KELLY PA­LA­CIO RE­SAL­TA EL TA­LEN­TO CO­LOM­BIANO

Gente Caribe - - Protagonis­ta -

“Es un te­ma que vie­ne de la san­gre”, es lo pri­me­ro que di­ce Kelly Pa­la­cio cuan­do se le pre­gun­ta ¿por qué el di­se­ño? La res­pues­ta va acor­de a su in­fan­cia. Su pa­dres im­por­ta­ban za­pa­tos y con el tiem­po el ne­go­cio fa­mi­liar ter­mi­nó en sus ma­nos. No es­tu­dió Di­se­ño de Mo­das; tam­po­co cal­za­do ni ma­rro­qui­ne­ría. Ella se gra­duó de Ad­mi­nis­tra­ción de Em­pre­sas en la Uni­ver­si­dad del Nor­te. Pe­ro siem­pre tu­vo la vo­ca­ción para el di­se­ño. “Tu­ve una ta­rea, en el co­le­gio, en la que te­nía que bus­car re­cur­sos y ha­cer un pro­yec­to de vi­da. Hoy eso ter­mi­nó con­vir­tién­do­se en lo que ha­go con mi vi­da”, re­cuer­da. El ta­ller que te­nían sus pa­dres lo re­to­mó con su nom­bre co­mo mar­ca. Pe­ro fue via­jan­do a Bar­ce­lo­na, a un ate­lier de la mano de za­pa­te­ros, que apren­dió so­bre lo que le apa­sio­na: los za­pa­tos. “Mi en­fo­que fue ha­cer ta­co­nes, di­fe­ren­tes. Son obras de ar­te”, ase­gu­ra la tam­bién consultora y ase­so­ra de di­se­ña­do­res, su otra fa­ce­ta. “Tra­ba­jo con GPS, The Mar­ke­ting Ma­chi­ne, una com­pa­ñía que ase­so­ra y re­sal­ta di­se­ña­do­res que es­tán em­pe­zan­do”. Ade­más dic­ta char­las de em­pren­di­mien­to y mo­ti­va­ción en su al­ma má­ter, Uni­nor­te. Eso, jun­to al Co­lom­bia Fas­hion Sto­re, al­ma­cén del que es due­ña, y Ba­rran­qui­lla Fas­hion Week, even­to que di­ri­ge des­de ha­ce cua­tro años, de­mues­tra su de­seo cons­tan­te por re­sal­tar el ta­len­to que hay en el país. “No es­tá bien que se es­té fu­gan­do el ta­len­to. Hoy por hoy mu­chos di­se­ña­do­res ba­rran­qui­lle­ros es­tán sien­do exi­to­sos en otras par­tes del mun­do pe­ro aquí no. Eso de­be­mos re­sal­tar­lo”, com­par­te la di­se­ña­do­ra.

SO­BRE EL ES­TU­DIO... “De­be ha­ber un equi­li­brio en­tre es­tu­diar una ca­rre­ra y te­ner vo­ca­ción. Bien su­ma­das ha­cen match”.

SO­BRE EL TA­LEN­TO

CO­LOM­BIANO... “Hay di­se­ña­do­res que han lo­gra­do ven­der nues­tro es­ti­lo y eso ayu­da a que afue­ra crean en lo nues­tro”.

Pi­ne­da Co­va­lin es una mar­ca me­xi­ca­na fun­da­da ha­ce po­co más de 20 años. Uno de sus crea­do­res es Ri­car­do Co­va­lin, un di­se­ña­dor in­dus­trial que bus­ca­ba ex­plo­rar y ex­plo­tar las ri­que­zas cul­tu­ra­les de su país. En la Uni­ver­si­dad Ibe­roa­me­ri­ca­na, don­de reali­zó sus es­tu­dios en Ciu­dad de Mé­xi­co, co­no­ció a Cris­ti­na Pi­ne­da, una di­se­ña­do­ra de tex­ti­les que com­par­tía sus mis­mas ideas y con la que hoy tie­ne una mar­ca que le apuesta a la ori­gi­na­li­dad, lle­van­do co­mo aban­de­ra­da su cul­tu­ra. “La gen­te siem­pre quie­re lo nue­vo, lo europeo o lo que se ve en Es­ta­dos Uni­dos, pe­ro no se fi­jan en lo ri­ca que es nues­tra cul­tu­ra”, di­ce Ri­car­do. Des­de que co­men­zó sus es­tu­dios se in­tere­só por las raí­ces me­xi­ca­nas. Los ma­yas y los az­te­cas lo ins­pi­ra­ban, ca­rac­te­rís­ti­ca que su so­cia Cris­ti­na vio para que jun­tos rea­li­za­ran di­se­ños para el Mu­seo Ar­queo­ló­gi­co de Mé­xi­co, “el más gran­de, y uno de los más im­por­tan­tes del país”. Con­fec­cio­na­ron pa­ñue­los y cor­ba­tas en se­da, has­ta que lue­go de unos años en el mer­ca­do de­ci­die­ron mos­trar a gran es­ca­la sus pro­duc­tos. Fue así co­mo, al lle­var­los a una pa­sa­re­la, idea­ron otras pren­das y hoy no so­lo ha­cen los pa­ñue­los y las cor­ba­tas que po­sa­ron en ese mu­seo. “Lo que hi­ci­mos fue uti­li­zar to­das las te­las y es­tam­pa­dos con los que ya tra­ba­já­ba­mos pe­ro en ro­pa. A par­tir de ahí to­do se en­fo­có más ha­cia la mo­da”, cuen­ta Co­va­lin, que hoy di­se­ña ro­pa, za­pa­tos, car­te­ras y len­tes de sol. Sin de­jar a un la­do la mo­da, su pro­fe­sio­na­lis­mo co­mo di­se­ña­dor in­dus­trial lo si­gue po­nien­do en prác­ti­ca y tam­bién ase­so­ra a quie­nes deseen ele­men­tos para el ho­gar, co­mo mue­bles. De hecho hi­zo al­gu­nos co­ji­nes y pies de ca­ma para un pres­ti­gio­so ho­tel de Mé­xi­co. Ri­car­do con­si­de­ra que “hay que re­sal­tar lo que se tie­ne de ca­da cul­tu­ra”; par­tir de ahí para “crear un con­cep­to y, siem­pre, ser ori­gi­nal”. Eso, sin du­da, es su se­llo.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.