Va­nes­sa Ver­ga­ra Ex­per­ta en ma­qui­lla­je

Va­nes­sa Ver­ga­ra es ba­rran­qui­lle­ra, ase­so­ra de imagen, ‘personal shop­per’ y es­ti­lis­ta. Hoy com­par­te al­gu­nas de sus téc­ni­cas y da opi­nio­nes sobre el ma­ne­jo del ma­qui­lla­je en la ciu­dad, una ac­ti­vi­dad que pa­ra ella “es­tá de mo­da”.

Gente Caribe - - Índice - TEX­TO Da­nie­la Fer­nán­dez Co­mas @da­nie­la­fer­co FO­TOS Luis Ro­drí­guez Le­za­ma

Ha­blar con Va­nes­sa Ver­ga­ra es sol­tar ri­sas con ca­da fra­se que di­ce. Es ale­gre, ri­sue­ña, di­ver­ti­da, pe­ro si de al­go sa­be en de­ta­lle, es de ma­qui­lla­je.

Ma­qui­llar es su vi­da, su día a día. Fue un amor, co­mo di­cen por ahí, “a pri­me­ra vis­ta”.

“Es­ta­ba es­tu­dian­do Pro­duc­ción de mo­das y Ase­so­ra­mien­to de imagen. Ahí vi al­go de ma­qui­lla­je que en­se­gui­da me lla­mó la atención”, re­cuer­da.

Es­tos es­tu­dios los reali­zó en Bue­nos Ai­res, Ar­gen­ti­na. Allí ob­tu­vo su tí­tu­lo co­mo ma­qui­lla­do­ra pro­fe­sio­nal, pe­ro eso no fue su­fi­cien­te pa­ra ella. Que­ría más, así que hi­zo ma­le­tas y arran­có pa­ra Nue­va York.

En la Gran Man­za­na vol­vió a es­tu­diar Ase­so­ra­mien­to de imagen, co­mo di­plo­ma­do, has­ta que lle­gó a Ma­ke up fo­re­ver, re­co­no­ci­da mar­ca de pro­duc­tos cos­mé­ti­cos al­re­de­dor del mun­do, don­de apren­dió de cer­ca el ma­ne­jo de ellos en el ros­tro, es­pe­cial­men­te en la piel. Allí en­ten­dió que “la piel es lo más im­por­tan­te en un ma­qui­lla­je, nun­ca de­be ser acar­to­na­da”.

Su pa­so por la ca­pi­tal del mun­do la re­di­rec­cio­nó a Ba­rran­qui­lla, no sin an­tes vol­ver a ha­cer otro cur­so. Esa vez fue en Me­de­llín, con un ex­per­to en arre­glar ar­tis­tas. Rec­ti­fi­có las téc­ni­cas en la piel, pre­via­men­te apren­di­das, por eso no du­dó en abrir su pro­pio es­tu­dio, en su ciu­dad na­tal, ha­ce tres años.

Ya ra­di­ca­da en la Are­no­sa, Va­nes­sa co­men­zó a for­jar su ca­mino, y a lle­nar su ca­sa de som­bras, pol­vos, ba­ses y más. Los ros­tros de sus ami­gas se con­vir­tie­ron en lien­zos pa­ra ella fo­guear­se, y des­cu­brir “to­do lo que no te en­se­ñan”.

“A ti te ex­pli­can có­mo ma­qui­llar un ojo, por ejem­plo, pe­ro por mu­cho que uno es­tu­die es has­ta que tú lo prac­ti­cas que se apren­de”, admite. Hoy di­ce que ma­qui­llar ojos fue su ma­yor re­to, pe­ro aho­ra so­lo los ob­ser­va y ya sa­be qué tie­ne que ha­cer.

En­tre sus tips más im­por­tan­tes, y que más re­cal­ca, es­tá el he­cho de te­ner cla­ro la ca­ra de ca­da per­so­na, pues “to­das son di­fe­ren­tes”, ex­pli­can­do que es de acuer­do a los ras­gos que se pro­ce­de a pin­tar.

“Al­guien con fac­cio­nes fuer­tes, con mu­chas pes­ta­ñas, mu­chas ce­jas, no su­gie­ro un smo­key eye por­que se ve­ría muy re­car­ga­do”, en­fa­ti­za.

SOBRE LAS TÉC­NI­CAS EN

BA­RRAN­QUI­LLA... “Las per­so­nas tie­nen que en­ten­der que no to­do les fun­cio­na, ca­da ojo es di­fe­ren­te”.

Su pa­sión por es­ta ac­ti­vi­dad la ha lle­va­do a tra­ba­jar con grandes di­se­ña­do­ras, co­mo Sil­via Tche­ras­si, Fran­ces­ca Mi­ran­da, en­tre otras. Tam­bién a ma­qui­llar per­so­na­li­da­des co­mo su pri­ma her­ma­na, So­fía Ver­ga­ra.

Su fuer­te son las se­sio­nes de fo­tos, por eso al­gu­nas de las Chi­cas Miér­co­les de EL HE­RAL­DO han pa­sa­do por sus crea­ti­vas ma­nos.

Es­ta ba­rran­qui­lle­ra de 30 años no pisa un sa­lón de be­lle­za “pa­ra na­da, so­lo pa­ra el cabello”. De he­cho, ella siem­pre ha­ce su pro­pio ma­qui­lla­je, así fue cuan­do se ca­só en Cu­ba. Pe­ro si tu­vie­ra que ele­gir a quién le pon­dría su ca­ra en­tre la can­ti­dad de ma­qui­lla­do­res que hay en la ciu­dad, di­ría “sin du­da, An­drea Bur­bano o Na­ta­lia Lu­que”.

Sa­be que la prác­ti­ca del ma­qui­lla­je ha si­do re­pli­ca­da de di­fe­ren­tes ma­ne­ras y por va­ria­das per­so­nas. Tie­ne pre­sen­te el am­plio mer­ca­do en Ba­rran­qui­lla, aplau­dien­do el tra­ba­jo que mu­chos lo­gran. Sin em­bar­go, con­fie­sa que así co­mo hay ta­len­to de so­bra, tam­bién es im­por­tan­te ca­pa­ci­tar­se.

“Hay mu­chos que no tie­nen el ta­len­to na­tu­ral y es ne­ce­sa­rio te­ner ba­ses y prin­ci­pios de la piel. La ver­dad es que el ma­qui­lla­je es pa­ra que al­guien se vea ra­dian­te, más jo­ven, y a ve­ces lo que ha­cen es que la clien­ta se vea más vie­ja”. GC

EL MER­CA­DO... “Hay per­so­nas con ta­len­to in­na­to, pe­ro tam­bién hay mu­chas que de­be­rían ca­pa­ci­tar­se más”.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.