Johan­na Cu­re y su re­gre­so car­na­va­le­ro

LA MO­DE­LO Y AC­TRIZ HA­BLA DE SU DE­BUT EN EL CI­NE, DE SU VI­DA POR FUE­RA DE BA­RRAN­QUI­LLA Y DE SUS DE­SEOS DE SER MON­JA.

Gente Caribe - - Por­ta­da - TEX­TO An­drea Or­te­ga So­to @Yoan­drea­ca­ro­lin FO­TOS Ar­chi­vo par­ti­cu­lar

De ni­ña po­co fe­me­ni­na a mo­de­lo, de que­rer ser mon­ja a lo­grar ser ac­triz. Los pla­nes con los que Johan­na Cu­re pu­do al­gu­na vez so­ñar se que­da­ron cor­tos con to­do lo que ha al­can­za­do. Tras 12 años vi­vien­do fue­ra del país, Johan­na es vis­ta co­mo una ac­triz de re­nom­bre que si­gue cre­cien­do. “Pol­vo Car­na­va­le­ro es mi pri­me­ra pe­lí­cu­la y sa­ber que ha te­ni­do tan­to éxi­to es ma­ra­vi­llo­so. Es el sue­ño de un ac­tor, que se le re­co­noz­ca su tra­ba­jo”, ex­pre­só.

Es­ta mu­jer, na­ci­da un 16 de sep­tiem­bre en Ba­rran­qui­lla, ad­mi­te que la ‘per­si­gue’ el Car­na­val, pues es­ta pro­duc­ción de Da­go Gar­cía no es su pri­mer tra­ba­jo re­la­cio­na­do con las fies­tas de su tie­rra, por el con­tra­rio, ya an­tes ha­bía par­ti­ci­pa­do en la no­ve­la Amor de Car­na­val. Sin em­bar­go, por el or­gu­llo que le ge­ne­ra ser de La Are­no­sa ad­mi­te que le re­sul­ta di­fí­cil de­cir que “no” a es­tos pa­pe­les. “To­do lo que tie­ne que ver con la cos­ta a mí me en­can­ta. Ten­go en­tre 12 y 13 años de no es­tar en Co­lom­bia y es mi ma­ne­ra de re­tri­buir los años que vi­ví en Ba­rran­qui­lla y to­dos los años que ten­go ex­tra­ñán­do­los”, ar­gu­men­tó en la en­tre­vis­ta.

Johan­na, ex se­ño­ri­ta Atlán­ti­co, es­tu­dió en el co­le­gio Buen Con­se­jo de Ba­rran­qui­lla e hi­zo par­te de la pri­me­ra pro­mo­ción de odon­to­lo­gía de la Uni­ver­si­dad San Mar­tín. Su ma­má Da­lis Le­mus fue quien to­mó la de­ci­sión de in­cluir a su hi­ja en una aca­de­mia de gla­mur pa­ra tra­tar de in­cul­car­le un po­co de fe­mi­ni­dad. “Fui una ni­ña muy in­ge­nua, muy tran­qui­la, pe­ro tam­bién muy ‘tom­boy’ (po­co fe­me­ni­na). Mi ma­má se preo­cu­pó mu­cho, me de­cía: ya tie­nes 13 años, ma­quí­lla­te, pe­ro a mí no me gus­ta­ba na­da de eso. Me da risa por­que tam­bién me po­nía jeans na­da apre­ta­dos, me po­nía los jeans de mi no­vio”, ex­pli­có en me­dio de ri­sas.

Fue así co­mo lle­go a la aca­de­mia de Dia­na De Bia­se, que la in­tro­du­jo en el mun­do del mo­de­la­je.

Di­vi­dien­do su tiem­po en­tre las pa­sa­re­las y su ca­rre­ra universita­ria, a Johan­na se le pre­sen­tó la opor­tu­ni­dad de ser Se­ño­ri­ta Atlán­ti­co. Ella ase­gu­ra que a par­tir de su par­ti­ci­pa­ción su vi­da ha es­ta­do lle­na de opor­tu­ni­da­des que no ha es­ta­do bus­can­do, pe­ro que sí ha sa­bi­do apro­ve­char.

“Se em­pe­za­ron a des­en­ca­de­nar una se­rie de acon­te­ci­mien­tos a lo lar­go de to­dos es­tos años. El con­cur­so me abrió las puer­tas a ni­vel in­ter­na­cio­nal, por eso me fui des­pués del con­cur­so apro­ve­chan­do que los ju­ra­dos eran in­ter­na­cio­na­les”, ex­pli­có.

Fue lue­go de su des­pe­gue co­mo mo­de­lo que em­pe­zó su gus­to por la ac­tua­ción. La dis­ci­pli­na que tu­vo des­de pe­que­ña la hi­ja de Esual­do Cu­re y Da­lis Le­mus, le de­jó cla­ro que no po­día ser em­pí­ri­ca y que te­nía que es­tu­diar ese ar­te. “Em­pe­cé a es­tu­diar en Mia­mi, lue­go en Nue­va York y, des­pués via­jé a Los Án­ge­les”. En la actualidad Johan­na com­bi­na el mo­de­la­je y la ac­tua­ción.

VI­DA EN EL EX­TE­RIOR. Cer­ca de 12 años han trans­cu­rri­do des­de que Johan­na de­jó Ba­rran­qui­lla. La can­ti­dad de agen­cias con las que tra­ba­ja en el país ame­ri­cano la man­tie­nen via­jan­do, por lo que se con­si­de­ra una gi­ta­na. “Tra­ba­jo con mu­chas agen­cias a ni­vel mun­dial y es muy di­fí­cil po­ner­me de acuer­do con to­dos pa­ra te­ner­los con­ten­tos, mi vi­da es así de lo­ca. No me ma­ne­jan los mis­mos, en Los Án­ge­les, Mia­mi o Eu­ro­pa. Yo com­ple­men­to mi ca­rre­ra ac­to­ral con el mo­de­la­je. Via­jo mu­chí­si­mo tra­ba­jan­do co­mo mo­de­lo y ac­tuan­do en cor­to­me­tra­jes. Así me la pa­so, es un po­co caó­ti­co, pe­ro el que no quie­re cal­do se le dan dos ta­zas”.

Ape­ga­da a su fa­mi­lia, Johan­na ase­gu­ra ser la mis­ma, tie­ne cla­ro que su esen­cia si­gue in­tac­ta, so­lo que aho­ra tie­ne más ga­nas de se­guir ex­plo­ran­do. GC

SO­BRE ELLA... “Soy me­nos tí­mi­da, con mu­cha más ma­du­rez. Si­go sien­do la mis­ma ni­ña que se fue del país”.

SO­BRE LA FA­MI­LIA... “Mi fa­mi­lia es bas­tan­te uni­da. Eso lo ex­tra­ño mu­chí­si­mo y en el ex­te­rior no lo ten­go”.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.