Los her­ma­nos Pan­to­ja, los tres se­cre­tos de la abue­la al na­tu­ral

Gente Caribe - - Protagonis­ta - TEX­TO Jo­sé Luis Ro­drí­guez R. jo­se.rodriguez@el­he­ral­do.co FO­TOS Or­lan­do Ama­dor

Le­jos de los co­lo­ran­tes y adi­ti­vos, tres her­ma­nos por­te­ños tra­ba­jan en ho­me­na­je a la cocina tra­di­cio­nal. Com­pro­me­ti­dos con la con­ser­va­ción de las pro­pie­da­des y el sa­bor ca­se­ro de sus pro­duc­tos, Di­mas, Óscar y Efraín Pan­to­ja Pa­la­cio im­ple­men­tan la re­ce­ta fa­mi­liar de an­ta­ño pa­ra la ela­bo­ra­ción de pro­duc­tos ali­men­ti­cios de ex­ce­len­te ca­li­dad en la re­gión.

Jun­tos fun­da­ron la em­pre­sa Pro­duc­tos Ali­men­ti­cios D’ La Abue­la al Na­tu­ral, com­pa­ñía de­di­ca­da a la fa­bri­ca­ción y co­mer­cia­li­za­ción de sal­sas y ade­re­zos na­tu­ra­les, que des­de 2008 vie­ne de­lei­tan­do el pa­la­dar de lo­ca­les y fo­rá­neos.

Son un vi­vo ejem­plo de amor por la cocina, he­re­da­do de su as­cen­den­cia li­ba­ne­sa y su abue­la Hil­da Las­car, quien si­gue ofre­cien­do co­mi­das pa­ra to­da

la fa­mi­lia en reunio­nes y fe­chas es­pe­cia­les.

To­do co­men­zó des­de la cocina y el es­pí­ri­tu em­pren­de­dor. En­tre 2003 y 2006 ad­mi­nis­tra­ron un res­tau­ran­te lla­ma­do Bon Por­to, ubi­ca­do en la pla­za de Puer­to Co­lom­bia, don­de ser­vían piz­za, co­mi­da a la pa­rri­lla y de mar.

En él nun­ca fal­ta­ba una es­pe­cia que acom­pa­ña­ba to­das los pla­tos: la sal­sa de ajo. Es­ta era muy apetecida por los clien­tes, quie­nes tam­bién pe­dían pa­ra lle­var, evo­can.

“Des­pués de ce­rrar el res­tau­ran­te y de­bi­do al in­te­rés del pú­bli­co, se nos ocu­rrió la idea de ha­cer nues­tra pro­pia mar­ca de sal­sa. Hi­ci­mos prue­bas de mer­ca­deo en­tre nues­tros ami­gos y em­pe­za­mos a en­va­sar nues­tro pro­duc­to bajo to­dos los li­nea­mien­tos de ma­nu­fac­tu­ra”, se­ña­la Di­mas Pan­to­ja, de 38 años, ingeniero in­dus­trial con es­pe­cia­li­za­ción en in­ge­nie­ría y ges­tión de ca­li­dad.

La ges­tión del pro­duc­to co­men­zó en­tre ami­gos.

Gra­cias a la re­com­pra avan­za­ron pa­ra tra­ba­jar con tien­das y mi­ni­mar­kets, y el éxi­to ha si­do tal que hoy tra­ba­jan con Me­ga­tien­das Ex­press y Su­per­tien­das Olím­pi­ca. Siem­pre, in­di­can, con pro­yec­cio­nes de se­guir cre­cien­do.

“El nom­bre es por ese inigua­la­ble sa­bor que con­fie­ren las abue­las en la cocina a sus co­mi­das. Es­tas te re­cuer­dan tra­di­ción, ho­gar, fa­mi­lia y so­bre to­do buen sa­bor”, co­men­ta Óscar Pan­to­ja, de 33 años, ad­mi­nis­tra­dor de em­pre­sas y ase­sor de desa­rro­llo eco­nó­mi­co del mu­ni­ci­pio.

Por ser una mar­ca de pro­duc­tos ali­men­ti­cios al na­tu­ral sin adi­ti­vos, ni con­ser­van­tes, con­tri­bu­yen con el bie­nes­tar y la sa­na ali­men­ta­ción de los con­su­mi­do­res.

Ade­más ma­ne­jan una sin­gu­lar re­ce­ta es­tán­dar de do­ble uso: uno pa­ra un­tar y otro pa­ra pre­pa­rar, lo cual los di­fe­ren­cia del res­to de la com­pe­ten­cia.

“Co­men­za­mos con la sal­sa de ajo, pe­ro lue­go de va­rios es­tu­dios lan­za­mos una con es­pe­cias.

Así mis­mo lan­za­mos una vi­na­gre­ta tra­di­cio­nal, pe­ro tam­bién de ma­ra­cu­yá, ta­ma­rin­do y fi­nas hier­bas. Te­ne­mos el chi­mi­chu­rri tra­di­cio­nal, pe­ro tam­bién a la B.B.Q. Siem­pre es­ta­mos in­no­van­do”, ex­pli­ca Efraín Pan­to­ja, de 42 años, con­ta­dor pú­bli­co y quien desa­rro­lla la par­te ope­ra­ti­va.

La em­pre­sa tie­ne una fuer­za ac­ti­va de 25 per­so­nas, en la que se des­ta­ca un gru­po de ma­dres ca­be­za de ho­gar y de des­pla­za­dos por la vio­len­cia.

Es una fuen­te de em­pleo pa­ra Puer­to Co­lom­bia, mu­ni­ci­pio li­mi­ta­do en di­cho as­pec­to, se­ña­lan los her­ma­nos.

Óscar re­co­no­ce que cons­truir em­pre­sa es un ca­mino du­ro, don­de las ga­nas y el amor por lo que se ha­ce son cla­ves pa­ra no de­caer.

“Son mu­chas las di­fi­cul­ta­des que uno afron­ta co­mo em­pre­sa­rio, pe­ro tam­bién son mu­chas las sa­tis­fac­cio­nes. La ma­yor mo­ti­va­ción es que se es­tá cons­tru­yen­do al­go pa­ra nues­tras fa­mi­lias, co­la­bo­ra­do­res y la so­cie­dad”, ex­pre­sa. GC

SO­BRE SUS PRO­DUC­TOS... “Nues­tra vi­sión es ser lí­de­res del mer­ca­do y ex­por­tar nues­tro pro­duc­to a otros paí­ses. Nos es­ta­mos pre­pa­ran­do pa­ra los TLC”.

SO­BRE SU LA­BOR... “La cocina une a la fa­mi­lia. En la Cos­ta es un ras­go ca­rac­te­rís­ti­co en to­da pa­rri­lla­da o san­co­cho”.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.