Una pro­fe­sión al ser­vi­cio de los pa­cien­tes con cán­cer

A sus 36 años, el mé­di­co on­có­lo­go y mas­tó­lo­go John Ske­rrett tie­ne cla­ro sus idea­les: com­par­tir con su fa­mi­lia y se­guir tra­ba­jan­do pa­ra me­jo­rar la ca­li­dad de vi­da de sus pa­cien­tes.

Gente Caribe - - Protagonis­ta - TEX­TO Li­li­beth Her­nán­dez García li­li­[email protected]­he­ral­do.co FO­TOS Or­lan­do Ama­dor

John Ran­dolph Ske­rrett Po­lo es de pa­dre gu­yano y ma­dre sa­ma­ria. Na­ció en Bo­go­tá, pe­ro se crió en la tie­rra de su pro­ge­ni­to­ra. Con or­gu­llo di­ce que es­tá de re­gre­so a la ciu­dad en la que cre­ció y se edu­có. Allí cer­qui­ta del mar, John Ran­dolph re­ci­bió sus es­tu­dios bá­si­cos, en el co­le­gio San Luis Bel­trán. Lue­go par­tió a Ba­rran­qui­lla a es­tu­diar Me­di­ci­na en la Uni­ver­si­dad del Nor­te.

Des­pués de es­pe­cia­li­zar­se en Bra­sil, de ca­sar­se, te­ner hi­jos y de nue­va­men­te re­si­den­ciar­se en Ba­rran­qui­lla, John, de una u otra ma­ne­ra es­tá de re­gre­so a la Perla de Amé­ri­ca.

Re­gre­sa pa­ra po­ner a dis­po­si­ción de los sa­ma­rios sus es­pe­cia­li­za­cio­nes en Ci­ru­gía Ge­ne­ral, del Hos­pi­tal San­ta Ca­sa da Mi­se­ri­cór­dia do Rio de Ja­nei­ro y en Can­ce­ro­lo­gía Qui­rúr­gi­ca, del Hos­pi­tal Ma­rio Kroeff, Ins­ti­tu­to de Pós- Gra­duação Me­di­ca Car­los Cha­gas, Rio de Ja­nei­ro. “Ac­tual­men­te me en­cuen­tro la­bo­ran­do en la Clí­ni­ca Mar Ca­ri­be de San­ta Mar­ta, don­de es­ta­mos di­se­ñan­do un gran pro­yec­to on­co­ló­gi­co pa­ra con­se­guir dar el tra­ta­mien­to in­te­gral que el cán­cer ne­ce­si­ta”.

Ade­más la­bo­ra en el Cen­tro On­co­ló­gi­co del Hos­pi­tal Uni­ver­si­ta­rio Ca­ri, de Ba­rran­qui­lla, “lu­gar que me im­pre­sio­nó des­de el pri­mer día que co­no­cí las ins­ta­la­cio­nes, por el tra­to que se le da a los pa­cien­tes con ma­yo­res ca­ren­cias”, y en la Clí­ni­ca Um­bral On­co­ló­gi­co de Mon­te­ría.

Pa­ra am­pliar su per­fil aca­dé­mi­co, el mé­di­co cos­te­ño di­ce que en Bra­sil tam­bién reali­zó una sub­es­pe­cia­li­za­ción en mas­to­lo­gía, en el Hos­pi­tal Ma­rio Kroeff, y reali­zó cur­sos de on­co­ge­né­ti­ca, bio­lo­gía mo­le­cu­lar del cán­cer y on­co­plás­ti­ca.

No sin an­tes de­cir que su ex­pe­rien­cia ha si­do el mo­tor e im­pul­so pa­ra se­guir in­ves­ti­gan­do y ca­pa­ci­tán­do­se: “An­tes de via­jar a Bra­sil tu­ve la opor­tu­ni­dad de tra­ba­jar co­mo mé­di­co ge­ne­ral en mi re­gión, lo que me per­mi­tió sen­tir y vi­vir lo com­pli­ca­da que es la si­tua­ción de sa­lud en la Re­gión Ca­ri­be”.

Agre­ga que en Bra­sil tra­ba­jó co­mo ci­ru­jano on­có­lo­go y co­mo mé­di­co de la Uni­dad de Cui­da­dos In­ten­si­vos en el Hos­pi­tal Ma­rio Kroeff, y co­mo staff del pro­gra­ma de re­si­den­cia de mas­to­lo­gía, en la Fun­da­ción Car­los Cha­gas.

Vi­vir en Bra­sil ha si­do una de sus ma­yo­res ex­pe­rien­cias, por­que de es­ta ma­ne­ra, di­ce, co­no­ció otra reali­dad en el sis­te­ma de sa­lud. “Me per­mi­tió ver otra reali- dad en sis­te­ma de sa­lud. Allá el pa­cien­te tie­ne una ma­yor fa­ci­li­dad pa­ra lle­gar al es­pe­cia­lis­ta, y el hos­pi­tal en el cual desa­rro­lle mi for­ma­ción co­mo ci­ru­jano on­có­lo­go y mas­tó­lo­go es cen­tro de re­fe­ren­cia pa­ra el tra­ta­mien­to de cán­cer”.

Tra­ba­jó al la­do de uno de los ma­yo­res mas­tó­lo­gos bra­si­le­ños, el doc­tor Hi­ram Sil­vei­ra Lu­cas. “Fue mi tu­tor y mi pa­dre a lo lar­go de mi pro­ce­so de for­ma­ción co­mo es­pe­cia­lis­ta, en el ma­ne­jo del pa­cien­te on­co­ló­gi­co”.

John Ske­rrett ex­pre­sa que es coau­tor de un ca­pí­tu­lo so­bre cán­cer de esó­fa-

go en el prin­ci­pal li­bro de me­di­ci­na in­ter­na de Bra­sil. To­da su ex­pe­rien­cia la apro­ve­cha al má­xi­mo, su in­te­rés es me­jo­rar la ca­li­dad de vi­da de sus pa­cien­tes. Y fue pre­ci­sa­men­te des­pués de pre­sen­tar­se co­mo con­fe­ren­cis­ta en un con­gre­so na­cio­nal e in­ter­na­cio­nal cuan­do re­fle­xio­nó y qui­so re­gre­sar­se.

“Ese día de­ci­dí que si mi ex­pe­rien­cia en el ma­ne­jo de cán­cer era tan bue­na co­mo pa­ra ser in­vi­ta­do a ha­blar­le a las prin­ci­pa­les fi­gu­ras en el te­ma en Bra­sil, en­ton­ces era ho­ra de re­gre­sar a mi país, a brin­dar­le a mi po­bla­ción mi ex­pe­rien­cia en el ma­ne­jo del pa­cien­te on­co­ló­gi­co”.

De su vi­da aquí, de su ni­ñez, tie­ne gra­tos re­cuer­dos. “Cre­cí al la­do de mi fa­mi­lia materna don­de en­con­tré mi ma­yor apo­yo y ejem­plos de vi­da en mi ma­dre y mi abue­la, que a pe­sar de ser viu­da des­de jo­ven y de te­ner ocho hi­jos con­si­guió for­mar un gran ho­gar y lle­var a de­lan­te to­da su fa­mi­lia, in­clu­yen­do hi­jos y nie­tos”.

Tie­ne cla­ro su pro­pó­si­to co­mo pro­fe­sio­nal: di­fun­dir el men­sa­je “que el cán- cer no es si­nó­ni­mo de muer­te, que sí hay tra­ta­mien­to, que sí tie­ne cu­ra, que sí hay ca­mi­nos que nos per­mi­tan con­so­li­dar una es­tra­te­gia te­ra­péu­ti­ca ade­cua­da pa­ra su ma­ne­jo, que mis co­te­rrá­neos no ten­ga­mos que sa­lir de nues­tra re­gión pa­ra bus­car el tra­ta­mien­to de la en­fer­me­dad, don­de en mu­chos ca­sos de­ben de­jar de la­do a la fa­mi­lia, ami­gos vi­vien­da pa­ra tras­la­dar­se a otros si­tios a ser tra­ta­dos. Sue­ño con que lle­gue un día en el que eso no sea ne­ce­sa­rio”.

En es­te ca­mino su prin­ci­pal so­cia es su es­po­sa Ma­ría Pa­tri­cia He­ra­zo Car­ba­llo con quien tie­ne tres hi­jos: Va­le­ria, Juan Fe­li­pe y Juan Ma­nuel.

Su tiem­po li­bre trans­cu­rre con ellos, y cuan­do no es­tá en fa­mi­lia, es­tá en el gim­na­sio pa­ra te­ner una vi­da sa­lu­da­ble y dar ejem­plo a quie­nes lo ro­dean.

John Ske­rrett Po­lo dis­fru­ta com­par­tir con sus pa­cien­tes y con su fa­mi­lia, y es fe­liz con pe­que­ñas co­sas, por­que de su hi­jo Juan Ma­nuel ha apren­di­do que en las co­sas más sim­ples es don­de es­tá el ver­da­de­ro pla­cer de la vi­da. GC

SUS ES­TU­DIOS DE ME­DI­CI­NA... “Fue una de­ci­sión sin más op­cio­nes. Es que nun­ca con­si­de­ré es­tu­diar nin­gu­na otra ca­rre­ra”. FU­SIÓN DE PA­SIO­NES... “Es­ta pro­fe­sión me per­mi­te mez­clar mi in­te­rés cien­tí­fi­co con la vo­ca­ción de ser­vir a las per­so­nas”.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.