Lo na­tu­ral mar­ca ten­den­cia en la de­co­ra­ción

Emi­ta de La­pei­ra es si­nó­ni­mo de cla­se y so­fis­ti­ca­ción en Ba­rran­qui­lla. Hoy nos cuen­ta las úl­ti­mas ten­den­cias de­co­ra­ti­vas y al­gu­nos ‘tips’ para ma­tri­mo­nios.

Gente Caribe - - Planee Una Boda Gente Caribe - TEX­TO Sa­ra Her­nán­dez C. FOTOS Orla­ndo Ama­dor y Ar­chi­vo par­ti­cu­lar LOCACIÓN Ca­sa de No­vias

Emi­ta Bui­tra­go de La­pei­ra tie­ne 50 años de­di­ca­da al ser­vi­cio de­co­ra­ti­vo en la re­gión Ca­ri­be. Lo an­te­rior la ha­ce una de las vo­ces más idó­neas para ha­blar del te­ma en cual­quier par­te.

Ella ha si­do tes­ti­go de co­mo van cam­bian­do las ten­den­cias y las apli­ca­cio­nes con­for­me pa­sa el tiem­po. Eso sí, siem­pre de la mano con la in­no­va­ción y el buen gus­to al se­lec­cio­nar ca­da im­ple­men­to. Es un te­ma pri­me­ro, se­gún ella cuen­ta, de re­vi­sar la zo­na ar­qui­tec­tó­ni­ca, in­ge­nie­ría y la pin­tu­ra de ca­da es­pa­cio a de­co­rar. Al fi­nal to­do son pie­zas de mu­cha im­por­tan­cia.

Ya al momento de ha­blar de ten­den­cias, ella se cen­tra en lo ro­mán­ti­co, en lo mis­mo que a su jui­cio es lo que se es­tá usan­do ac­tual­men­te. “Aho­ra vie­ne el au­ge de lo ro­mán­ti­co con cris­ta­les, ve­los, lám­pa­ras, guir­nal­das de flores que exal­tan la on­da ac­tual”, co­men­ta Emi­ta des­de las ins­ta­la­cio­nes de Ca­sa de No­vias, en el nor­te de La Are­no­sa.

SU SE­LLO. En sus de­co­ra­cio­nes ella tra­ta de po­ner un 50 por cien­to de su es­ti­lo y el otro 50 lo deja al gus­to de los clien­tes. “En es­tos mo­men­tos las no­vias es­tán ac­tua­li­za­das con ayu­da de los dis­po­si­ti­vos mó­vi­les. Aho­ra ellos lle­gan con una idea más com­ple­ta de lo que quie­ren en su ma­tri­mo­nio. En ese ins­tan­te uno guía a la pa­re­ja para es­ta­ble­cer un buen pun­to en­tre lo re­car­ga­do y lo sen­ci­llo, to­do con el pro­pó­si­to de es­co­ger la op­ción que me­jor se aco­mo­de a ca­da si­tua­ción”, ar­gu­men­ta Emi­ta.

En cuán­to a ele­men­tos pun­tua­les, la tam­bién miem­bro del Club de Jar­di­ne­ría ex­pli­ca que aho­ra lo inn es “un to­que de ro­sa­do en los arre­glos flo­ra­les”. Es­tas pue­den ser ro­sas, o to­nos li­la,co­mo las hor­ten­sias.

Para el te­ma de las plan­tas ella op­ta por im­ple­men­tos co­mo las hie­dras y los he­le­chos co­mo ele­men­tos muy acor­des en es­pa­cios ce­rra­dos co­mo sa­lo­nes de even­tos. La idea es que el es­ce­na­rio “se vea y se sien­ta ro­mán­ti­co”.si us­ted pla­neó, por ejem­plo, su even­to en una zo­na de pla­ya, lo ideal es usar pal­me­ras cuan­do no es­tán en el am­bien­te.

Los de­ta­lles mar­can la di­fe­ren­cia, por eso el te­ma de man­te­les tam­bién es de im­por­tan­cia. “Si la per­so­na es­co­ge uno de te­la re­car­ga­da co­mo len­te­jue­las o es­car­cha, la va­ji­lla de­be ser trans­pa­ren­te. “No pue­des ju­gar con dos con­tras­tes fuer­tes, si el man­tel es pe­sa­do, lo que va en la me­sa de­be ser su­til o trans­pa­ren­te”. Lo im­por­tan­te – agre­ga– es que al momento de ce­le­brar un ma­tri­mo­nio, la per­so­na reali­ce un ba­lan­ce de cuán­to quie­re in­ver­tir y con eso to­mar de­ci­sio­nes. Aña­de que te­ner un pre­su­pues­to ba­jo no es una ex­cu­sa ya que, con es­tos cos­tos, tam­bién es po­si­ble rea­li­zar es­ta ac­ti­vi­dad. GC

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.