“Sin ga­nas no se pue­den con­se­guir los sue­ños”

Fa­bio Ba­yo­na cuen­ta có­mo ini­ció en el mun­do de los fer­ti­li­zan­tes y con­si­de­ra, a sus 27 años, que la per­se­ve­ran­cia es lo más im­por­tan­te pa­ra sa­lir ade­lan­te.

Gente Caribe - - Millenials - TEX­TO Da­nie­la Fer­nán­dez Co­mas @da­nie­la­fer­co FO­TOS Or­lan­do Ama­dor Ro­sa­les

Te­ner 27 años y ser so­cio fun­da­dor de una em­pre­sa pue­de pa­re­cer un po­co so­ña­dor, tal vez inal­can­za­ble. Pe­ro no pa­ra Fa­bio Es­te­ban Ba­yo­na. Él co­men­zó des­de los 20 años y hoy, sie­te años más tar­de, lue­go de “pa­sar tra­ba­jo” ha lo­gra­do po­si­cio­nar­se en el mer­ca­do de fer­ti­li­zan­tes.

Vi­vien­do en Mé­xi­co, ini­ció es­tu­dios en Ar­qui­tec­tu­ra, pe­ro no los ter­mi­nó. En unas va­ca­cio­nes a Co­lom­bia de­ci­dió que­dar­se vi­vien­do nue­va­men­te en su ciu­dad na­tal y así fue co­mo co­men­zó to­do. “Cuan­do vi­ne de va­ca­cio­nes me ama­ñé. Y de he­cho fue cuan­do em­pe­zó to­do el pro­ce­so con mi abue­lo, que ya fa­lle­ció”, cuen­ta el jo­ven ba­rran­qui­lle­ro. “Él te­nía una dis­tri­bui­do­ra de fer­ti­li­zan­tes quí­mi­cos y le dis­tri­buía a gran­des em­pre­sas. Fue mi in­fluen­cia en to­do y aun­que me de­cía que me que­da­ra en Mé­xi­co tra­ba­jan­do en la em­pre­sa de mi tío, yo de­ci­dí que no, que me que­da­ría, y co­men­cé a tra­ba­jar con él en Ba­yo­na Co­mer­cial”, re­cuer­da.

Así fue có­mo a los 20 años co­men­zó a for­jar el nom­bre que hoy lle­va su or­ga­ni­za­ción, pe­que­ña fren­te a otras re­co­no­ci­das, pe­ro que ha ido co­gien­do cuer­po con el pa­so del tiem­po. A pe­sar de ser jo­ven, ha con­se­gui­do apo­yo por per­so­nas que creen en él, pe­ro su edad sí fue, en oca­sio­nes, una pie­dra en el za­pa­to.

“Sí tu­ve cier­tos re­cha­zos, pe­ro to­do fue un pro­ce­so. Hay sec­to­res que son eli­tis­tas y no creen en un ‘pe­lao’ de 27 años. Pe­ro uno cre­yó en mí, lo­gré de­mos­trar­le y con­ven­cer­lo de que lo que yo propongo es de bue­na ca­li­dad y va­le la pe­na; y gra­cias a Dios se ha crea­do una fa­mi­lia­ri­dad y muy bue­nas re­la­cio­nes”, afir­ma Ba­yo­na.

Sus es­tu­dios en Ar­qui­tec­tu­ra le de­ja­ron en­se­ñan­zas co­mo el ojo pa­ra el de­ta­lle. “Ir más allá” en ca­da una de

las co­sas que ha­ce ha he­cho que en po­cos años sa­que ade­lan­te su ne­go­cio; ade­más de no so­lo di­ri­gir­lo; sino tam­bién pal­par de cer­ca ca­da pro­ce­so.

“Yo es­toy pen­dien­te de to­do. Viajo a mu­chos lu­ga­res, ob­ser­vo, me en­su­cio y me me­to en fin­cas pa­ra ver có­mo es ca­da co­sa”, con­fie­sa. En­tre sus aven­tu­ras es­tá un via­je que hi­zo a un pue­blo lla­ma­do Ma­ní, en el de­par­ta­men­to de Ca­sa­na­re, y pron­to via­ja­rá a Tu­cu­rin­ca, Mag­da­le­na, pa­ra se­guir co­no­cien­do de cer­ca el mer­ca­do.

“No fue fá­cil, to­do el mun­do me de­cía que re­nun­cia­ra, que có­mo iba a com­pe­tir con­tra las gran­des em­pre­sas de re­nom­bre, no so­lo na­cio­nal sino tam­bién in­ter­na­cio­nal, pe­ro se bus­ca­ron so­lu­cio­nes y lo­gra­mos to­car ni­chos de un mer­ca­do tan gran­de que es el del agro co­lom­biano”, ex­pli­ca.

Su per­se­ve­ran­cia lo lle­vó a no des­fa­lle­cer. Aun­que tu­vo fra­ca­sos, en­tre los que pun­tua­li­za que du­ró “tres años sin suel­do fi­jo”. Tam­bién co­no­ció gen­te y po­co a po­co cre­ció, hoy es el Di­rec­tor crea­ti­vo de In­du­fer­til.

“Mu­cha gen­te me de­cía: ¡re­nun­cia, ve­te pa­ra Mé­xi­co! Pe­ro yo pre­fie­ro es­tar aquí y sa­lir ade­lan­te de a po­qui­to”, di­ce Fa­bio. “Hay mu­cha gen­te que no ter­mi­na un pro­ce­so y se des­ani­ma, pe­ro si lu­chan y per­se­ve­ran, crée­me que lo­gran al­can­zar sus sue­ños”. GC

SO­BRE LOS FRA­CA­SOS... “Mu­cha gen­te le va a de­cir a uno que re­nun­cie, pe­ro ahí es cuan­do uno más de­be lu­char”.

El ba­rran­qui­lle­ro ase­gu­ra que “no es fá­cil”, pe­ro que “es gra­ti­fi­can­te” el re­sul­ta­do de su tra­ba­jo, pues así tam­bién ayu­da al sec­tor agrí­co­la de la Cos­ta.

A sus 27 años, Fa­bio es el Di­rec­tor crea­ti­vo y uno de los fun­da­do­res de In­du­fer­til, una em­pre­sa de fer­ti­li­zan­tes.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.