Pa­trick Po­wers Em­pre­sa­rio

Pa­trick Po­wers creó jun­to a sus her­ma­nos una mar­ca co­lom­bia­na de ron, que ha re­ci­bi­do el pri­mer lu­gar en com­pe­ten­cias de li­co­res pre­mium más im­por­tan­tes del mun­do.

Gente Caribe - - Índice - TEX­TO Lo­rai­ne Obre­gón Do­na­do Ins­ta­gram: @soy­lo­rai­neo FO­TOS Or­lan­do Ama­dor Ro­sa­les

Co­mo un de­seo por cum­plir en me­mo­ria de su pa­dre, los nor­te­ame­ri­ca­nos con raí­ces ir­lan­de­sas, Pa­trick, Jim y Brian Po­wers crea­ron ha­ce 10 años la mar­ca Par­ce Rum. Es­ta idea de ne­go­cio lo­gra­ron ma­te­ria­li­zar­la en Co­lom­bia des­pués de tres años del fa­lle­ci­mien­to de su pa­dre y sur­gió en me­dio de una con­ver­sa­ción que en­ta­bla­ron acom­pa­ña­dos de bue­nos tra­gos de li­cor.

Hoy Par­ce Rum, el ron co­lom­biano que ga­nó seis dis­tin­cio­nes en el World Spi­rits Com­pe­ti­tion 2015 de San Fran­cis­co y se im­pu­so co­mo nú­me­ro uno so­bre 169 li­co­res de to­do el mun­do, cuen­ta con una his­to­ria que Pa­trick re­cuer­da con agra­do, pues ase­gu­ra que en la ma­te­ria­li­za­ción de es­te el ca­mino se tor­nó com­ple­jo y la vi­da les re­ga­ló mu­chas en­se­ñan­zas.

Y es que to­do em­pe­zó a en­tre­te­jer­se des­de el mo­men­to en que Pa­trick pi­só Co­lom­bia, ha­ce 25 años, una vi­si­ta que tu­vo co­mo fin lle­gar a Me­de­llín en bus­ca de ma­te­ria pri­ma en el sec­tor de fun­di­ción de hie­rro, pa­ra lue­go ex­por­tar a Es­ta­dos Uni­dos.

“Des­de ese mo­men­to me di cuen­ta que el co­lom­biano es buen tra­ba­ja­dor y cuen­ta con re­cur­sos na­tu­ra­les de bue­na ca­li­dad. De he­cho, la mar­ca Co­lom­bia tie­ne bue­na fa­ma en el mer­ca­do mun­dial, así que se me ocu­rrió con­ven­cer a mis her­ma­nos pa­ra crear un buen ron de es­ta na­ción”, se­ña­la el em­pre­sa­rio, quien cau­ti­va­do por las ri­que­zas del país se ra­di­có en sue­lo co­lom­biano y for­ma­li­zó un hogar de cua­tro hi­jos al la­do de una pai­sa.

Al lo­grar el con­sen­so con sus pa­rien­tes, que el pai­sa Jai­me Uri­be se unie­ra co­mo so­cio, que los dos maes­tros ro­ne­ros co­lom­bia­nos Bro­jen y Art­hur Fer­nán­dez Domecq de­ci­die­ran rea­li­zar el ron y ob­tu­vie­ran los per­mi­sos pa­ra crear en Ar­me­nia, Quin­dío, el pro­duc­to de des­ti­la­do blan­co, pu­sie­ron en mar­cha una es­tra­te­gia de me­dioam­bien­te que con­sis­tía en sem­brar ár­bo­les.

“Lue­go de ha­ber crea­do la mar­ca he­mos sem­bra­do cer­ca de 4.000 ár­bo­les na­ti­vos en An­tio­quia, Quin­dío y Cór­do­ba. Es­to por­que ve­mos con preo­cu­pa­ción que los pai­sa­jes ex­tra­or­di­na­rios que tie­ne Co­lom­bia han su­fri­do afec­ta­cio­nes a cau­sa de la de­fo­res­ta­ción”.

Aho­ra bien, Po­wers di­ce que aun­que pa­ra él y pa­ra sus her­ma­nos fue un ries­go lan­zar­se al mer­ca­do sin co­no­cer la in­dus­tria de li­co­res, ase­gu­ra que lo asu­mie­ron por­que “hay que de­jar de la­do la ‘pa­rá­li­sis’ pro­duc­to del aná­li­sis”. Es­ta di­ce que le res­ta po­si­bi­li­da­des al em­pren­de­dor, aun­que re­co­no­ce que es de su­ma im­por­tan­cia ser pru­den­tes sin de­jar que el tiem­po pa­se y la idea que­de suel­ta.

“Con­so­li­dar una em­pre­sa de li­co­res en Co­lom­bia cuan­do el mo­no­po­lio del Es­ta­do es tan fuer­te, era co­mo te­ner en fren­te a un gran ju­ga­dor en con­tra. Es más, cuan­do em­pe­za­mos, pe­se a ser un pro­duc­to con se­llo co­lom­biano, no po­día­mos ven­der­lo en el país, así que le apun­ta­mos a la ex­por­ta­ción. Cuan­do de­ci­di­mos ex­por­tar a Es­ta­dos Uni­dos tu­vi­mos que es­pe­rar los per­mi­sos del Go­bierno que se to­ma­ron has­ta tres años (...) En la ac­tua­li­dad el ron Par­ce es una obra en ho­nor a pa­pá y una la­bor de amor ha­cia es­te país. En ca­da en­va­se de 8 y 12 años em­bo­te­lla­mos la ex­pe­rien­cia co­lom­bia­na en re­la­ción con la be­lle­za de los pai­sa­jes y de la gen­te, pues es un li­cor pa­ra com­par­tir en­tre ami­gos y pa­ra to­das las per­so­nas”, des­ta­ca Po­wers, quien en su tiem­po li­bre tam­bién tra­ba­ja con la Se­lec­ción de An­tio­quia de Béis­bol.

La com­pe­ten­cia de San Fran­cis­co, se­gún Po­wers, fue útil en 2015 pa­ra dar­le re­nom­bre a Par­ce Rum y les per­mi­tió lla­mar la aten­ción del Go­bierno pa­ra que por pri­me­ra vez em­pe­za­ra a co­mer­ci­li­zar­se en Co­lom­bia.

“Gra­cias a es­to los me­dios de co­mu­ni­ca­ción lo di­vul­ga­ron y las per­so­nas se en­te­ra­ron que el me­jor ron del mun­do era co­lom­biano, pe­ro si es­ta­ba en el país y que­ría com­prar­lo de­bía sa­car una vi­sa de los Es­ta­dos Uni­dos, por­que no se ven­día aquí. Des­pués de un año la ley de li­co­res cam­bió y pu­di­mos em­pe­zar a ven­der el ron que al crearlo qui­si­mos que fue­ra el me­jor de Co­lom­bia pa­ra el mun­do, y ter­mi­nó sien­do el me­jor del mun­do pa­ra Co­lom­bia”.

Des­pués de re­ci­bir el aval en men­ción, se­ña­la que han tra­ba­ja­do pa­ra con­se­guir los per­mi­sos en ca­da de­par­ta­men­to y des­de ha­ce seis me­ses han en­tra­do en el de­par­ta­men­to del Atlán­ti­co. A me­dia­dos del mes pa­sa­do re­ci­bie­ron el tí­tu­lo de Me­jor be­bi­da blan­ca añe­ja­da de la mues­tra y me­jor ron, ti­tu­los otor­ga­dos por New York World Wine & Spi­rits Com­pe­ti­tion. GC

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.