“El es­ti­lo de la rei­na de­be re­fle­jar­se en ca­da pues­ta en es­ce­na”

Ha­ce ocho años, Pe­dro Gar­cía Alvarado asu­mió el re­to de con­ver­tir­se en el co­reó­gra­fo y pre­pa­ra­dor per­so­nal de va­rias so­be­ra­nas del Car­na­val de Barranquil­la. Hoy, cuen­ta de­ta­lles de es­ta ex­pe­rien­cia.

Gente Caribe - - Sin Photoshop - TEX­TO Da­nie­la Murillo Pi­ni­lla @Da­nie­la­mu ri­llop FOTOS Cé­sar Bolívar

En el 2010, cuan­do Gi­se­lle La­cou­tu­re Pa­ci­ni fue ele­gi­da co­mo la rei­na del Car­na­val de Barranquil­la, el bai­la­rín pro­fe­sio­nal Pe­dro Gar­cía Alvarado tu­vo su pri­mer acer­ca­mien­to al pro­ce­so de pre­pa­ra­ción de es­tas so­be­ra­nas.

“Des­de que es­ta­ba en el co­le­gio, Pe­dro Díaz fue mi pro­fe­sor de bai­le. Cuan­do me gra­dué, él em­pe­zó a tra­ba­jar de la mano con Ro­san­na Lig­na­ro­lo y me lle­vó don­de ella pa­ra que yo pu­die­ra re­ci­bir cla­ses de ba­llet y dan­za con­tem­po­rá­nea. En el 2010, es­co­gen a Pe­dro co­mo el en­car­ga­do de mon­tar la Lec­tu­ra del Ban­do y fue en ese mo­men­to cuan­do em­pe­zó to­da es­ta aventura que hoy ya tie­ne ocho años”, con­tó Gar­cía.

Aun­que en el 2014 se gra­duó co­mo ad­mi­nis­tra­dor de em­pre­sas de la Uni­ver­si­dad Au­tó­no­ma del Ca­ri­be, Pe­dro con­fie­sa que la dan­za siem­pre ha si­do su “verdadera pa­sión”.

“Cuan­do es­ta­ba es­tu­dian­do mi ca­rre­ra pro­fe­sio­nal, siem­pre pro­cu­ra­ba al­ter­nar las cla­ses con los en­sa­yos de bai­le. Con Gi­se­lle —la pri­me­ra rei­na con la que tra­ba­jé— tam­bién de­di­ca­ba gran par­te de mi día pa­ra ir a su ca­sa, en­se­ñar­le las co­reo­gra­fías y los rit­mos que bai­la­ría en el Ban­do. Ella siem­pre se ha ca­rac­te­ri­za­do por ser una mu­jer des­pam­pa­nan­te y con una ac­ti­tud muy po­si­ti­va, eso hi­zo que con ella to­do el pro­ce­so fue­ra ma­ra­vi­llo­so”, ex­pli­có.

Lue­go de es­ta pri­me­ra ex­pe­rien­cia, es­te ba­rran­qui­lle­ro agre­ga que las so­be­ra­nas lo fue­ron re­co­men­dan­do año tras año.

“Hoy día, ya he tra­ba­ja­do con las rei­nas Mar­ce­la Dá­vi­la, en el 2011, An­drea Jaramillo, en el 2012, Ma­qui Diaz­gra­na­dos, en el 2014, Cristina Fel­fle, en el 2015, Mar­ce­la Gar­cía, en el 2016, Step­ha­nie Men­do­za, en el 2017, y es­te año, con Va­le­ria Abu­chai­be, con quien en­sa­ya­mos y prac­ti­ca­mos fuer­te­men­te pa­ra los espectácul­os de co­ro­na­ción y Lec­tu­ra del Ban­do”, agre­gó.

De acuer­do con Gar­cía, ca­da so­be­ra­na ma­ne­ja un es­ti­lo y una per­so­na­li­dad dis­tin­ta que “de­be re­fle­jar­se en el es­ce­na­rio en ca­da pues­ta en es­ce­na”.

Aña­de que, en ca­da cla­se, lo ideal es “ir de­ter­mi­nan­do los rit­mos que me­jor le favorecen a ca­da rei­na pa­ra que pue­dan lu­cir­se y sa­car ven­ta­ja de es­tos mo­vi­mien­tos”.

“An­tes de ini­ciar una co­reo­gra­fía, lo que ha­go con ellas es ha­cer una cla­se de bai­le li­bre. En es­te mo­men­to es cuan­do me en­car­go de ver las for­ta­le­zas de ca­da una, pues ellas no bai­lan de la mis­ma ma­ne­ra y tie­nen afi­ni­dad ha­cia dan­zas dis­tin­tas. Por lo ge­ne­ral, cuan­do les mues­tro los pa­sos, ellas tam­bién opi­nan cua­les son los pa­sos con los que se sien­ten más có­mo­das”, ma­ni­fes­tó.

Cuan­do se acer­can los días de las pre­sen­ta­cio­nes y des­fi­les, Pe­dro es­ta­ble­ce que las rei­nas sue­len atra­ve­sar por mo­men­tos de “ten­sión, an­sie­dad, pe­leas y lá­gri­mas”.

“Los es­pec­ta­do­res de­ben en­ten­der que el tra­ba­jo de una so­be­ra­na de las car­nes­to­len­das no es fá­cil y que no se pue­de juz­gar por las apa­rien­cias. Son seis me­ses en los que ellas tra­ba­jan de una ma­ne­ra con­ti­nua por un com­pro­mi­so que tie­nen con la ciu­dad (…) La idea es su­pe­rar­se ca­da año, si el año pa­sa­do fue un rei­na­do lin­do, el del año si­guien­te tie­ne que ser es­pec­ta­cu­lar”, afir­mó Gar­cía.

Pa­ra Pe­dro, exis­ten dos cla­ves in­dis­pen­sa­bles pa­ra te­ner “pues­tas en es­ce­na exi­to­sas”: la crea­ti­vi­dad, el te­ner la ca­pa­ci­dad de idear pro­pues­tas que sean in­no­va­do­ras pa­ra la au­dien­cia, y la dis­ci­pli­na, que se re­pre­sen­ta en la cons­tan­cia y la ca­pa­ci­dad de dis­tri­buir apro­pia­da­men­te los ho­ra­rios de en­sa­yos y com­pro­mi­sos.

Pre­ci­sa­men­te, es­tas dos ba­ses son las que ha apli­ca­do en el rei­na­do de la so­be­ra­na Va­le­ria Abu­chai­be, con quien cons­tan­te­men­te dis­fru­ta bailar sal­sa y asis­tir a cur­sos de es­te bai­le.

“Más que mi pre­pa­ra­dor y co­reó­gra­fo, Pe­dro es un ex­ce­len­te ami­go y per­so­na. Es mi pa­re­jo sal­se­ro y con quien ten­go pla­nea­do via­jar a Ca­li, pa­ra to­mar jun­tos otro cur­so de sal­sa, que es una de nues­tras pa­sio­nes”, con­tó Va­le­ria.

En la ac­tua­li­dad, Pe­dro Gar­cía es­pe­ra po­der con­ti­nuar tra­ba­jan­do en la pre­pa­ra­ción de las pró­xi­mas rei­nas del Car­na­val, ca­pi­ta­nas de com­par­sas del Country Club y rei­nas de em­pre­sas y co­le­gios.

“Aun­que ten­go po­co tiem­po pa­ra des­can­sar, yo dis­fru­to mi tra­ba­jo y me mo­ti­va le­van­tar­me to­dos los días sa­bien­do que voy a tra­ba­jar con per­so­nas en­tre­ga­das y com­pro­me­ti­das”, con­fe­só. GC

En su tiem­po li­bre, Pe­dro dis­fru­ta ir al gim­na­sio, ha­cer na­ta­ción, yo­ga, gim­na­sia y ba­llet.

Mar­ce­la Gar­cía, Mar­ce­la Dá­vi­la, Ma­qui Diaz­gra­na­dos y An­drea Jaramillo son al­gu­nas de las rei­nas del Car­na­val con las que Pe­dro Gar­cía ha tra­ba­ja­do.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.