Mar­ce­la y Nel­son

Fucsia - - RELACIONES -

Mar­ce­la y Nel­son Her­nán­dez son pe­rio­dis­tas y am­bos es­tán en una re­la­ción mo­nó­ga­ma ha­ce 14 años.

“En reali­dad ni si quie­ra nos ha­bía­mos cues­tio­na­do an­tes de es­ta en­tre­vis­ta por qué es­ta­mos en una re­la­ción mo­nó­ga­ma y no en una abier­ta. Pe­ro a raíz de ella, lo hi­ci­mos y la con­clu­sión a la que lle­ga­mos es que nos sen­ti­mos có­mo­dos en el ti­po de unión que te­ne­mos”, di­ce ella.

Re­co­no­ce que la pre­dis­po­si­ción a te­ner una pa­re­ja mo­nó­ga­ma pa­ra mu­chas per­so­nas, co­mo ella, pue­de es­tar en la edu­ca­ción y el en­torno so­cial en el que se crió y no en una de­ci­sión cons­cien­te, des­pués de des­car­tar pros y con­tras de las di­fe­ren­tes op­cio­nes de pa­re­ja.

Sin em­bar­go, en su opi­nión, tam­bién hay otros mo­ti­vos pa­ra op­tar por la mo­no­ga­mia: con­si­de­ra que es­ta­ble­cer una re­la­ción con una per­so­na re­quie­re un gran es­fuer­zo, más aún si hay con­vi­ven­cia, y que se­ría muy di­fí­cil in­ten­tar lo mis­mo con va­rias per­so­nas a la vez.

“En una re­la­ción hay que ce­der, hay que lle­gar a con­sen­sos, hay que po­ner mu­cha vo­lun­tad y si es di­fí­cil ha­cer­lo con una per­so­na, no me ima­gino lo que es tra­tar de ha­cer­lo con más”, pun­tua­li­za y agre­ga: “Si se tra­ta so­lo de abrir la re­la­ción en el as­pec­to se­xual, no creo que sea tan di­fí­cil, pe­ro no me ima­gino te­nien­do se­xo con otra per­so­na; con Nel­son he­mos cons­trui­do una intimidad tan es­pe­cial que no me veo com­par­tien­do esa fa­ce­ta con na­die más”.

Por otro la­do, re­co­no­ce que en una re­la­ción abier­ta se pue­de tra­ba­jar más el des­ape­go, una cua­li­dad que ad­mi­ra y que las re­la­cio­nes mo­nó­ga­mas no fa­ci­li­tan. “Cuan­do es­ta­mos en una re­la­ción con una úni­ca per­so­na, nos ape­ga­mos mu­chí­si­mo a ella y lo ha­ce­mos en to­dos los as­pec­tos de la vi­da; en cier­ta for­ma, es­to nos ha­ce más de­pen­dien­tes emo­cio­nal­men­te”, afir­ma.

Fi­nal­men­te, con­tra­rian­do el pre­jui­cio de que en las pa­re­jas mo­nó­ga­mas sus in­te­gran­tes mien­ten o lle­van do­bles vi­das, Mar­ce­la en­fa­ti­za que sí se pue­de y se de­be ser ho­nes­to en una re­la­ción mo­nó­ga­ma y con­clu­ye que cuan­do el víncu­lo es sano, hay bue­na co­mu­ni­ca­ción y el com­pro­mi­so es real, am­bas per­so­nas pue­den lo­grar­lo.

“PA­RA AL­GU­NOS IN­DI­VI­DUOS, LA MO­NO­GA­MIA ES UNA ME­JOR OP­CIÓN, pa­ra otros, el po­li­amor ofre­ce­rá una me­jor res­pues­ta. Su­gie­ro que la gen­te lo des­cu­bra an­tes de in­vo­lu­crar­se en una re­la­ción com­pro­me­ti­da, ya que la com­pa­ti­bi­li­dad es lo más im­por­tan­te”.

DE­BO­RAH ANA­POL

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.