An­drea Rin­cón y Gus­ta­vo Duar­te

La pa­re­ja de ba­rran­qui­lle­ros de­ci­dió de­jar­lo to­do por cum­plir su sue­ño, via­jar por el mun­do. Una pasión que los une “has­ta que la muer­te” los se­pa­re.

Gente Caribe - - Índice - TEX­TO Ca­ro­li­na Var­gas Hor­ma­za @Ca­ri­to­var­gash FO­TOS Archivo par­ti­cu­lar

Fue pre­ci­sa­men­te en el mes del amor y la amis­tad cuan­do las vi­das de An­drea Rin­cón y de Gus­ta­vo Duar­te se cru­za­ron por pri­me­ra vez. Así lo re­cuer­da es­ta pa­re­ja de jó­ve­nes ba­rran­qui­lle­ros que un día de­ci­die­ron de­jar­lo to­do por se­guir su sue­ño: via­jar por el mun­do.

En el 2015, Gus­ta­vo era uno de los lí­de­res de un pro­yec­to de em­pren­di­mien­to. Sin dar­se cuen­ta, ese año a su equi­po lle­ga­ría la que se­ría su com­pa­ñe­ra de aven­tu­ras.

“No­so­tros em­pe­za­mos ha­blar por re­des so­cia­les, pe­ro nos vi­mos per­so­nal­men­te el 17 de ese mis­mo mes. No nos ha­bía­mos vis­to an­tes por­que yo vi­vía en Bo­go­tá y él en Ba­rran­qui­lla. Ese día por co­sas de tra­ba­jo yo te­nía que lle­gar a la capital del Atlán­ti­co pa­ra re­unir­me con unas per­so­nas so­bre un nue­vo pro­yec­to que te­nía en Car­ta­ge­na y en esa vi­si­ta lo co­no­cí”, re­cor­dó An­drea.

Fue jus­to al día si­guien­te de ese pri­mer en­cuen­tro cuan­do tu­vie­ron su pri­me­ra ci­ta. Gus­ta­vo te­nía una im­por­tan­te con­fe­ren­cia que dic­tar en Ba­rran­qui­lla, con­fe­ren­cia a la que in­vi­tó es­pe­cial­men­te a An­drea pa­ra que lo acom­pa­ña­ra, pe­ro ella no al­can­zó a lle­gar pun­tual por com­pro­mi­sos la­bo­ra­les. Sin em­bar­go, ahí no ter­mi­nó to­do.

“Des­pués de la con­fe­ren­cia, nos fui­mos con to­do el equi­po a ce­le­brar en una dis­co­te­ca de la ciu­dad y de pa­so fue co­mo nues­tra pri­me­ra ci­ta. Ahí hi­ci­mos clic”, con­tó Gus­ta­vo. “En ese mo­men­to nos di­mos cuen­ta que bai­lá­ba­mos muy bien jun­tos y eso fue co­mo un buen in­di­cio pa­ra de­cir, bueno aquí es­tá pa­san­do al­go”, agre­gó An­drea.

Y así fue, ese in­di­cio que sin­tie­ron aquel día que bai­la­ron por pri­me­ra vez era to­tal­men­te cier­to. Las vi­das de An­drea y Gus­ta­vo es­ta­ban des­ti­na­das a es­tar jun­tas.

Fue el 21 de di­ciem­bre del 2015 cuan­do que­dó por sen­ta­do que su re­la­ción era ofi­cial. “Ese día lo in­vi­té a ce­nar por­que pron­to se iba a Bo­go­tá pa­ra ce­le­brar la Na­vi­dad en fa­mi­lia y él apro­ve­chó el día, el lu­gar y la oca­sión (ri­sas) pa­ra pe­dir­le a un me­se­ro, sin que me die­ra cuen­ta, que en un flan —a mí no me gus­ta el flan (ri­sas) —me es­cri­bie­ran ¿Quie­res ser mi no­via?”.

Su pasión por via­jar, siem­pre ha­bía es­ta­do con ellos, al­go que los hi­zo unir­se aún más, así lo re­la­tó Gus­ta­vo. “A los dos nos apa­sio­na­ba mu­chí­si­mo via­jar. Siem­pre, des­de que em­pe­za­mos, ha­blá­ba­mos mu­cho de nues­tros sue­ños, de lo que que­ría­mos vi­vir”.

El via­je que los mo­ti­vó a cum­plir su sue­ño de via­jar jun­tos por el mun­do fue el que hi­cie­ron en el 2017, lue­go

de que ella de­ci­die­ra re­ga­lar­le de cumpleaños a Gus­ta­vo unos ti­que­tes. El des­tino: Mé­xi­co.

“En ese mo­men­to no lo pen­sa­mos dos ve­ces y los com­pra­mos por­que ha­ce ra­to que­ría­mos via­jar. Ahí em­pe­zó co­mo la aven­tu­ra mo­chi­le­ra, por así de­cir­lo, por­que no nos que­da­mos en un ho­tel lu­jo­so, ya que no te­nía­mos su­fi­cien­tes re­cur­sos”, re­me­mo­ró Gus­ta­vo.

Re­gre­sa­ron a Ba­rran­qui­lla en mar­zo de 2017, el pri­me­ro de ju­nio se fue­ron a vi­vir jun­tos y el 22 de ju­nio Gus­ta­vo le pi­dió ma­tri­mo­nio a ella en me­dio de un mo­men­to que nun­ca ol­vi­da­rán. El día del ma­tri­mo­nio iba a ser en agos­to de ese mis­mo año, pe­ro sin pen­sar­lo po­co a po­co fue­ron pos­ter­gán­do­lo.

Los com­pro­mi­sos eco­nó­mi­cos los lle­va­ron a em­plear­se en enero del pre­sen­te año, pe­ro de­fi­ni­ti­va­men­te la vi­da les di­jo una vez más que es­ta­ban he­chos pa­ra ser via­je­ros, en po­co tiem­po Gus­ta­vo se en­fer­mó y de­ci­dió re­nun­ciar y a An­drea la des­pi­die­ron días des­pués. “En ese mo­men­to una blo­gue­ra de via­jes nos di­jo — ¿Qué los de­tie­ne? — y eso fue lo que nos mar­có e im­pul­só a em­pe­zar a cum­plir nues­tro sue­ño”, re­cor­dó Gus­ta­vo.

Así fue co­mo sur­gió la idea de crear @unae­ter­na­lu­na­de­miel, pe­ro co­mo ex­pli­có An­drea “pa­ra te­ner una eter­na lu­na de miel, de­bía­mos ca­sar­nos y así lo hi­ci­mos, pla­nea­mos to­do, com­pra­mos los ti­que­tes y nos ca­sa­mos una semana an­tes de ir­nos”.

La bo­da fue por lo ci­vil el pa­sa­do 14 de abril, al­go muy sen­ci­llo, pe­ro bas­tan­te sig­ni­fi­ca­ti­vo pa­ra ellos.

“Fue la des­pe­di­da y el co­mien­zo de una nue­va vi­da”, con­clu­yó la pa­re­ja. GC

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.