Han Luis Ce­ra Mú­si­co

Ha­ce cua­tro años se mu­dó a In­gla­te­rra, don­de ha­ce rock ex­pe­ri­men­tal con su ban­da Mu­tant Thoughts. Con sus raí­ces cos­te­ñas ase­gu­ra que siem­pre in­ten­ta lle­var la fres­cu­ra de su tie­rra a la es­ce­na mu­si­cal in­gle­sa.

Gente Caribe - - Índice - TEX­TO Da­nie­la Fer­nán­dez Comas FO­TOS Jhon Robledo y archivo par­ti­cu­lar

Las me­lo­días de Ra­diohead y Pink Floyd, en­tre otras agru­pa­cio­nes roc­ke­ras, se­du­je­ron los oí­dos de Han Luis Ce­ra ha­ce más de dos dé­ca­das. Po­co ima­gi­nó que tiem­po des­pués de ha­ber es­cu­cha­do por pri­me­ra vez a es­tas ban­das, él tam­bién crea­ría una pro­pia.

Han cur­só Ar­qui­tec­tu­ra en la Uni­ver­si­dad del Atlán­ti­co en un mo­men­to en el que la si­tua­ción eco­nó­mi­ca de su fa­mi­lia no era la me­jor.

En 2001 de­ci­de ha­cer sus ma­le­tas y bus­car me­jor ca­li­dad de vi­da en Ams­ter­dam, Ho­lan­da (Paí­ses Ba­jos). So­lo ha­bía cur­sa­do se­mes­tre y me­dio de la ca­rre­ra que lo cer­ti­fi­ca­ría co­mo ar­qui­tec­to, pe­ro él ya te­nía otro ca­mino por to­mar: ser mú­si­co.

En la ca­pi­tal de los Paí­ses Ba­jos, Han ate­rri­zó en el con­ser­va­to­rio mu­si­cal. Allí es­tu­dió In­ge­nie­ría de So­ni­do mien­tras tra­ba­ja­ba pa­ra com­prar ins­tru­men­tos. Sin em­bar­go, su es­tan­cia en es­te lu­gar se ha­cía ca­da vez más di­fí­cil.

“Me cos­ta­ba en­con­trar un buen tra­ba­jo y mon­tar un pro­yec­to mu­si­cal só­li­do, por eso ha­ce cua­tro años de­ci­dí ir­me a Bris­tol”, cuen­ta el ba­rran­qui­lle­ro. Y así fue. Vol­vió a em­pa­car con des­tino a In­gla­te­rra.

El país an­glo­sa­jón “tie­ne una his­to­ria de rock de muy bue­na ca­li­dad”, por eso Han de­ci­dió pro­bar suer­te allá, y aven­tu­rar­se en una ciu­dad pe­que­ña y tran­qui­la, pe­ro “con mu­cho mo­vi­mien­to mu­si­cal”.

Bris­tol es­tá a dos horas de Lon­dres, en el sur del país, ciu­dad en la que re­si­de y don­de co­men­zó a bus­car quién lo acom­pa­ña­ría en la rea­li­za­ción de su pro­yec­to. Hoy, con dos años de exis­ten­cia, ce­le­bra te­ner Mu­tant Thougts.

“Pen­sa­mien­tos Mu­tan­tes es una ban­da de rock crea­da jun­to con dos in­gle­ses, Jos­hua Len­nox- Hil­ton, ba­jis­ta y se­gun­da voz, y Tom Pear­mai­ne, ba­te­ris­ta”.

SU APOR­TE ME­LÓ­DI­CO... “El rock de allá es de muy bue­na ca­li­dad, pe­ro muy rí­gi­do. No­so­tros tra­ta­mos de dar­le más flui­dez”.

Jun­tos ha­cen “rock ex­pe­ri­men­tal” pues al mo­men­to de in­ter­pre­tar sus can­cio­nes no uti­li­zan gui­ta­rras. El ba­jo, la ba­te­ría, el sin­te­ti­za­dor y la voz son su­fi­cien­tes pa­ra dar­le la flui­dez que quie­ren en sus tra­ba­jos.

“Uno en La­ti­noa­mé­ri­ca se acos­tum­bra a rit­mos más flui­dos, no tan rí­gi­dos, co­mo los de acá. Eso me gus­ta de la música la­ti­na, so­bre to­do la clá­si­ca, la de los 70 y 80”.

Es es­ta la ra­zón por la que el ba­rran­qui­lle­ro con­si­de­ra que le po­ne sa­zón a su música. Cre­ció con la sal­sa de Héctor La­voe, Ru­bén Bla­des y, por su­pues­to, Joe Arro­yo. En sus ra­tos li­bres los si­gue es­cu­chan­do. Así que no es ex­tra­ño ver esa in­fluen­cia en sus com­po­si­cio­nes, su­til­men­te. Co­mo di­ce Han, “so­lo un to­que pa­ra ver si los in­gle­ses se mue­ven un po­qui­to” (ri­sas).

“La me­ta de los mú­si­cos es que la gen­te se mue­va. Nues­tra in­fluen­cia es rítmica, y aun­que no usa­mos nin­gún ins­tru­men­to la­tino sí me gus­ta que ten­ga mo­vi­mien­to la música”, aña­de.

A es­to, Han ha­ce me­mo­ria de uno de sus tra­ba­jos. Tie­ne un LP que gra­bó en sep­tiem­bre, con una can­ción en la que se lo­gran iden­ti­fi­car los so­ni­dos de una tam­bo­ra y ma­ra­cas, esen­cia­les de la cum­bia. La bús­que­da del mo­vi­mien­to y la mez­cla de rit­mos es­tá pre­sen­te cons­tan­te­men­te.

Des­de ha­ce 10 años el mú­si­co no vi­si­ta­ba su ciu­dad. Es­pe­ra­ba po­der ve­nir en Na­vi­dad, pe­ro tu­vo que pos­ter­gar su via­je pa­ra una épo­ca no me­nos ale­gre: Car­na­val.

Dis­fru­tó de des­fi­les co­mo La Gua­cher­na, la Ba­ta­lla de Flores y la Gran pa­ra­da de Com­par­sas. Pa­seó por ciu­da­des cer­ca­nas, co­mo San­ta Mar­ta y se ma­ra­vi­lló con las pla­yas de La Gua­ji­ra.

En su pa­so por Ba­rran­qui­lla sa­có un tiem­po pa­ra las en­tre­vis­tas, pa­ra con­tar quién es, a qué se de­di­ca y qué es lo nue­vo que se trae en­tre ma­nos en la música.

Eso sí, no du­dó en de­cir que que­dó ma­ra­vi­lla­do, nue­va­men­te, por la cul­tu­ra, el cli­ma y la es­ce­na mu­si­cal de la ciu­dad. Afir­mó que “cre­ce im­pa­ra­ble­men­te” y que le da ener­gías pa­ra se­guir ade­lan­te en lo que se pro­po­ne a la dis­tan­cia. “Ca­da vez que ven­go siem­pre se me ocu­rren ideas nue­vas. Es un res­pi­ro, un mo­tor”.

A sus 35 años, Han Luis Ce­ra ha­ce rock “pa­ra to­dos”. Des­de per­so­nas de más de 50 años co­mo gen­te de 18 le si­guen el pa­so. Aún es­cu­cha sal­sa y su acento cos­te­ño no ha cam­bia­do. Di­ce que la música de su tie­rra “es­tá ca­da vez más ri­ca”, y eso es lo que in­ten­ta re­fle­jar con la su­ya, aho­ra des­de Bris­tol, In­gla­te­rra. “Le es­toy po­nien­do sa­zón al rock des­de allá”. GC

El roc­ke­ro ba­rran­qui­lle­ro no so­lo es aman­te de es­te gé­ne­ro mu­si­cal. Ad­mi­te que des­de pe­que­ño es­cu­cha sal­sa.

Han es el vo­ca­lis­ta de la ban­da. Tam­bién com­po­ne y to­ca el sin­te­ti­za­dor.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.