To­do lo que ne­ce­si­ta sa­ber para or­ga­ni­zar su ce­re­mo­nia

Con sus pie­zas de al­qui­ler, Ali­cia Jiménez de­mues­tra que la ten­den­cia ‘vin­ta­ge’ y la on­da ver­de po­co a po­co “les ba­jan el tono” a los bri­llos y lu­jos que siem­pre ha ele­gi­do el gus­to ba­rran­qui­lle­ro.

Gente Caribe - - Índice - TEX­TO In­guel Ju­lieth De La Ro­sa Ven­ce FOTOS Orla­ndo Ama­dor Ro­sa­les y ar­chi­vo ar­ti­cu­lar LOCACIÓN Ca­sa de No­vias

La ten­den­cia vin­ta­ge –que po­co a po­co que­da atrás en otros paí­ses–, así co­mo la on­da ver­de que de­fien­de el me­dio am­bien­te, em­pie­zan a com­pe­tir con la sun­tuo­si­dad que dis­tin­gue al ba­rran­qui­lle­ro cuan­do rea­li­za un even­to, más aun si ha­bla­mos del ma­tri­mo­nio.

Al me­nos es­ta es la apre­cia­ción que tie­ne la ad­mi­nis­tra­do­ra de em­pre­sas Ali­cia Jiménez Dá­vi­la, pro­pie­ta­ria de De­co­rents, que a tra­vés de su ne­go­cio ofre­ce ele­men­tos de de­co­ra­ción, más allá de si­llas y me­sas, que pue­den re­sul­tar muy úti­les para am­bien­tar de for­ma no­ve­do­sa una bo­da.

Lám­pa­ras, can­de­la­bros, ja­rro­nes y has­ta bac­kings pue­den mar­car la di­fe­ren­cia con sus di­se­ños. Lue­go, la idea –afir­ma Jiménez– es brin­dar­les la opor­tu­ni­dad a aque­llas no­vias que quie­ren pres­cin­dir de una de­co­ra­do­ra y am­bien­tar ellas mis­mas su bo­da, tal vez en com­pa­ñía de sus pa­rien­tes o ami­gos más cer­ca­nos.

Ali­cia tam­bién in­for­ma que las me­sas y si­llas os­cu­ras es­tán en fu­ror,

así co­mo la mue­ble­ría en de­ca­pé, que re­sul­ta útil para ob­te­ner ese es­ti­lo vin­ta­ge y cam­pes­tre que aquí em­pie­za a es­tar de mo­da.

Los cris­ta­les y el bri­llo en las lám­pa­ras es­tán sien­do re­em­pla­za­dos por pé­ta­los y fo­lla­je para com­bi­nar­los con pie­zas en ma­de­ra, co­mo cen­tros de me­sa o ba­res mó­vi­les, que lo­gran una de­co­ra­ción más rús­ti­ca.

El do­ra­do tam­bién va en ten­den­cia y com­bi­na muy bien con el am­bien­te que pro­po­ne Jiménez. Es más, se­ña­la que en es­tos mo­men­tos vie­nen po­si­cio­nán­do­se pie­zas más rús­ti­cas con to­ques me­ta­li­za­dos.

Si ha pen­sa­do en una de­co­ra­ción que in­vo­que a la na­tu­ra­le­za, tal vez con una gran pa­red ver­de, de­be sa­ber que no es ne­ce­sa­rio in­ver­tir mu­cho di­ne­ro en flores ni pin­tar to­da una su­per­fi­cie. Pue­de al­qui­lar un bac­king o una al­fom­bra con fo­lla­je y has­ta pa­cas de heno que ade­cúen el es­pa­cio, sobre to­do, para cap­tar her­mo­sas fo­to­gra­fías.

No ne­ce­sa­ria­men­te la bo­da de­be ser de día o en un si­tio ce­rra­do para po­der re­cu­rrir a una am­bien­ta­ción ver­de. “En la no­che pue­des usar una luz ám­bar o blan­ca y eso le da real­ce a la de­co­ra­ción y a la fies­ta”, acon­se­ja Jiménez, una fiel se­gui­do­ra de la ten­den­cia “me­nos es más”, que ve en la sim­pli­ci­dad una al­ter­na­ti­va para lo­grar ex­clu­si­vi­dad. GC

SOBRE DE­CO­RA­CIO­NES... “La ten­den­cia ‘vin­ta­ge’ vie­ne en­tran­do y ha­cien­do que Ba­rran­qui­lla le ba­je un po­co a la sun­tuo­si­dad”.

UN CON­SE­JO... “A veces me­nos es más. Hay que sa­ber que en la sen­ci­llez tam­bién se pue­de ha­llar la ex­clu­si­vi­dad”.

Ali­cia Jiménez Dá­vi­la, ad­mi­nis­tra­do­ra de em­pre­sas y pro­pie­ta­ria de De­co­rents, en Ba­rran­qui­lla.

Las me­sas en de­ca­pé aho­ra son las más bus­ca­das para aco­mo­dar a los in­vi­ta­dos en los gran­des even­tos.

Las pie­zas de ma­de­ra tam­bién mar­can la ten­den­cia ac­tual, co­mo es­tas ba­ses para or­de­nar una me­sa de pos­tres.

Para de­co­rar con luz, al­qui­lan las ini­cia­les de los no­vios, le­tras con la pa­la­bra ‘lo­ve’, co­ra­zo­nes, es­tre­llas y co­ro­nas.

Las lám­pa­ras mo­der­nas aho­ra lu­cen con pé­ta­los o fo­lla­je para se­guir con la ten­den­cia ver­de que vie­ne en as­cen­so.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.