EN DETALLE

Ama: mi fa­mi­lia

Gente Caribe - - Protagonis­ta -

así co­mo for­ta­le­cer las en­ti­da­des hos­pi­ta­la­rias, son las prin­ci­pa­les ‘lla­gas’ a sa­nar con una nue­va re­for­ma.

Hi­jo de un in­ge­nie­ro me­cá­ni­co y una co­mer­cian­te, he­re­dó de su abue­lo la vo­ca­ción por la me­di­ci­na. Lue­go de ter­mi­nar su año ru­ral, fue de­sig­na­do co­mo di­rec­tor del Hos­pi­tal San Juan de Ci­mi­ta­rra, y tiem­po des­pués ejer­ció co­mo Je­fe Na­cio­nal de Sa­ni­dad.

Hoy, ade­más de ser el pre­si­den­te de la Aso­cia­ción Co­lom­bia­na de Neu­ro­ci­ru­gía, vi­ve y tra­ba­ja en Bo­go­tá co­mo coor­di­na­dor de neu­ro­ci­ru­gía del Hos­pi­tal In­fan­til Uni­ver­si­ta­rio de San José, de la Clí­ni­ca del Country y la clí­ni­ca La Co­li­na.

“La me­di­ci­na es una ca­rre­ra muy in­tere­san­te y sa­tis­fac­to­ria. Ten­go cla­ro que mi prio­ri­dad es el bie­nes­tar de la gen­te, brin­dar mis co­no­ci­mien­tos pa­ra tra­tar las pa­to­lo­gías”.

Pre­ci­sa­men­te la ci­ru­gía ba­se de crá­neo ha si­do un re­to pa­ra to­dos los neu­ro­ci­ru­ja­nos en el mun­do.

Cuan­do es­tu­dió en el Ins­ti­tu­to Neu­ro- ló­gi­co, in­di­ca, con la neu­ro­ci­ru­gía con­ven­cio­nal la mor­ta­li­dad y mor­bi­li­dad era su­pre­ma­men­te al­ta.

Por ello to­mó la de­ci­sión de ha­cer un en­tre­na­mien­to en de­ter­mi­na­das pa­to­lo­gías, en­fo­ca­do en la ci­ru­gía ba­se de crá­neo, co­mo la tu­mo­ral.

Con la aso­cia­ción el neu­ro­ci­ru­jano ba­rran­qui­lle­ro bus­ca prin­ci­pal­men­te la mo­der­ni­za­ción. Afir­ma que las en­ti­da­des en es­tos mo­men­tos es­tán acre­di­tan­do a las clí­ni­cas, lo cual ha ser­vi­do pa­ra que la efi­ca­cia de los hos­pi­ta­les me­jo­re, tan­to en aten­ción co­mo en com­pe­ti­ti­vi­dad a ni­vel na­cio­nal.

“Tam­bién que­re­mos que los mé­di­cos ten­gan una acreditaci­ón, se ac­tua­li­cen, es­tu­dien y pu­bli­quen ar­tícu­los. To­do es­to di­rec­ta­men­te con­lle­va a una me­jo­ra de la me­di­ci­na y el ser­vi­cio brin­da­do ha­cia el pa­cien­te”, pun­tua­li­za.

Ci­fuen­tes se de­fi­ne co­mo un ba­rran­qui­lle­ro pu­jan­te y ex­tro­ver­ti­do, un ca­ri­be­ño au­tén­ti­co. Es pa­dre de dos hi­jos, Ca­mi­lo de 18 años, y Ni­co­lás de 14 me­ses, las ben­di­cio­nes de su vi­da.

Vi­si­ta Ba­rran­qui­lla ca­da 3 me­ses y en ca­da opor­tu­ni­dad dis­fru­ta de la com­pa­ñía de sus fa­mi­lia­res y ami­gos.

Re­cien­te­men­te, del 17 al 19 de ju­lio, or­ga­ni­zó el vi­gé­si­mo se­gun­do con­gre­so de neu­ro­ci­ru­gía na­cio­nal en la ciu­dad, en el Ho­tel Dan Carl­ton.

Reunió a los neu­ro­ci­ru­ja­nos del país y pro­fe­sio­na­les ex­tran­je­ros, co­mo Héc­tor Djo­ko­vic, des­ta­ca­do es­pe­cia­lis­ta del ner­vio pe­ri­fé­ri­co.

“El desa­rro­llo que vie­ne pre­sen­tan­do la ciu­dad en sa­lud e in­fra­es­truc­tu­ra es bas­tan­te im­por­tan­te. Ba­rran­qui­lla ha cre­ci­do mu­cho con las clí­ni­cas y se es­tán acre­di­tan­do. El ni­vel cien­tí­fi­co ha me­jo­ra­do y de­be se­guir en ese rit­mo”, con­clu­ye. GC

.SO­BRE SU TRA­BA­JO... “La res­pon­sa­bi­li­dad y ho­nes­ti­dad son cla­ves pa­ra la ade­cua­da aten­ción del pa­cien­te”.

SO­BRE LA RE­FOR­MA... “El ac­ce­so y la ca­li­dad del ser­vi­cio son los pro­ble­mas más gra­ves de la sa­lud en el país. A ello apun­ta­mos los mé­di­cos”.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.