Un apar­ta­men­to pen­sa­do pa­ra dis­fru­tar con la fa­mi­lia y los ami­gos

La di­se­ña­do­ra de in­te­rio­res Mó­ni­ca Ur­qui­jo com­par­tió con Gen­te Ca­ri­be uno de sus más re­cien­tes tra­ba­jos, don­de las to­na­li­da­des so­brias se ro­ban to­das las mi­ra­das.

Gente Caribe - - Ambientes - TEX­TO Da­nie­la Fer­nán­dez Co­mas @da­nie­la­fer­co FO­TOS Cor­te­sía Mó­ni­ca Ur­qui­jo

Un sofá en cue­ro de co­lo­res tie­rra, una me­sa en már­mol ca­rra­ra y una con­so­la en piel de va­ca son al­gu­nos de los mue­bles que se en­cuen­tran en es­te apar­ta­men­to di­se­ña­do pa­ra com­par­tir en fa­mi­lia y re­ci­bir a los ami­gos.

Mó­ni­ca Ur­qui­jo, di­se­ña­do­ra de in­te­rio­res, fue la es­co­gi­da pa­ra brin­dar­le la ele­gan­cia y mo­der­ni­dad que los an­fi­trio­nes desea­ban dar­les a los es­pa­cios que con­for­man es­te ma­ra­vi­llo­so ho­gar.

La en­tra­da cuen­ta con un re­tra­to de Dia­na Pa­che­co, due­ña de la vi­vien­da, he­cho por la ar­tis­ta Ma­go­la Mo­reno, quien uti­li­zó co­lo­res lla­ma­ti­vos, ale­gres y vi­bran­tes pa­ra re­ci­bir a quien in­gre­sa al lu­gar. Lo acom­pa­ña una sin­gu­lar con­so­la fa­bri­ca­da en piel de va­ca y un pe­que­ño sofá que brin­da con­fort.

El es­pa­cio más am­plio es don­de se en­cuen­tra la sa­la. Aquí los so­fás, ta­pi­za­dos en co­lo­res tie­rra y acom­pa­ña­dos de co­ji­nes pla­ye­ros, brin­dan to­nos de so­brie­dad y to­ques de ele­gan­cia a la de­co­ra­ción. Es­tos es­tán ubi­ca­dos en for­ma de U pa­ra lo­grar uni­dad en­tre las per­so­nas que allí se sien­tan.

El co­me­dor, por su par­te, he­cho en ro­ble, es­tá mon­ta­do so­bre una ba­se me­tá­li­ca, ro­dea­do de ele­gan­tes si­llas fo­rra­das en te­las de co­lor pla­ta. Al fon­do, un es­pe­jo acom­pa­ña­do de un mue­ble re­sal­tan como ac­ce­so­rios que se fu­sio­nan en el res­to del apar­ta­men­to.

Fi­nal­men­te, el es­pa­cio de re­la­ja­ción, di­ver­sión y reunión es el es­tu­dio, lu­gar que cuen­ta con un tea­tro en ca­sa, un bar y un sofá en cue­ro ar­gen­tino y re­lle­na­do con plu­mas que ha­cen de es­te, un sofá có­mo­do y muy ape­te­ci­do por los in­te­gran­tes de la fa­mi­lia de Dia­na.

Tan­to Juan Car­los, su es­po­so, como ella par­ti­ci­pa­ron en la se­lec­ción de ca­da uno de los rin­co­nes de es­ta ca­sa, pe­ro fue el es­tu­dio el que más ex­pec­ta­ti­va tu­vo y al que de­no­mi­na­ron como “el rin­cón fa­mi­liar”.

Mó­ni­ca es­co­gió flo­res y lám­pa­ras pa­ra ador­nar e ilu­mi­nar tan­to las me­sas gran­des como las pe­que­ñas, ubi­ca­das en la vi­vien­da. GC

SO­BRE LA CA­SA... “Tie­ne una vis­ta al río Mad­ga­le­na es­pec­ta­cu­lar, pe­ro lo más im­por­tan­te es que los ha­ce fe­liz”.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.