Ju­lio Ale­jan­dro Ro­jas y Cristian Ro­drí­guez

Ha­ce más de 10 años los dos ba­rran­qui­lle­ros for­ma­li­za­ron una amis­tad en el me­dio ar­tís­ti­co. Hoy Ale­jan­dro Ro­jas es má­na­ger de Be­to Za­ba­le­ta y Cristian Ro­drí­guez de Pon­cho Zu­le­ta.

Gente Caribe - - Índice - TEX­TO Lo­rai­ne Obre­gón Do­na­do Ins­ta­gram: @soy­lo­rai­neo FO­TOS John Ro­ble­do

Si hay al­go que tie­nen en co­mún el co­mu­ni­ca­dor so­cial y pe­rio­dis­ta Cristian Ro­drí­guez y el abo­ga­do y es­pe­cia­lis­ta en De­re­cho Ad­mi­nis­tra­ti­vo Ju­lio Ale­jan­dro Ro­jas (pre­fie­re que lo lla­men Ale­jan­dro) son sus ofi­cios. Los dos son má­na­ger de dos can­tan­tes va­lle­na­tos di­fe­ren­tes con am­plia tra­yec­to­ria en la in­dus­tria mu­si­cal y, a su vez, man­tie­nen una amis­tad de ha­ce más de 10 años. En en­tre­vis­ta los te­lé­fo­nos de los dos re­pi­can sin ce­sar por asun­tos de tra­ba­jo, pe­ro Ro­drí­guez si­len­cia su ring­to­ne pa­ra ex­pli­car que in­cur­sio­nó en el me­dio ar­tís­ti­co des­de muy jo­ven.

“Aun­que des­de un ini­cio no le pres­té aten­ción al me­dio, por­que el má­na­ger sue­le ser se­ña­la­do por su tra­ba­jo, a me­dia­dos del 2014 tra­ba­jé con el ar­tis­ta Jo­sé Lom­ba­na y al­terno a es­to fui lla­ma­do por el maes­tro Pon­cho Zu­le­ta pa­ra ase­so­rar­lo en mar­ke­ting di­gi­tal y co­mu­ni­ca­cio­nes, quien en­ten­dió que la in­dus­tria de la mú­si­ca iba cam­bian­do, así que em­pe­cé a tra­ba­jar pa­ra él”.

Adi­cio­nal a es­to, re­ve­la que su tra­ba­jo con los ar­tis­tas en men­ción fue ob­ser­va­do por Jor­ge Oña­te, así que des­pués de un cor­to pe­rio­do fue nom­bra­do co­mo su re­pre­sen­tan­te, de­jan­do atrás sus an­te­rio­res pro­yec­tos. Es­tu­vo cer­ca de ocho me­ses al fren­te “de la agru­pa­ción del maes­tro”, da­do que nue­va­men­te re­ci­bió el lla­ma­do de Pon­cho, es­ta vez pa­ra que fue­ra su re­pre­sen­tan­te.

“Es­te pro­ce­so ini­ció ha­ce un año y ha si­do un tiem­po de mu­chos fru­tos. El maes­tro es uno de los ar­tis­tas me­jor po­si­cio­na­dos a ni­vel na­cio­nal, que si­gue to­can­do el mer­ca­do in­ter­na­cio­nal, y ten­go que de­cir que cuan­do lle­gué a su em­pre­sa ya ve­nía un tra­ba­jo rea­li­za­do con la can­ción Ma­ña­ni­tas de in­vierno, así que tra­ba­jé pa­ra con­se­guir que en el país fue­ra nom­bra­da co­mo la can­ción del año 2017”, con­tó Ale­jan­dro.

Cristian cree que en la ac­tua­li­dad los ar­tis­tas con gran tra­yec­to­ria han en­ten­di­do la im­por­tan­cia de con­tar con per­so­nas es­pe­cia­li­za­das en mar­ke­ting y en lo di­gi­tal. Se­ña­la que el má­na­ger ge­ne­ral, que es el rol que cum­ple, de­be ser el en­car­ga­do de cui­dar la ima­gen de su ar­tis­ta en cual­quier me­dio y en per­so­na, de la mano de un equi­po nu­tri­do.

Co­mo má­na­ger, Cristian tie­ne a su car­go to­do el pro­ce­so de la con­tra­ta­ción, que —a su jui­cio— de­be ser cla­ra ba­jo la fór­mu­la de em­pre­sa­rio má­na­ger y de má­na­ger a ar­tis­ta. La agen­da es otra de las la­bo­res que le com­pe­te, así co­mo la re­vi­sión de cual­quier ma­te­rial vi­sual o au­dio­vi­sual que sea pu­bli­ca­do.

Ju­lio Ale­jan­dro, por su par­te, quien fue nom­bra­do ha­ce dos me­ses co­mo re­pre­sen­tan­te del ar­tis­ta Be­to Za­ba­le­ta, re­la­ta que co­no­ció a Cristian al tra­ba­jar du­ran­te va­rios años pa­ra Héc­tor Ar­tu­ro Zu­le­ta, quien hoy en­to­na le­tras cris­tia­nas. Es­ta fue la pri­me­ra puer­ta que se le abrió co­mo má­na­ger, más tar­de tra­ba­jó jun­to a Jor­ge Adel, lue­go se unió al equi­po de Juan­ka Vega cuan­do re­pre­sen­ta­ba a Iván Vi­lla­zón y a Mar­tín Elías, una ex­pe­rien­cia que ca­ta­lo­ga co­mo en­ri­que­ce­do­ra y co­mo la cau­san­te de que sien­ta amor por su ofi­cio. Di­ce que al ca­bo de un tiem­po tu­vo un re­ce­so pa­ra lue­go re­pre­sen­tar al can­tan­te An­drés Ari­za Vi­lla­zón. Des­pués cur­só una es­pe­cia­li­za­ción, hi­zo un stop y fi­nal­men­te re­ci­bió el lla­ma­do del maes­tro Be­to Za­ba­le­ta, quien bus­ca­ba un má­na­ger con ha­bi­li­da­des en mar­ke­ting di­gi­tal.

Se­ña­la que siem­pre ha es­ta­do

in­vo­lu­cra­do en el mun­do de la mú­si­ca, pues ade­más de ser el hi­jo del dos ve­ces ga­lar­do­na­do con la má­xi­ma dis­tin­ción del Fes­ti­val Va­lle­na­to, Ju­lio Ro­jas, de pe­que­ño en ca­sa nun­ca fal­tó la ca­ja, la gua­cha­ra­ca y el acor­deón.

Aho­ra bien, en su re­la­ción de amis­tad se com­ple­men­tan, pues mien­tras Cristian se de­fi­ne co­mo una per­so­na emo­cio­nal, Ale­jan­dro se ca­rac­te­ri­za por ser ana­lí­ti­co en ca­da si­tua­ción que se le pre­sen­te, que tie­ne tac­to pa­ra ha­blar y es ca­paz de ate­rri­zar­lo en la reali­dad y po­ner­lo a pen­sar con ca­be­za fría a tra­vés de con­se­jos.

“Cristian es una ex­ce­len­te per­so­na, que vie­ne de aba­jo lu­chan­do pa­ra su­pe­rar­se (...) Pe­se a que los dos re­pre­sen­ta­mos a ar­tis­tas di­fe­ren­tes del gé­ne­ro va­lle­na­to, no nos con­si­de­ra­mos la com­pe­ten­cia del otro, tra­ba­ja­mos en con­jun­to y nos cui­da­mos las es­pal­das”.

Los dos com­par­ten un ca­fé ca­da dos o tres ve­ces por se­ma­na jun­to a ami­gos del fol­clor, al­gu­nos má­na­ger y em­pre­sa­rios con ellos en­ta­blan con­ver­sa­cio­nes en las que in­ter­cam­bian ideas y com­par­ten nue­vos pro­yec­tos.

“Yo veo la amis­tad de Cristian co­mo una her­man­dad de años, la opor­tu­ni­dad que nos ha da­do el des­tino pa­ra com­par­tir en mu­chos te­mas. Es una amis­tad ver­da­de­ra”, afir­ma Ale­jan­dro.

Por otro la­do, Cristian se di­ri­ge a las nue­vas ge­ne­ra­cio­nes que in­cur­sio­nan co­mo má­na­ger, y acon­se­ja te­ner cla­ro “que el ar­tis­ta tie­ne que ocu­par su rol al igual que el má­na­ger, de mo­do que es ne­ce­sa­rio que es­te úl­ti­mo no se crea más que el can­tan­te. Así mis­mo se­rá ne­ce­sa­rio con­fiar, ser per­se­ve­ran­te y res­pon­sa­ble con la pa­la­bra que se da en el día a día”. GC

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.