Juan Car­los Ti­no­co y su voz de pe­lí­cu­la

EL BARRANQUILLERO RADICADO EN MÉ­XI­CO DES­DE 2002 ES LA VOZ EN ES­PA­ÑOL DE DWAYNE JHONSON ‘LA RO­CA’, EN ‘RÁ­PI­DOS Y FURIOSOS’, EN­TRE OTROS PER­SO­NA­JES. CUEN­TA CÓ­MO EM­PE­ZÓ EN EL DO­BLA­JE Y DA CON­SE­JOS A LOS QUE QUIE­REN INCURSIONAR EN ES­TA PRO­FE­SIÓN.

Gente Caribe - - Portada - TEX­TO Sha­ron Ka­lil @Sha­rond­ka­lil FO­TOS Or­lan­do Ama­dor

Fa­mi­lia y amis­tad son al­gu­nos si­nó­ni­mos de Ba­rran­qui­lla pa­ra Juan Car­los Ti­no­co. Las tra­ve­su­ras que ha­cía de ni­ño en el ba­rrio Re­creo, don­de vi­vían sus abue­los, son re­cuer­dos que año­ra de su tie­rra na­tal, que no vi­si­ta­ba ha­ce cin­co años.

“Es­tar en ba­rran­qui­lla es re­me­mo­rar aque­llos mo­men­tos de mi in­fan­cia. Es ca­si que obli­ga­do pa­sar por los mis­mos lu­ga­res en los que com­par­tía y, en es­pe­cial, sa­bo­rear los pro­duc­tos y pla­ti­llos que son mues­tra de mi iden­ti­dad”, di­jo es­te ca­ri­be­ño, de 46 años, que ha pa­sa­do gran par­te de su vi­da en es­tu­dios de gra­ba­ción in­ter­pre­tan­do vo­ces de gran­des es­tre­llas del ci­ne y la te­le­vi­sión.

Brian Grif­fin en Pa­dre de Fa­mi­lia, el al­cal­de Diamante en Los Sim­psons, Dwayne Jhonson ‘La Ro­ca’ en Rá­pi­dos y furiosos y Tha­nos en Aven­gers: in­fi­nity War, son al­gu­nos re­co­no­ci­dos per­so­na­jes en los que se po­drá es­cu­char, en ver­sión la­ti­na, la voz de es­te ar­tis­ta.

Aun­que ha asu­mi­do el re­to de in­ter­pre­tar a un sin­nú­me­ro de es­tre­llas, Juan Car­los nun­ca se vi­sio­nó co­mo un ac­tor de do­bla­je.

“Yo nun­ca pen­sé que me iba a de­di­car a es­to, es más, cuan­do co­men­cé mis es­tu­dios en Co­mu­ni­ca­ción Au­dio­vi­sual en la Aca­de­mia Ar­co, de Bo­go­tá, que­ría ser lo­cu­tor de ra­dio por­que me gus­ta­ba la mú­si­ca”, con­tó el ar­tis­ta radicado en Mé­xi­co des­de el 2002.

Su pri­mer acer­ca­mien­to a la ra­dio fue cuan­do re­ci­bió la in­vi­ta­ción de uno de sus pro­fe­so­res pa­ra ser la voz de una ra­dio­no­ve­la en la emi­so­ra To­de­lar, se­de Bo­go­tá.

“Te­nía 20 años. En me­dio de las gra­ba­cio­nes co­no­cí a mu­chos ac­to­res re­co­no­ci­dos de la ra­dio y la te­le­vi­sión, y nos hi­ci­mos ami­gos. Ellos fue­ron los que me ha­bla­ron del mun­do del do­bla­je”, di­jo.

Así pues, de­bu­tó co­mo ac­tor de do­bla­je en 1993, en la te­le­no­ve­la, de ori­gen ca­na­dien­se, La em­ba­ja­do­ra. Des­de ese mo­men­to, la vi­da con­du­jo a es­te

barranquillero pa­ra que hi­cie­ra par­te de va­rias pro­duc­cio­nes na­cio­na­les. “En el 2002 obe­de­cien­do una in­quie­tud por co­no­cer que más ha­bía en el mun­do di­je que me te­nía que ir de Co­lom­bia. De­ci­dí via­jar a Mé­xi­co, re­co­no­ci­do en es­te campo de ac­ción”.

Ase­gu­ró que es­ta de­ci­sión fue com­ple­ja pues cuan­do una per­so­na se aven­tu­ra a un si­tio don­de na­die la co­no­ce no im­por­ta na­da de lo que se ha he­cho. En esos mo­men­tos so­lo ha­bla­rá el desem­pe­ño.

Cuan­do lle­gó a Mé­xi­co em­pe­zó a tra­ba­jar co­mo lo­cu­tor co­mer­cial de una emi­so­ra. Lue­go de un tiem­po fue aden­trán­do­se en di­fe­ren­tes pro­duc­cio­nes co­mo Bar­ney y sus ami­gos, don­de sim­ple­men­te de­cía una fra­se. “Lo bueno fue que siem­pre que tra­ba­ja­ba en al­go, me en­con­tra­ba con una per­so­na que me ha­bla­ba de otro pro­yec­to y así me fui dan­do a co­no­cer”, con­tó.

Por amor a su tra­ba­jo Juan Car­los fue es­ca­lan­do en es­ta in­dus­tria sin te­ner en cuen­ta la re­mu­ne­ra­ción o si el pa­pel era pro­ta­gó­ni­co o no. “Yo lo úni­co que veía es que ya me es­ta­ban in­clu­yen­do en gran­des pro­duc­cio­nes y pa­ra mí eso era im­por­tan­te”, di­jo.

Agre­gó que en un mo­men­to de­jó de de­cir dón­de na­ció pa­ra que los pro­duc­to­res no se dis­tra­je­ran, pues “si de­cía que era de Co­lom­bia en­se­gui­da pen­sa­ban que te­nía un acen­to mar­ca­do”.

So­bre su ex­pe­rien­cia in­ter­pre­tan­do las vo­ces de los per­so­na­jes más acla­ma­dos del en­tre­te­ni­mien­to co­men­tó que “la esen­cia del do­bla­je de voz es sen­tir lo que se es­tá di­cien­do y trans­mi­tir­lo de la me­jor ma­ne­ra”.

“In­ter­pre­tar, por ejem­plo a Tha­nos, ha si­do muy ché­ve­re por­que es un per­so­na­je al que le tra­ta­ron de dar un as­pec­to hu­mano en­ton­ces uno em­pie­za a iden­ti­fi­car­se con él”, di­jo.

Re­cor­dó que en una opor­tu­ni­dad co­no­ció a Dwayne Jhonson, ‘La Ro­ca’, a quien le pa­re­ció “ché­ve­re” su voz. “No sé si él es­tá muy cons­cien­te del im­pac­to que pue­de te­ner la voz pa­ra po­pu­la­ri­zar su tra­ba­jo en Amé­ri­ca La­ti­na, pe­ro sí le pa­re­ció ché­ve­re”.

Por otra par­te, Juan Car­los tam­bién ha in­cur­sio­na­do co­mo ac­tor en tea­tro y te­le­vi­sión. “Ha­ce po­co in­ter­pre­té a un per­so­na­je en la obra Frag­men­tos de las cria­tu­ras, de Fer­nan­do Sa­va­ter. En te­le­vi­sión he es­ta­do en pro­duc­cio­nes co­mo El se­ñor de los cie­los”.

En cuan­to a los cui­da­dos de la voz, es­te barranquillero cons­tan­te­men­te se de­di­ca a ejer­ci­tar­la. “Pro­cu­ro no co­mer an­tes de lo­cu­tar. Tam­bién ha­go ejer­ci­cios de fo­na­ción que a ve­ces son muy es­can­da­lo­sos, to­mo mu­cha agua y tra­to de te­ner una ade­cua­da res­pi­ra­ción”.

Juan Car­los pien­sa que ca­da per­so­na tie­ne un pun­to de vis­ta di­fe­ren­te so­bre el do­bla­je de voz, por tan­to los con­se­jos que pue­de dar­le a to­dos los aman­tes y apren­di­ces de la pro­fe­sión es que sean los más sin­ce­ros po­si­bles en sus de­ci­sio­nes.

“Cuan­do ha­gan un tra­ba­jo que sea ho­nes­to, que se evi­den­cie lo que trans­mi­ten. Siem­pre de­ben pen­sar en que hay per­so­nas que los es­cu­chan y eva­lúan”.

Aho­ra es­te ac­tor se de­di­ca a dis­fru­tar de la com­pa­ñía de sus tres hi­jos y a tra­ba­jar en su es­tu­dio de gra­ba­ción TNC Re­cords Stu­dio, que creó ha­ce 7 años con la in­ten­ción de gra­bar a dis­tan­cia cual­quier ti­po de pro­duc­ción. GC

UN CON­SE­JO... “Cuan­do ha­gan un tra­ba­jo que sea ho­nes­to, que se evi­den­cie lo que trans­mi­ten”.

SO­BRE SU VOZ... “Ha­go ejer­ci­cios de fo­na­ción, to­mo mu­cha agua y tra­to de te­ner una ade­cua­da res­pi­ra­ción”.

SON GEN­TE CA­RI­BE ... Ju­lio Ale­jan­dro Ro­jas y Cristian Ro­drí­guez, Gio­van­ni So­lano y nues­tros co­la­bo­ra­do­res Ismael Ca­la y el pa­dre Al­ber­to Li­ne­ro

El barranquillero, de 46 años, de­bu­tó en 1993 co­mo ac­tor de do­bla­je en la te­le­no­ve­la ca­na­dien­se, ‘La Em­ba­ja­do­ra’.

Juan Car­los Ti­no­co es­tá radicado en Mé­xi­co des­de el 2002. De Ba­rran­qui­lla ex­tra­ña su co­mi­da y a su fa­mi­lia.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.