La tí­mi­da sal­va­do­re­ña que con­quis­tó la mo­da co­lom­bia­na

El nom­bre de Fran­ces­ca Mi­ran­da es si­nó­ni­mo de ele­gan­cia, ver­sa­ti­li­dad y tra­yec­to­ria. El pró­xi­mo 27 de ju­lio, es­ta hi­ja adop­ti­va de La Are­no­sa inau­gu­ra­rá las pa­sa­re­las de la edi­ción nú­me­ro 26 de Co­lom­bia­mo­da.

Gente Caribe - - Protagonis­ta - TEX­TO Dia­na So­fía Po­lo dia­na.po­[email protected]­he­ral­do.co FO­TOS Emi­lio Yi­di PRO­DUC­CIÓN Ro­ber­to Mar­tí­nez

Fran­ces­ca Mi­ran­da sube las es­ca­le­ras de la ca­sa de dos pi­sos en don­de se en­cuen­tran su ofi­ci­na y ta­ller en Ba­rran­qui­lla. La ac­ti­vi­dad fí­si­ca la agi­ta un po­co, pe­ro la cá­li­da son­ri­sa que tie­ne en el ros­tro no la aban­do­na. Vis­te una ca­mi­sa an­cha y blan­ca de bo­to­nes, un jean y san­da­lias ba­jas ador­na­das con pie­dras. Pe­se a la in­for­ma­li­dad del atuen­do, es­ta crea­do­ra es una cla­ra es­tam­pa de ele­gan­cia na­tu­ral.

Ha­bla con fres­cu­ra y su ma­ne­ra de ex­pre­sar­se es la de una per­so­na ex­tro­ver­ti­da, sin em­bar­go y con­tra­rio a la per­so­na­li­dad efer­ves­cen­te que de­mues­tra el día de es­ta se­sión de fo­tos y que la ca­rac­te­ri­za en sus en­tre­vis­tas, la di­se­ña­do­ra de mo­das que lle­gó por amor a Ba­rran­qui­lla a prin­ci­pios de los años ochen­ta, era una ni­ña tí­mi­da. Así la des­cri­be su ma­dre, Glo­ria Mi­ran­da.

LOS INI­CIOS. “Cuan­do Fran­ces­ca te­nía 7 u 8 años era com­ple­ta­men­te dis­tin­ta a co­mo es hoy. Era tí­mi­da pa­ra con­tes­tar, pa­ra ha­blar. No era atre­vi­da. Co­mo hi­ja no ha cam­bia­do na­da, es muy ca­ri­ño­sa, siem­pre ha es­ta­do pen­dien­te de mí”, di­ce la ma­dre de la di­se­ña­do­ra tra­vés del te­lé­fono. Glo­ria tie­ne 85 años y du­ran­te una eta­pa de su vi­da fue bai­la­ri­na clá­si­ca del Ba­llet de Nue­va York. Hoy vi­ve en El Sal­va­dor, en don­de tie­ne su ne­go­cio de ban­que­tes, Ha­cien­da de los Mi­ran­da.

Re­la­ta que el ca­rác­ter de su hi­ja me­nor se tor­nó li­ge­ra­men­te más es­pon­tá­neo en su ado­les­cen­cia y ju­ven­tud y la des­cri­be co­mo una per­so­na en­fo­ca­da. “Yo le pre­gun­ta­ba qué pen­sa­ba ha­cer con su vi­da, qué iba a es­tu­diar y ella so­lo me de­cía: no se preo­cu­pe ma­mi, ya yo sé lo que voy a ha­cer”, cuen­ta Glo­ria.

Ini­cial­men­te Fran­ces­ca es­tu­dió Mer­ca­deo en la Uni­ver­si­dad de South Flo­ri­da, pe­ro co­mo siem­pre ha­bía sen­ti­do den­tro de sí una afi­ni­dad con el di­se­ño, to­mó una decisión muy acor­de a los ries­gos que han de­ter­mi­na­do su vi­da y su ca­rre­ra; se es­pe­cia­li­zó en Mer­ca­deo de Mo­da, tam­bién ins­pi­ra­da por el buen gus­to de sus pa­dres, su ma­dre y el fa­lle­ci­do di­plo­má­ti­co sal­va­do­re­ño Ruy Cé­sar Mi­ran­da Lu­po­ni.

En una de sus cla­ses co­no­ció a su es­po­so, el ba­rran­qui­lle­ro Fran­cis­co Jas­sir, en ese en­ton­ces es­tu­dian­te de In­ge­nie­ría In­dus­trial y que al igual que

LA VI­DA Y LA ARE­NO­SA... “Ba­rran­qui­lla es mi ca­sa. La ver­dad es que ado­ro es­ta ciu­dad, to­dos mis hi­jos na­cie­ron aquí”.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.