Ed­gar­do Ja­ra­mi­llo y Ga­briel Otá­lo­ra

Es­tos ba­rran­qui­lle­ros tra­ba­jan jun­tos por la em­pre­sa Pa­la­da­res. En la ac­tua­li­dad ofre­cen al­muer­zos eje­cu­ti­vos y re­fri­ge­rios. Tam­bién brin­dan el ser­vi­cio de ‘buf­fet’ a em­pre­sas. La mi­sión de los dos es de­lei­tar el pa­la­dar del tra­ba­ja­dor.

Gente Caribe - - Índice - TEX­TO Lo­rai­ne Obre­gón Do­na­do Ins­ta­gram: @lo­re013 FOTOS Orlando Ama­dor Ro­sa­les

En el pi­so nú­me­ro 15, sen­ta­dos en un si­llón, de es­pal­da a la pa­no­rá­mi­ca de Ba­rran­qui­lla es­ta­ban Ga­briel Otá­lo­ra y Ed­gar­do Ja­ra­mi­llo.

A dos me­tros de dis­tan­cia, los ba­rran­qui­lle­ros em­pe­za­ron a con­tar el gé­ne­sis y el pre­sen­te de su em­pre­sa lla­ma­da Pa­la­da­res, de­di­ca­da a la dis­tri­bu­ción de al­muer­zos eje­cu­ti­vos y re­fri­ge­rios.

Otá­lo­ra, quien cuen­ta con 25 años y cur­sa úl­ti­mo se­mes­tre de Ad­mi­nis­tra­ción de Em­pre­sas, to­mó la palabra y di­jo que Pa­la­da­res em­pe­zó cuan­do asis­tía a che­queos de su ro­di­lla en la clí­ni­ca Por­toa­zul.

“El mé­di­co me co­men­tó que no ha­bía lu­gar pa­ra que los em­plea­dos al­mor­za­ran, por lo que sem­bró en mí una in­quie­tud. Lue­go, me reuní con mi ami­go Ed­gar­do y le pro­pu­se crear un res­tau­ran­te en la Clí­ni­ca”, in­di­có.

Ed­gar­do Ja­ra­mi­llo, con 25 años y egre­sa­do de Ad­mi­nis­tra­ción de Em­pre­sas y Mer­ca­deo, ma­ni­fes­tó que al es­cu­char la idea, es­ta fue de su agra­do, de mo­do que de­ci­dió ‘em­bar­car­se en el bus’ y rea­li­zar un es­tu­dio de mer­ca­do.

Agre­gó que los ha­llaz­gos de la in­ves­ti­ga­ción arro­ja­ron que no era via­ble con­so­li­dar un res­tau­ran­te en la Por­toa­zul, pe­ro, que­dó la­ten­te la pro­ble­má­ti­ca que ha­bía iden­ti­fi­ca­do Ga­briel. Por tal ra­zón, acor­da­ron lan­zar una lí­nea de pro­duc­tos que so­lu­cio­na­ra los al­muer­zos de cual­quier em­pre­sa.

Ja­ra­mi­llo ma­ni­fes­tó que fue ne­ce­sa­rio to­mar un año pa­ra rea­li­zar reunio­nes y asig­na­cio­nes de ta­reas, di­ri­gi­das a la ma­te­ria­li­za­ción de la em­pre­sa.

Pa­ra el 28 de no­viem­bre de 2016, los dos re­la­ta­ron que se lan­za­ron al rue­do, ofre­cién­do­les sus ser­vi­cios a los em­plea­dos del Cen­tro Co­mer­cial Gran Bou­le­vard. Se­ña­la­ron que pa­ra ha­cer reali­dad es­te sue­ño, fue ne­ce­sa­rio em­plear los aho­rros de los dos.

“Al prin­ci­pio vi­vi­mos un pe­rio­do de prue­ba y error. Du­ran­te las pri­me­ras tres se­ma­nas nos to­có me­ter­nos a la co­ci­na, em­pa­car y re­par­tir los al­muer­zos. Co­mo to­do, tu­vi­mos erro­res des­de el personal has­ta en los tiem­pos, pe­ro fui­mos ajus­tan­do to­do”, ma­ni­fes­tó Ga­briel Otá­lo­ra en­tre son­ri­sas.

El nom­bre Pa­la­da­res sur­gió, se­gún Otá­lo­ra, gra­cias a que Ed­gar­do Ja­ra­mi­llo tu­vo la opor­tu­ni­dad de via­jar a Cu­ba, don­de los res­tau­ran­tes en ca­sas son lla­ma­dos “pa­la­da­res”. Tal de­no­mi­na­ción les re­sul­tó atrac­ti­va y de­ci­die­ron dis­tin­guir su ne­go­cio así, co­mo “un lu­gar ca­se­ro, de buen gus­to y bue­na sa­zón”.

CON­SO­LI­DA­CIÓN DE LA EM­PRE­SA. Ja­ra­mi­llo ex­pre­só que, “en el mer­ca­do hay competenci­a, po­dría de­cir que el 90% son ne­go­cios in­for­ma­les. Por tan­to, lle- ga­mos al mer­ca­do con una pro­pues­ta di­fe­ren­te, en­fo­cán­do­nos en la ca­li­dad de la co­mi­da, ba­sán­do­nos en nues­tros pro­vee­do­res y en la va­rie­dad del me­nú”.

Otá­lo­ra ex­pli­có que uno de sus plus es la pla­ta­for­ma vir­tual pa­la­da­res co­lom­bia. com.co, me­dian­te la cual el clien­te rea­li­za su pe­di­do y ve­ri­fi­ca el me­nú se­ma­nal, con­for­ma­do por dos op­cio­nes de pro­teí­nas dia­rias, dos car­bohi­dra­tos, so­pa, le­gum­bres y be­bi­da.

Ade­más, ase­gu­ra­ron que ofre­cen pla­tos ca­ri­be­ños, fu­sio­na­dos con in­gre­dien­tes de otros paí­ses, lo que le da un to­que in­no­va­dor, sin perder la esen­cia de la gas­tro­no­mía de la cos­ta. Ja­ra­mi­llo tam­bién ex­pli­có que en la ac­tua­li­dad, la em­pre­sa es­tá le­gal­men­te cons­ti­tui­da y se han ex­pan­di­do por­que han to­ca­do las puer­tas de em­pre­sas en la ciu­dad.

“Los dos es­ta­mos com­pro­me­ti­dos con el ne­go­cio. Nues­tra la­bor em­pie­za des­de el mo­men­to que re­ci­bi­mos el pe­di­do y ter­mi­na cuan­do lo des­pa­cha­mos. Tam­bién pro­ba­mos dia­ria­men­te to­dos los com­po­nen­tes de los pla­tos pa­ra ase­gu­rar­nos de que lo que ofre­ce­mos es­tá bien he­cho y tie­ne bue­na sa­zón. Ade­más, ha­ce cua­tro me­ses lan­za­mos el ser­vi­cio de buf­fet pa­ra em­pre­sas y ahí va­mos”, dio a co­no­cer Otá­lo­ra.

Se­ña­la­ron que pa­ra los en­víos re­cu­rren a em­pre­sas cer­ti­fi­ca­das en el tras­la­do de ali­men­tos y be­bi­das.

Ade­más, cuen­tan con tres per­so­nas en co­ci­na (chef eje­cu­ti­vos y co­ci­ne­ros), un con­ta­dor, je­fe de com­pras y coor­di­na­do­res de ali­men­tos y be­bi­das.

En el pre­sen­te, les dis­tri­bu­yen al­muer­zos a al­re­de­dor de 200 clien­tes que ha­cen par­te de 15 em­pre­sas en Ba­rran­qui­lla. GC

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.