La ima­gen va más allá de la pri­me­ra im­pre­sión: Sil­va­na Ca­da­vid SU IDEA DE NE­GO­CIO

Ade­más de re­co­men­dar qué ma­qui­lla­je o atuen­do lle­var, es­ta ase­so­ra es una con­ven­ci­da de que el ma­ne­jo de la ima­gen par­te de las emo­cio­nes que se trans­mi­ten al pú­bli­co.

Gente Caribe - - Protagonis­ta - TEX­TO Ale­jan­dro Ro­sa­les Man­ti­lla @ale­jo­ro­sa­lesm FO­TOS Or­lan­do Ama­dor

“No hay una se­gun­da opor­tu­ni­dad pa­ra una pri­me­ra im­pre­sión”, es la fra­se que lan­za la co­mu­ni­ca­do­ra so­cial y ase­so­ra de ima­gen Sil­va­na Ca­da­vid Per­tuz.

De for­ma ta­jan­te, pe­ro con una son­ri­sa, es­ta ba­rran­qui­lle­ra afir­ma que esa pri­me­ra im­pre­sión es tras­cen­den­tal pa­ra de­fi­nir la su­per­vi­ven­cia de una or­ga­ni­za­ción, mi­cro­em­pre­sa, al­ma­cén, pe­ro so­bre to­do, pa­ra el po­si­cio­na­mien­to de un pro­fe­sio­nal en el mer­ca­do.

Erró­nea­men­te —co­men­ta— las per­so­nas pien­san que la ase­so­ría de ima­gen so­la­men­te con­sis­te en en­se­ñar­le a una mu­jer có­mo ma­qui­llar­se o de­cir­le a un eje­cu­ti­vo cuál es la for­ma de ves­tir que más le lu­ce. “Eso va mu­cho más allá”, in­clu­so de esa pri­me­ra vez en que nos ven.

“No­so­tros tra­ba­ja­mos en las cla­ses des­de la co­mu­ni­ca­ción y el len­gua­je no ver­bal. Es­ta­mos tra­tan­do de que la gen­te se con­cien­ti­ce en la im­por­tan­cia de un buen ma­ne­jo de la ima­gen, pe­ro des­de la par­te emo­cio­nal, de la pro­gra­ma­ción neu­ro­lin­güís­ti­ca. Có­mo la per­so­na se sien­ta aními­ca­men­te, así la van a ver (…) Ma­ne­ja­mos la par­te fí­si­ca, pe­ro tam­bién la emo­cio­nal”, ex­pre­sa la pro­fe­sio­nal.

Es­ta co­mu­ni­ca­do­ra tra­ba­ja con com­pa­ñías y per­so­nas des­de su pro­pia em­pre­sa que ma­ña­na cum­ple dos años de exis­ten­cia: Sil­va­na Ca­da­vid, ase­so­ra­mien­to de ima­gen.

La idea de con­ver­tir­se en em­pren­de­do­ra y lan­zar­se al mer­ca­do sur­gió cuan­do cur­sa­ba un pos­gra­do en Pe­rio­dis­mo Di­gi­tal en la Uni­ver­si­dad Abier­ta In­te­ra­me­ri­ca­na de Bue­nos Ai­res.

“Mi plan de ne­go­cio co­men­zó cuan­do es­ta­ba es­tu­dian­do. El primer día que en­tré a la agen­cia don­de yo me es­pe­cia­li­cé e hi­ce prác­ti­cas en ase­so­ra­mien­to de ima­gen di­je que te­nía que lle­var esa idea a Ba­rran­qui­lla. Fui re­te­nien­do con­cep­tos, tra­je to­do ar­ma­do a la ciu­dad y em­pe­cé con mi es­po­so”, se­ña­la.

Como to­da com­pa­ñía, em­pe­zó fun­cio­nan­do en la ca­sa de un fa­mi­liar, des­pués pa­só a un pe­que­ño lo­cal y hoy en día cuen­ta con una se­de más gran­de con va­rios sa­lo­nes don­de dan cla­ses per­so­na­li­za­das a sus clien­tes.

EN EL CA­RI­BE. Pa­ra Sil­va­na, un buen nú­me­ro de per­so­nas y com­pa­ñías que ha­cen par­te del sec­tor pro­duc­ti­vo de la Re­gión es­tán le­jos de en­ten­der y va­lo­rar más

la im­por­tan­cia que tie­ne el ma­ne­jo de su ima­gen.

Des­de la apli­ca­ción de los pro­to­co­los y las nor­mas de eti­que­ta, has­ta la for­ma de có­mo acer­car­se de ma­ne­ra más efi­caz al clien­te pa­ra ob­te­ner bue­nos re­sul­ta­dos, es mu­cho el tra­ba­jo por ha­cer.

“Yo he tra­ba­ja­do en las prin­ci­pa­les ciu­da­des de la Cos­ta y veo que la gen­te tie­ne el in­te­rés, te es­cu­chan, pe­ro tie­nen va­rios te­mo­res. Uno que los ser­vi­cios son cos­to­sos y eso es men­ti­ra. El otro es que de­jan de la­do el cre­ci­mien­to per­so­nal, por­que se in­tere­san más en con­se­guir y com­prar bie­nes ma­te­ria­les y no le in­vier­ten a su cre­ci­mien­to in­te­lec­tual (...) En ese sen­ti­do avan­za­mos len­ta­men­te y po­dría­mos ir más rá­pi­do”.

Agre­ga que com­pren­der es­ta reali­dad es fun­da­men­tal pa­ra in­gre­sar a otros mer­ca­dos, so­bre to­do aho­ra que hay va­rios tra­ta­dos de li­bre co­mer­cio, como el fir­ma­do con los Es­ta­dos Uni­dos.

CON­SE­JO. A nues­tros lec­to­res, Sil­va­na les en­tre­ga la si­guien­te re­co­men­da­ción pa­ra el ma­ne­jo de su ima­gen, en lo que a ves­tua­rio se re­fie­re: “Tom Ford di­ce que cuan­do en­cuen­tres al­go que te que­de bien, úsa­lo siem­pre. Cuan­do des­cu­bres tus ca­rac­te­rís­ti­cas fí­si­cas y te ana­li­zas, ya sa­bes lo que te que­da bien, en­ton­ces no improvises”. GC

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.