Ja­vier Pi­ña Di­se­ña­dor gráfico

Ha­ce un año y me­dio, es­te ba­rran­qui­lle­ro creó una pla­ta­for­ma en la que com­par­te las his­to­rias, vi­ven­cias y des­cu­bri­mien­tos de la capital fran­ce­sa en es­pa­ñol.

Gente Caribe - - Índice - TEX­TO Da­nie­la Mu­ri­llo Pi­ni­lla @Da­nie­la­mu­ri­llop FO­TOS Archivo par­ti­cu­lar

Aun­que na­ció en Sin­ce­le­jo, Ja­vier Pi­ña Goez se con­si­de­ra co­mo un “ba­rran­qui­lle­ro de co­ra­zón”, pues vi­vió una gran par­te de su vi­da en la capital atlan­ti­cen­se.

Es egre­sa­do de Di­se­ño Gráfico de la Uni­ver­si­dad Au­tó­no­ma del Ca­ri­be y agre­ga que gra­cias a ello ha te­ni­do la opor­tu­ni­dad de ex­plo­rar cam­pos la­bo­ra­les en sec­to­res co­mo la dia­gra­ma­ción de pren­sa y la pu­bli­ci­dad. Tiem­po des­pués, su pasión por los me­dios vir­tua­les lo lle­vó a sa­lir del país y ra­di­car­se en Ar­gen­ti­na con el pro­pó­si­to de lo­grar una me­jor for­ma­ción y un “to­que más ac­tual” en su rol co­mo di­se­ña­dor a la ho­ra de ela­bo­rar “pá­gi­nas webs, apli­ca­cio­nes y cuen­tas en re­des so­cia­les”.

Allí, asu­mió el reto de con­ver­tir­se en director de ar­te pu­bli­ci­ta­rio de una em­pre­sa con clien­tes en Ar­gen­ti­na y Co­lom­bia y po­co a po­co le fue per­mi­tien­do “ad­qui­rir una fuer­te ba­se co­mu­ni­ca­ti­va”, pues se con­cen­tró a per­fec­cio­nar sus ha­bi­li­da­des pa­ra la “crea­ción de pie­zas grá­fi­cas y tex­tos”.

“To­do iba trans­cu­rrien­do de es­ta ma­ne­ra has­ta que un día me en­cuen­tro con quien hoy es mi no­via. Ella es fran­ce­sa y por co­sas de la vi­da de­ci­dí mu­dar­me con ella a París en ju­nio de 2016”, con­tó Ja­vier.

A su lle­ga­da, ase­gu­ra que se de­jó “cau­ti­var” por to­das las ma­ra­vi­llas de la capital fran­ce­sa que, des­de muy pe­que­ño, le ha­bían cau­sa­do tan­ta cu­rio­si­dad. Afir­ma que des­de ese mo­men­to em­pe­zó a ad­mi­rar “las ca­pas de la his­to­ria de la hu­ma­ni­dad” que es­con­de París y la ma­ne­ra co­mo ca­da rin­cón de es­ta ciu­dad se pre­sen­ta co­mo un “li­bro com­pues­to de di­fe­ren­tes to­mos”.

“Re­cuer­do que pa­ra esa épo­ca me sen­tía fas­ci­na­do con to­das es­tas sor­pre­sas, pe­ro me re­sul­ta­ba im­po­si­ble en­con­trar una pá­gi­na en es­pa­ñol de­di­ca­da a man­te­ner­me co­nec­ta­do con la ac­tua­li­dad o la his­to­ria de la capital fran­ce­sa. Así que a los cua­tro me­ses de es­tar ra­di­ca­do en la ‘Ciu­dad de la luz’ de­ci­dí re­co­lec­tar en una pá­gi­na de Ins­ta­gram a la que lla­mé Pa­ris en Es­pa­ñol (@ Pa­ri­se­nes­pa­nol) mis vi­ven­cias y des­cu­bri­mien­tos en res­tau­ran­tes, mu­seos, ba­res y ca­lles me­dian­te ar­tícu­los y fo­to­gra­fías”, aña­dió.

A par­tir de es­te ejer­ci­cio dia­rio, Ja­vier fue re­fle­xio­nan­do en la

SO­BRE EL CAS­TE­LLANO “Hay que pro­mo­ver el es­pa­ñol co­mo una de las len­guas más ha­bla­das en to­do el mun­do”.

BA­RRAN­QUI­LLA...

“De mi ciu­dad ex­tra­ño su es­ti­lo de vi­da, su co­mi­da, el Car­na­val, mis ami­gos y, por su­pues­to, mi fa­mi­lia”.

im­por­tan­cia de pro­mo­ver el es­pa­ñol co­mo una “de las len­guas más ha­bla­das del mun­do”. Em­pe­zó a in­ves­ti­gar so­bre la ca­li­dad de la in­for­ma­ción tu­rís­ti­ca en Fran­cia y se dio cuen­ta que in­cluían “de una ma­ne­ra muy re­gu­lar” guías, fo­lle­tos o au­dio guías en es­te idio­ma.

“Fue en ese mo­men­to cuan­do de­ci­dí ten­der­les una mano a los via­je­ros que vie­nen a París e in­ten­to mo­ti­var a aque­llos que tie­nen un enor­me de­seo de sa­lir a co­no­cer el mun­do, pe­ro que por mie­do de­jan que ese sue­ño se trans­for­me en frus­tra­cio­nes. Y cla­ro, in­ten­to acer­car de una ma­ne­ra fres­ca y ac­tual a las per­so­nas con la ciu­dad, pa­ra que se den la opor­tu­ni­dad de co­no­cer­la per­so­nal­men­te”, co­men­tó.

Por lo ge­ne­ral, Ja­vier sue­le rea­li­zar pu­bli­ca­cio­nes dia­rias en su cuen­ta de Ins­ta­gram, res­pon­de las pre­gun­tas de miem­bros de es­ta co­mu­ni­dad de via­je­ros —que en la ac­tua­li­dad ya tie­ne más de 35 mil se­gui­do­res— se en­car­ga de to­mar fo­to­gra­fías ex­clu­si­vas de París pa­ra su blog y de es­cri­bir per­so­nal­men­te ca­da en­tra­da o re­co­men­da­ción. Ade­más, con­ti­núa con su la­bor de di­se­ña­dor gráfico y fo­tó­gra­fo in­de­pen­dien­te.

Ma­ni­fies­ta que en su tiem­po li­bre se de­di­ca a re­co­rrer la ciu­dad y “re- des­cu­brir­la” jun­to a su no­via, quien es la en­car­ga­da de con­tar­le al­gu­nas his­to­rias de la cultura po­pu­lar fran­ce­sa “po­co co­no­ci­das fue­ra de Fran­cia”.

A pe­sar de ha­ber sa­li­do del país sien­do muy jo­ven, Ja­vier con­fie­sa que ex­tra­ña el es­ti­lo de vi­da de la capital del Atlán­ti­co, a su fa­mi­lia, a sus ami­gos, las ri­que­zas gas­tro­nó­mi­cas del Ca­ri­be co­lom­biano y el Car­na­val.

“Siem­pre he pen­sa­do que Ba­rran­qui­lla in­fluen­ció mi per­so­na­li­dad des­de muy pe­que­ño. Me gus­ta ha­blar y po­ner­le co­lor y sabor a ca­da co­sa que ha­go. Ha­ber cre­ci­do allí me dio la opor­tu­ni­dad de te­ner un pun­to de vis­ta úni­co lleno de mu­cha ale­gría y po­si­ti­vis­mo que es vi­tal a la ho­ra de en­ca­rar cual­quier reto u obs­tácu­lo”, afir­mó.

En la ac­tua­li­dad, Ja­vier es­tá con­cen­tra­do en desa­rro­llar más su ca­rre­ra en as­pec­tos crea­ti­vos y fo­to­grá­fi­cos. Así tam­bién, se en­cuen­tra en pro­ce­so de crea­ción de un si­tio web de Pa­ris en Es­pa­ñol, con el pro­pó­si­to de que es­te pue­da te­ner un ma­yor al­can­ce.

“Muy pron­to es­pe­ro trans­por­tar París en Es­pa­ñol a pla­ta­for­mas co­mo You­tu­be pa­ra ela­bo­rar con­te­ni­do au­dio­vi­sual in­no­va­dor y lla­ma­ti­vo”, con­clu­yó. GC

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.