COM­PRO­ME­TI­DA CON LA CAU­SA

Gente Caribe - - Protagonis­ta -

aquí, nun­ca en mi vi­da ha­bía sa­bi­do que te­nía­mos un ani­mal tan im­por­tan­te co­mo el ti­tí, que era un pa­tri­mo­nio del Ca­ri­be. Eso me impresionó mu­cho y me mo­ti­vó a ha­cer al­go al res­pec­to”, di­ce la ar­qui­tec­ta que de­jó atrás su pro­fe­sión –e in­clu­so la di­rec­ción del Zoo­ló­gi­co, en 2008– para de­di­car­se de lleno a pro­te­ger el ti­tí.

Hoy Ro­sa­mi­ra es la en­car­ga­da de ges­tio­nar los fon­dos para Pro­yec­to Ti­tí, pe­ro una o dos ve­ces por se­ma­na cam­bia su ofi­ci­na por los “pe­da­ci­tos de bos­que que le que­dan a es­ta es­pe­cie” para vi­si­tar a los ani­ma­les o re­unir­se con las co­mu­ni­da­des ale­da­ñas que, po­co a po­co, se unen a es­ta bo­ni­ta la­bor.

Y es que en to­tal son cua­tro los pi­la­res bá­si­cos en los que tra­ba­ja es­ta fun­da­ción. En pri­mer lu­gar es­tá la in­ves­ti­ga­ción cien­tí­fi­ca, para ello los bió­lo­gos per­ma­ne­cen en los bos­ques de San­ta Ca­ta­li­na y San Juan Ne­po­mu­ceno (am­bos, mu­ni­ci­pios de Bo­lí­var) es­tu­dian­do la es­pe­cie. El se­gun­do pilar es la crea­ción de áreas pro­te­gi­das, para tra­tar de con­tra­rres­tar la ma­yor ame­na­za que tie­ne el ti­tí: la pér­di­da de bos­que.

“Has­ta aho­ra he­mos lo­gra­do la crea­ción de más de 1.800 hec­tá­reas de bos­ques en tres áreas pro­te­gi­das: Los Ro­sa­les (Atlán­ti­co), con ayu­da de la CRA; Cei­bal (Bo­lí­var), con Car­di­que, y Los Ti­tíes de San Juan, nues­tra pro­pia re­ser­va en San Juan Ne­po­mu­ceno (Bo­lí­var), don­de vol­vi­mos por­que el Pro­ce­so de Paz lo ha per­mi­ti­do”, ex­pli­ca Ro­sa­mi­ra.

Al ter­cer pilar per­te­ne­cen los pro­gra­mas de edu­ca­ción am­bien­tal que se desa­rro­llan en las es­cue­las cer­ca­nas al bos­que, para ayu­dar­les a los ni­ños a cam­biar sus há­bi­tos por unos que le apor­ten a la con­ser­va­ción de es­ta es­pe­cie. Fi­nal­men­te, el cuar­to pilar es el tra­ba­jo co­mu­ni­ta­rio. “La gen­te ca­za a los ti­tíes y cor­ta los ár­bo­les co­mo un me­dio de in­gre­so, así que nues­tro pro­pó­si­to es re­em­pla­zar esos in­gre­sos por otros sos­te­ni­bles. Para ello te­ne­mos va­rios pro­yec­tos, sien­do el de las eco­mo­chi­las el más co­no­ci­do, en el que un gru­po de ar­te­sa­nas te­jen mo­chi­las en cro­ché con bol­sas plás­ti­cas. A es­to se le han su­ma­do di­se­ña­do­ras de la ta­lla de Judy Haz­bún y Francesca Mi­ran­da, quie­nes han tra­ba­ja­do sus úl­ti­mos di­se­ños con es­tas ar­te­sa­nas y la metodologí­a del re­ci­cla­je”, di­ce Ro­sa­mi­ra.

De es­ta for­ma es co­mo An­ne y Ro­sa­mi­ra día a día lu­chan por­que pron­to se mul­ti­pli­quen los es­ca­sos sie­te mil ti­tíes ca­be­ci­blan­cos que exis­ten en ape­nas el 2% de lo que que­da del bos­que en nues­tro Ca­ri­be.

“Yo soy muy op­ti­mis­ta. Cuan­do lle­go a Ba­rran­qui­lla mu­chos ya co­no­cen al ti­tí y me sien­to or­gu­llo­sa por ha­ber con­tri­bui­do en eso. Ten­go con­fian­za en que va a ha­ber ti­tíes en el fu­tu­ro”, con­clu­ye An­ne. GC

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.