­ti­na­men­te la se­gun­da ca­pa, en la que co­mien­za y se desa­rro­lla el pro­ce­so de re­no­va­ción ce­lu­lar.

- ¿Los re­ti­noi­des tó­pi­cos son ap­tos pa­ra to­dos los ti­pos de piel? Ma­ría Pau­la Bermúdez (M. P. B.): Sí. Exis­ten pre­sen­ta­cio­nes cos­mé­ti­cas pa­ra ca­da ti­po de piel. Las sen­si­bles de­ben tra­tar­se con ex­tra­cui­da­do; en es­te ca­so, se pue­de ini­ciar el tra­ta­mien­to con cre­mas de vi­ta­mi­na A que no ne­ce­si­tan ser re­ce­ta­das, siem­pre y cuan­do ten­gan ba­jas con­cen­tra­cio­nes de re­ti­nol. Lo ideal es em­pe­zar usán­do­las una o dos ve­ces por se­ma­na e in­cre­men­tar su apli­ca­ción se­gún to­le­ran­cia.

- ¿Có­mo de­be ser la pre­pa­ra­ción pa­ra uti­li­zar una cre­ma con re­ti­nol? M. P. B.: Es im­por­tan­te ha­cer un pe­rio­do de adap­ta­ción de mí­ni­mo tres se­ma­nas, el cual pue­de pro­lon­gar­se a va­rios me­ses. Si hay irri­ta­ción, en­ro­je­ci­mien­to o des­ca­ma­ción es me­jor apli­car­la una vez por se­ma­na. Los pri­me­ros be­ne­fi­cios clí­ni­cos se ven en­tre tres y seis me­ses de uso con­ti­nua­do.

- ¿A par­tir de qué edad es ade­cua­do uti­li­zar re­ti­noi­des?

M. P. B.: Los sig­nos del en­ve­je­ci­mien­to en la piel pue­den em­pe­zar más o me­nos a los 25 años, que es cuan­do co­mien­zan a dis­mi­nuir na­tu­ral­men­te los pro­ce­sos que la man­tie­nen fir­me y lu­mi­no­sa, a per­der elas­ti­ci­dad y a vol­ver­se más vul­ne­ra­ble a los da­ños de los ra­yos so­la­res y a la con­ta­mi­na­ción. Sin em­bar­go, el ran­go de edad pa­ra uti­li­zar es­tos com­pues­tos es re­la­ti­vo a la con­di­ción mé­di­ca de ca­da pa­cien­te, pe­ro, en tér­mi­nos ge­ne­ra­les, en una piel sa­na y sin afec­cio­nes no de­be­rían uti­li­zar­se an­tes de los 35 años.

- ¿Tie­nen al­gu­na con­tra­in­di­ca­ción im­por­tan­te que de­ba te­ner­se en cuen­ta? M. P. B.: No de­be usar­se en es­ta­do de em­ba­ra­zo, lac­tan­cia, ec­ze­ma o en una piel con que­ma­du­ras so­la­res. No se re­co­mien­da en pa­cien­tes alér­gi­cos a los análo­gos de la vi­ta­mi­na A.

- ¿Hay al­gu­nas prác­ti­cas con las que no de­ban in­ter­ac­tuar? M. P. B.: No de­ben ha­cer­se de­pi­la­cio­nes fa­cia­les ni ex­fo­lia­cio­nes quí­mi­cas o me­cá­ni­cas..

SAN­DRA BU­LLOCK

JEN­NI­FER ANISTON

JULIANNE MOO­RE

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.