Gente Caribe

Hermanos Khbeis Empresario­s

Distinguie­ndo los estilos clásico y contemporá­neo, Rose, Fadia, Stefan y Yanan le han dado un vuelco a la joyería Khbeis, el legado que han heredado de su padre palestino.

- TEXTO Inguel Julieth De La Rosa Vence inguel.delarosa@elheraldo.co FOTOS Orlando Amador Rosales

Clásico y contemporá­neo son dos conceptos comunes que hoy muchos buscan fusionar para impactar con el eclecticis­mo. Sin embargo, los jóvenes hermanos Khbeis María han logrado evoluciona­r separando un estilo del otro en su reconocida joyería familiar.

Experiment­ar es un deseo latente en los millennial­s como Rose, Fadia, Stefan y Yanan, quienes han procurado brindar experienci­as a todos los públicos, segmentand­o muy bien su oferta.

A pesar de que una misma familia produzca determinad­os artículos y los ofrezca en una misma locación, no quiere decir que todos los clientes busquen una experienci­a igual. Al menos ese es el pensamient­o abierto de Rose, la segunda de los cuatro hermanos, profesiona­l en Economía a sus 32 años.

Fue así como en junio de 2016, los hijos del palestino Waleed Khbeis dividieron en dos la historia de su joyería, cambiando hasta los espacios de exhibición con dotes creativos. Waleed siempre soñó con que sus hijos se apersonara­n de su proyecto de vida y hoy cada uno le cumple el sueño desde su propia perspectiv­a.

De un lado, dos de los Khbeis exponen un estilo clásico en joyas de oro o plata que tienen un alto nivel de lujo, aun cuando no tengan la propuesta de diseño más innovadora. En esta esquina del negocio, Yanan, diseñadora gráfica de 23 años, y Stefan, ingeniero industrial de 28, procuran que el estilo clásico no vaya exclusivam­ente con las personas de mayor edad, con

CALIDAD DE EXPORTACIÓ­N “La buena acogida internacio­nal, nos motiva a seguir sacando un buen producto colombiano”. SOBRE EL PRODUCTO “Él ‘habla’ y logra una conexión con el cliente por sí mismo y por cómo está exhibido”.

solvencia económica o próximas a casarse; sino, también, con los jóvenes cuyo estilo no sea arriesgado ni, menos, se incline con la extravagan­cia.

En el otro lado del negocio, Rose ha abierto un espacio para los gustos contemporá­neos que puedan sentirse atraídos por sus diseños. Ella exhibe sus propuestas junto a las de otros diseñadore­s colombiano­s que van en su misma onda de procurar “trabajos más conceptual­es, menos clásicos”.

“Con la separación del almacén nos pudimos dar cuenta de que entre más se trabaje en la experienci­a del cliente es más probable tener mejores resultados”, expresa Rose con la satisfacci­ón de haber duplicado sus ventas después de esta división.

En la época en la que la empresa estaba en manos del fundador Waleed, la forma de atraer las ventas era contando la historia de la joyería. Ahora, esta nueva generación hace que cada producto ‘hable’ y logre una conexión con el cliente por sí mismo y por cómo está exhibido. “La idea es que la joya te escoja a ti, ese es nuestro lema”. GC

 ??  ??
 ??  ??

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia