Bert­ha de Car­bo­nell Co­men­ta­ris­ta de­por­ti­va

Des­de ha­ce 23 años la ba­rran­qui­lle­ra ha­ce pe­rio­dis­mo de­por­ti­vo, de for­ma em­pí­ri­ca. To­dos los mar­tes con­du­ce el pro­gra­ma ‘Fút­bol so­lo fút­bol’ y ma­ni­fies­ta que el día que no ten­ga ‘ra­ting’ se apar­ta­rá y le ce­de­rá el pues­to a otro.

Gente Caribe - - Índice - TEX­TO Lo­rai­ne Obre­gón Do­na­do @soy­lo­rai­neo FO­TOS Or­lan­do Ama­dor Ro­sa­les

Acom­pa­ñar a sus pa­dres a cual­quier lu­gar, in­clu­so a en­cuen­tros de­por­ti­vos, le dio la opor­tu­ni­dad a la ba­rran­qui­lle­ra Bert­ha Be­ne­det­ti de Car­bo­nell de sen­tar­se des­de muy ni­ña en gra­das de es­ta­dios y apre­ciar par­ti­dos de fút­bol y béis­bol, en­tre otras dis­ci­pli­nas. Es­tos pri­me­ros acer­ca­mien­tos sem­bra­ron en ella un gus­to irre­ver­si­ble que la lle­vó a la­brar, de for­ma em­pí­ri­ca, su fu­tu­ro en el pe­rio­dis­mo de­por­ti­vo. Re­cuer­da que al asis­tir a su pri­mer par­ti­do de Ju­nior la fas­ci­na­ción fue ins­tan­tá­nea.

“Me gus­tan to­das las dis­ci­pli­nas de­por­ti­vas por­que mis pa­dres nos in­cul­ca­ron, tan­to a mis tres her­ma­nos co­mo a mí, que el de­por­te es di­ver­sión. Pe­ro el fút­bol me en­can­ta”.

Bert­hi­ca, co­mo es co­no­ci­da en el gre­mio de pe­rio­dis­tas, men­cio­na que pe­se a su afi­ción nun­ca pen­só de­di­car­le su vi­da al pe­rio­dis­mo de­por­ti­vo.

“Yo es­ta­ba en una reunión y es­cu­ché que Dia­na Cal­de­rón le pre­gun­tó a mi pri­mo Mi­guel, que te­nía una em­pre­sa de te­le­vi­sión lla­ma­da In­ge­nios Te­le­vi­sión, que ¿por qué no me con­tra­ta­ba pa­ra ha­cer un pro­gra­ma?, pues yo ha­bla­ba bas­tan­te y ella pen­sa­ba que atraía ca­da co­sa que de­cía. Él se mos­tró in­cré­du­lo, pe­ro ella le di­jo que me lo pro­pu­sie­ra, así que me hi­zo la pro­pues­ta. Lo du­dé pe­ro des­pués le di­je que yo apa­re­cía, siem­pre y cuan­do fue­ra un pro­gra­ma de­por­ti­vo. En se­gui­da me di­jo que no, por­que él con­si­de­ra­ba que ese ti­po de pro­gra­mas no te­nían adep­tos y no da­ban mu­cho di­ne­ro”.

An­te su res­pues­ta, Bert­hi­ca ase­gu­ra ha­ber­se man­te­ni­do fir­me con la idea de que de­bía ser un pro­gra­ma de fút­bol, así que su pri­mo acep­tó. A par­tir de ahí Be­ne­det­ti de Car­bo­nell se abrió cam­po y apa­re­ció por pri­me­ra vez, en enero de 1995, en el pro­gra­ma Mar­tes de fút­bol al la­do de Abel Gon­zá­lez.

Al aca­bar­se In­ge­nios Te­le­vi­sión, se tras­la­dó a Te­le­vis­ta don­de creó el

pro­gra­ma y lue­go pa­só a Te­le­ca­ri­be a pre­sen­tar Fút­bol so­lo fút­bol.

Ber­ti­ca le di­ce a las jó­ve­nes que desean in­cur­sio­nar en el pe­rio­dis­mo de­por­ti­vo que no lo pien­sen dos ve­ces, si en reali­dad eso es lo que les apa­sio­na.

“Yo nun­ca tu­ve pro­ble­mas con mis com­pa­ñe­ros ni re­ci­bí ma­los co­men­ta­rios por ser mu­jer, al con­tra­rio. Yo via­ja­ba y los de­más me co­la­bo­ra­ban, así que me di cuen­ta que es una ven­ta­ja ser mu­jer en es­te gre­mio. De he­cho, a la gen­te le gus­tó que una mu­jer co­men­ta­ra fút­bol (...) Y aun­que an­tes no ha­bía tan­tas en el me­dio, aho­ra sí hay quie­nes se atre­ven a ha­cer­lo, lo que me pa­re­ce fa­bu­lo­so”.

Re­sal­ta que lo me­jor de su pro­fe­sión es el ca­ri­ño que re­ci­be de la gen­te, des­de ca­mi­nar so­bre un an­dén has­ta su­bir­se en un ta­xi y dar­se cuen­ta que las per­so­nas la re­ci­ben con una son­ri­sa.

Aho­ra, co­mo bue­na ba­rran­qui­lle­ra ase­gu­ra que ado­ra el Ju­nior de Ba­rran­qui­lla, pe­ro tam­bién es se­gui­do­ra del jue­go del Real Ma­drid.

Pa­ra ella el fút­bol “es lo más ri­co” y con­fie­sa que ca­da sá­ba­do y do­min­go en­cuen­tra la opor­tu­ni­dad per­fec­ta pa­ra ser es­pec­ta­do­ra de ca­da par­ti­do que te­le­vi­sen.

Se­ña­la que su pro­gra­ma de opi­nión Fút­bol so­lo fút­bol tie­ne 23 años y con­ti­nua­rá ha­cién­do­lo por­que le da fe­li­ci­dad. Aun­que, da a co­no­cer que el día que no ten­ga ra­ting y la gen­te se can­se, ella se re­ti­ra­rá y le ce­de­rá el pues­to a otro. Otro pro­yec­to ac­tual pa­ra ella es se­guir a Ju­nior y vi­vir la pa­sión del mun­dial de Ru­sia.

En su tiem­po li­bre jue­ga car­tas y des­de ha­ce más de 30 años in­te­gra un gru­po de cua­tro mu­je­res con quie­nes jue­ga a ca­nas­ta, dos con­tra dos. Ca­da jue­go re­sul­ta sig­ni­fi­ca­ti­vo, pues de la prác­ti­ca ha na­ci­do una amis­tad for­ta­le­ci­da por los años.

Co­mo ben­di­ción des­ta­ca a sus dos hi­jos: Bert­ha Ele­na y Ál­va­ro Jo­sé, a quie­nes ve co­mo sus te­so­ros más pre­cia­dos. Ma­ni­fies­ta que lo más lin­do de ser ma­má es des­per­tar­se ca­da ma­ña­na, en­con­trar un men­sa­je de sus dos hi­jos y te­ner la se­gu­ri­dad de que no es­tá so­la en el mun­do. GC

UN PEN­SA­MIEN­TO... “Aun­que no lo crean, ser mu­jer es una gran ven­ta­ja en el gre­mio del pe­rio­dis­mo de­por­ti­vo”.

Bert­hi­ca po­sa en el in­te­rior de su apar­ta­men­to jun­to a su nie­to Gon­za­lo y su “hi­jo pe­rruno” Ra­fa.

Bert­hi­ca afir­ma que lo más lin­do de su pro­fe­sión es el ca­ri­ño de la gen­te.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.