“Las fron­te­ras so­lo es­tán en un ma­pa”

Co­mo es­tu­dian­te de Ne­go­cios In­ter­na­cio­na­les, Ma­ría Ale­jan­dra Qui­ño­nes cree que es muy im­por­tan­te ver el mun­do des­de va­rias pers­pec­ti­vas.

Gente Caribe - - Destinos - TEX­TO Da­nie­la Fer­nán­dez Co­mas @da­nie­la­fer­co FO­TOS Ar­chi­vo par­ti­cu­lar

Es­tu­diar en el ex­tran­je­ro no es tan sen­ci­llo co­mo pa­re­ce. No so­lo se ex­tra­ña la co­mi­da (por­que “la de Ba­rran­qui­lla es de­li­cio­sa”), el ca­lor y fres­cu­ra de su gen­te y a la fa­mi­lia cuando se sa­le de ca­sa. Hay que pre­pa­rar­se en tiem­po y do­cu­men­tos, y re­cor­dar, quie­nes to­man esa de­ci­sión, que “van a en­fren­tar­se al mun­do so­los”. Así lo ex­pre­sa Ma­ría Ale­jan­dra Qui­ño­nes San­tos, una ba­rran­qui­lle­ra de 23 años, que se en­cuen­tra en el úl­ti­mo se­mes­tre de Ne­go­cios In­ter­na­cio­na­les que es­tu­dia en la Uni­ver­si­dad del Nor­te.

Ha­ce po­co re­gre­só de Poi­tiers, Fran­cia, don­de reali­zó un año de es­tu­dios, pues “des­de pri­mer se­mes­tre que­ría ha­cer un do­ble tí­tu­lo” en ese país (di­plo­ma de pre­gra­do en dos uni­ver­si­da­des); pa­ra ella “es­tu­diar en el ex­te­rior es una opor­tu­ni­dad que to­dos los

jó­ve­nes de­be­ría­mos apro­ve­char”.

Por eso no so­lo se con­cen­tró en es­pe­rar el mo­men­to in­di­ca­do (oc­ta­vo se­mes­tre) pa­ra ha­cer su año de es­tu­dios en Fran­cia. Mien­tras es­tu­dia­ba tam­bién to­mó cla­ses de por­tu­gués, cau­ti­ván­do­se por el idio­ma y la cul­tu­ra de don­de sus pro­fe­so­res pro­vie­nen: la bra­si­le­ña.

“Des­de que en­tré a pri­mer se­mes­tre pen­sé en ha­cer una do­ble ti­tu­la­ción en Fran­cia, mien­tras que con el trans­cur­so de la ca­rre­ra, y apren­dien­do por­tu­gués, de­ci­dí ha­cer un in­ter­cam­bio aca­dé­mi­co en Bra­sil en el 2014”, cuen­ta la ba­rran­qui­lle­ra, que es­tu­dia­ba en la ciu­dad de Ri­bei­rão Pre­to lu­chan­do con su ho­ra­rio pa­ra po­der alen­tar a la se­lec­ción Co­lom­bia en su pa­so por el mun­dial de fút­bol Río 2014.

Sin du­da Ma­ría Ale­jan­dra ha sa­bi­do apro­ve­char su tiem­po. A su cor­ta edad ha­bla 4 idiomas, a un ex­ce­len­te ni­vel, ade­más es alum­na dis­tin­gui­da en la ins­ti­tu­ción don­de es­tu­dia. Es­tas ca­rac­te­rís­ti­cas le han ser­vi­do pa­ra po­der apli­car y lle­var a ca­bo sus idea­les.

Pe­ro no quie­re de­jar to­do así. Ella con­si­de­ra que “al via­jar, los ojos y la men­te se abren y cuando vuelves a tu país re­gre­sas di­fe­ren­te, con una men­ta­li­dad abier­ta y con mi­les ideas que quie­res desa­rro­llar”. Ma­ría Ale­jan­dra ase­gu­ra que no es so­lo pa­sear y co­no­cer paí­ses dis­tin­tos al de ella. Tam­bién es “ver co­sas que qui­sie­ra traer al país o ver có­mo lle­vas co­sas de tú país a otro lu­gar del mun­do”; pro­pios pen­sa­mien­tos de una fu­tu­ra ne­go­cian­te.

Y es que pa­ra su ca­rre­ra “es im­por­tan­te via­jar y ver que el mun­do no tie­ne fron­te­ras, las fron­te­ras so­lo es­tán en un ma­pa”, ase­gu­ra; mien­tras con­tem­pla qué des­tino vie­ne aho­ra. “In­du­da­ble­men­te Eu­ro­pa, por­que te da más mun­do, más cul­tu­ra y más his­to­ria”. GC

SO­BRE LOS IN­TER­CAM­BIOS... “Es­tu­diar en el ex­te­rior es una opor­tu­ni­dad que to­dos los jó­ve­nes de­be­ría­mos apro­ve­char”.

SO­BRE LO QUE SIEM­PRE EX­TRA­ÑA... “La fa­mi­lia y la fres­cu­ra de la gen­te de aquí. Eso siem­pre es lo que más ha­ce fal­ta”.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.