Los días en que Jorge Ren­gi­fo com­ba­tió al ‘co­man­dan­te’ Chá­vez

A sus 28 años es­te ba­rran­qui­lle­ro ha ac­tua­do en seis pe­lí­cu­las. Re­cien­te­men­te par­ti­ci­pó en va­rios ca­pí­tu­los de la se­rie ‘El Co­man­dan­te’, en la que tu­vo un rol an­ta­gó­ni­co. Fren­te a la cá­ma­ra afir­ma sen­tir­se “co­mo pez en el agua”.

Gente Caribe - - Sin Photoshop - TEX­TO Sa­ji­ra Aduen Jiménez FOTOS Cé­sar Bo­lí­var

Con so­lo 15 años Jorge Ren­gi­fo ya sa­bía que que­ría ser ac­tor. La jo­ven pro­me­sa del sép­ti­mo ar­te, cria­do en las en­tra­ñas de uno de los ba­rrios más po­pu­la­res de Ba­rran­qui­lla, la Ciu­da­de­la, se abre ca­mino en el ci­ne y la te­le­vi­sión co­lom­bia­na.

He­ri­das, ro­da­da en 2006; Erin­nia, en 2009; Hom­bres a la car­ta, en 2011; A los 18, en 2014; Em­pe­ra y la Ne­ve­ra y El lla­ma­do, en 2015, son las pe­lí­cu­las que has­ta el mo­men­to hacen par­te de la ho­ja de vi­da del ac­tor y res­pal­dan sin du­da su ex­pe­rien­cia en es­te ofi­cio.

Su ca­mino no ha si­do sen­ci­llo. Para lle­gar a ser co­pro­ta­go­nis­ta y per­te­ne­cer al re­par­to de cin­co films, a sus 28 años, Jorge en prin­ci­pio tu­vo que ex­pli­car­les una y otra vez a sus pa­dres, fa­mi­lia y ami­gos que lo su­yo no era la In­ge­nie­ría, el De­re­cho ni la Me­di­ci­na.

Ter­mi­nó su ba­chi­lle­ra­to e in­gre­só a es­tu­diar Ar­tes Es­cé­ni­cas y Di­rec­ción de Tea­tro en la Aca­de­mia de Ar­te y Cul­tu­ra del Ca­ri­be, al mis­mo tiem­po que Di­rec­ción y Pro­duc­ción de Ra­dio y Te­le­vi­sión en la uni­ver­si­dad Au­tó­no­ma del Ca­ri­be. Lue­go se fue a ‘pro­bar suer­te’ a Bo­go­tá co­mo lo hacen mi­les de co­lom­bia­nos. “Las co­sas se me han da­do len­ta­men­te des­de que em­pe­cé mi ca­rre­ra, pe­ro lo que he he­cho ha te­ni­do re­per­cu­sión. Me he lle­na­do de mu­cha pa­cien­cia, por­que aun­que los per­so­na­jes han si­do cor­tos, tie­nen un uni­ver­so”, cuen­ta Jorge.

EL CI­NE. El sal­to a la pan­ta­lla gran­de lo dio a sus 17 años en la cin­ta He­ri­das, que co­pro­ta­go­ni­zó jun­to al ac­tor Mar­lon Mo­reno. En esa pe­lí­cu­la per­so­ni­fi­có a un ni­ño que es obli­ga­do a per­te­ne­cer a las fi­las de la gue­rri­lla y que su­fre el fla­ge­lo de la vio­len­cia al in­te­rior de la sel­va co­lom­bia­na. Para él, es­te pa­pel le per­mi­tió ex­pe­ri­men­tar en el mun­do de la ac­tua­ción. “Le pu­de ha­cer pro­pues­tas al per­so­na­je, co­sa que no se pue­de ha­cer mu­cho en te­le­vi­sión”.

Gra­cias a es­te pri­mer en­cuen­tro con la pan­ta­lla gran­de, tres años des­pués el ba­rran­qui­lle­ro hi­zo par­te del re­par­to de Erin­nia.

En 2011 le dio vi­da a un ho­mo­se­xual con­flic­ti­vo en Hom­bres a la car­ta, una his­to­ria en la que ca­da per­so­na­je po­ne en aprie­tos a la pro­ta­go­nis­ta al lle­var­le un con­flic­to en par­ti­cu­lar. Su per­so­na­je le per­mi­tió ex­plo­rar aún más en su tra­ba­jo y su ar­te, pues de­bió su­bir de pe­so e in­terio­ri­zar una per­so­na­li­dad dis­tin­ta a la su­ya, ade­más que pu­do com­par­tir es­ce­nas con cer­ca de 60 ac­to­res pro­fe­sio- na­les que par­ti­ci­pa­ron en la cin­ta.

La pe­lí­cu­la fue es­cri­ta por So­lanny Val­de­la­mar, di­ri­gi­da por Derby Ar­bo­le­da y se es­tre­nó en 2014 en el Ci­ne­ma Vi­lla­ge de Nue­va York. Aún no se pro­yec­ta en Co­lom­bia.

En 2015 per­so­ni­fi­ca a un hom­bre que se le “mete el es­pí­ri­tu de Mo­zart” en Em­pe­ra y la ne­ve­ra, di­ri­gi­da por el cineasta su­cre­ño En­sun­cho de la Bár­ce­na. “Fue muy emo­cio­nan­te por­que para mí fue un re­to. Cuan­do se lo­gra el ni­vel, hay una gra­ti­fi­ca­ción por el de­ber cum­pli­do”. Ese mis­mo año gra­ba la pe­lí­cu­la El lla­ma­do, y pos­te­rior­men­te es con­tac­ta­do para ac­tuar en te­le­vi­sión.

LA TE­LE­VI­SIÓN. En la pan­ta­lla chi­ca, el ac­tor tu­vo una re­cien­te par­ti­ci­pa­ción en la se­rie El co­man­dan­te, que re­la­ta la his­to­ria del pre­si­den­te ve­ne­zo­lano, Hugo Chá­vez. En la pro­duc­ción Jorge en­car­nó a un ‘ma­lan­dro’(co­mo son lla­ma­dos los jó­ve­nes que co­me­ten ro­bos y ac­tos de­lic­ti­vos en Ve­ne­zue­la), per­so­na­je de seis epi­so­dios que lle­gó a po­ner­le un po­co de ac­ción a la se­rie. “Yuck­son (nom­bre del per­so­na­je) re­cu­pe­ró el ra­ting y la aten­ción del te­le­vi­den­te por­que le dio un vuel­co a la par­te an­ta­gó­ni­ca de la his­to­ria”, ex­pre­sa.

Para es­ta se­rie, cuen­ta Jorge, se pre­pa­ró con un coaching ac­to­ral y de acen­to para mar­car el ve­ne­zo­lano, in­ten­tó ca­rac­te­ri­zar a su per­so­na­je y apor­tar frases y jer­gas a los li­bre­tos, pe­ro no se lo per­mi­tie­ron. “Por ser muy co­mer­cial y trans­mi­ti­da en un ho­ra­rio fa­mi­liar, en te­le­vi­sión cor­tan mu­cho las alas, con­tra­rio a lo que pa­sa en el ci­ne”.

Jorge con­ti­núa es­tu­dian­do y pre­pa­rán­do­se para con­quis­tar el ci­ne de Es­pa­ña y la te­le­vi­sión in­ter­na­cio­nal, es­pe­cí­fi­ca­men­te la de Es­ta­dos Uni­dos. La con­fian­za en sí mis­mo le ha lle­va­do a nu­trir su re­el y con­ti­nuar co­se­chan­do el ca­mino en es­te ofi­cio.

Le gus­ta el dra­ma y la tra­ge­dia, no va­ci­la en de­cir que si se tie­ne que lle­var su ma­le­ta car­ga­da de ex­pe­rien­cia a otro país o con­ti­nen­te, no lo pen­sa­ría dos ve­ces. “El que tie­ne fe en sí mis­mo no ne­ce­si­ta que los de­más crean en él. Si fue­ra así, ya me hu­bie­se frus­tra­do y re­ti­ra­do ha­ce tiem­po. To­do lle­ga en su mo­men­to”, fi­na­li­za. GC

EL MER­CA­DO LA­BO­RAL... “En Co­lom­bia y La­ti­noa­mé­ri­ca no hay mu­chas opor­tu­ni­da­des para los ac­to­res”.

El ac­tor po­sa para el len­te de la re­vis­ta Gen­te Ca­ri­be al ai­re libre, cer­ca al em­ble­má­ti­co par­que Los Fun­da­do­res, en su ciu­dad na­tal.

Jorge quie­re con­quis­tar el ci­ne de Es­pa­ña y la te­le­vi­sión de los Es­ta­dos Uni­dos.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.