La tra­di­ción y el ar­te pa­ra las Schle­gel Do­na­do

LA BA­RRAN­QUI­LLE­RA ANA MA­RÍA DO­NA­DO Y SUS HI­JAS, MARIANNA Y DANIELLA SCHLE­GEL, EN­CON­TRA­RON EN LA DE­CO­RA­CIÓN UNA FUER­ZA QUE LAS UNE EMO­CIO­NAL­MEN­TE Y TAM­BIÉN EN LOS NE­GO­CIOS.

Gente Caribe - - Portada - TEX­TO Sha­ron Ka­lil Ins­ta­gram: @Sha­rond­ka­lil FO­TOS Or­lan­do Amador

Una mez­cla en­tre ar­te y mo­der­ni­dad de­fi­ne a las her­ma­nas Marianna y Daniella Schle­gel, y a su ma­dre, Ana Ma­ría Do­na­do. Dos ge­ne­ra­cio­nes de es­ta fa­mi­lia que han man­te­ni­do vi­vo el le­ga­do del di­se­ño.

“Mis pa­dres eran muy crea­ti­vos (...) mi pa­pá, Gus­ta­vo Do­na­do, di­se­ñó em­pí­ri­ca­men­te el es­tu­dio de mi ca­sa ya que le en­can­ta­ba to­do lo re­la­cio­na­do con la ar­qui­tec­tu­ra. En ge­ne­ral mi fa­mi­lia fue muy cer­ca­na al ar­te”, con­tó Do­na­do.

Ca­be des­ta­car que la Ca­sa

Schle­gel Do­na­do, ne­go­cio fa­mi­liar con 35 años en el mer­ca­do, sur­gió de Ana Ma­ría y de una de sus her­ma­nas, Margarita Ro­sa, ha­ce más de 40 años, cuan­do co­mer­cia­li­za­ban ta­pe­tes en la ciu­dad.

“Pu­si­mos un al­ma­cén pa­ra ven­der mue­bles que traía­mos de Bo­go­tá. Lue­go de un tiem­po, se nos ocu­rrió la idea de di­se­ñar y pro­du­cir nues­tros pro­pios mue­bles. Margarita se fue a Bo­go­tá y creó su pro­pia em­pre­sa de di­se­ño allá mien­tras que yo se­guí en Ba­rran­qui­lla”.

Las fe­rias de ilu­mi­na­ción y de di­se­ño fue­ron los es­pa­cios don­de Ana Ma­ría per­fec­cio­nó sus co­no­ci­mien­tos y des­cu­brió que in­cor­po­rar el co­lor y los de­ta­lles en los mue­bles era una de sus más gran­des pa­sio­nes.

Por su par­te, co­no­cien­do de pri­me­ra mano los de­ta­lles ar­tís­ti­cos por los que op­ta­ban sus fa­mi­lia­res en ca­da crea­ción, Daniella y Marianna Schle­gel se fue­ron enamo­ran­do del di­se­ño. “Re­cuer­do que cuan­do es­ta­ban pe­que­ñas les hi­ci­mos una ca­sa de mu­ñe­cas en el pa­tio y cuan­do lle­ga­mos de tra­ba­jar, es­ta­ba to­tal­men­te de­co­ra­da con flo­res, ta­pe­tes, etc.”, con­tó Ana Ma­ría.

Asi­mis­mo, el cons­tan­te cam­bio de co­lo­res y for­mas del cuar­to de am­bas de­ja­ban ver su in­te­rés por el ar­te des­de pe­que­ñas. “Cuan­do me pre­gun­ta­ban en el co­le­gio: ‘qué quie­res es­tu­diar’, siem­pre mi pri­me­ra op­ción fue di­se­ño de in­te­rio­res. El di­se­ño pa­ra no­so­tros es par­te de la fa­mi­lia. Mi pa­pá, Adol­fo Sche­le­gel, es ar­qui­tec­to. Así que des­de pe­que­ñas re­co­rría­mos Ba­rran­qui­lla y veía­mos las ca­sas que creó. Por el la­do de mi ma­má, es muy lin­do ir a una ca­sa y sa­ber que ella di­se­ñó los ob­je­tos de la mis­ma”, con­tó Daniella.

Marianna co­men­tó que su tra­ba­jo tam­bién re­pre­sen­ta una ma­ne­ra de ayu­dar a las de­más per­so­nas pa­ra que lo­gren sus sue­ños. “Los re­cién ca­sa­dos, una pa­re­ja que quie­ra re­no­var su ca­sa o una ma­má que quie­ra re­ga­lar­le de sor­pre­sa el cuar­to a su hi­ja, son per­so­nas que lle­gan con una ilu­sión. No­so­tros to­ma­mos su idea y jun­tos crea­mos. Es­to pa­ra mí tam­bién es una for­ma de ser­vir”.

De es­ta ma­ne­ra es­tas ba­rran­qui­lle- ras se han con­ver­ti­do en pie­zas cla­ve de la tra­di­cio­nal ca­sa de di­se­ño. “Se ha crea­do una bo­ni­ta fu­sión en­tre la ex­pe­rien­cia y las ideas nue­vas, que son pro­pias de la ju­ven­tud. Daniella y Marianna se en­car­gan del di­se­ño y las ven­tas, y yo ha­go par­te de la pro­duc- ción, eje­cu­ción y ad­mi­nis­tra­ción de la ca­sa”, di­jo Ana Ma­ría.

Las her­ma­nas Schle­gel ase­gu­ran que al tra­ba­jar jun­tas crean el ba­lan­ce per­fec­to. “Marianna es más mo­der­na y yo soy más clá­si­ca, en­ton­ces nues­tros pro­duc­tos tie­nen am­bos es­ti­los”, di­jo Daniella.

Por otra par­te, los Schle­gel se con­si­de­ran una fa­mi­lia que dis­fru­ta ad­mi­rar el en­torno. “Dis­fru­ta­mos via­jar en fa­mi­lia, así que cuan­do lo ha­ce­mos es es­pec­ta­cu­lar. A don­de va­mos nos de­di­ca­mos a ver la ar­qui­tec­tu­ra, los aca­ba­dos, los mue­bles, me­sas etc. To­dos es­ta­mos en el mis­mo len­gua­je de la crea­ti­vi­dad y del di­se­ño”, di­jo Ana Ma­ría Do­na­do.

En cuan­to a las ten­den­cias en di­se­ño, Marianna, rei­na del Car­na­val de Ba­rran­qui­lla 2009, men­cio­nó que los mue­bles y de­co­ra­ción de un ho­gar de­ben de­pen­der de la per­so­na­li­dad y es­ti­lo de los que lo ha­bi­ten.

“El se­llo de una ca­sa es la esen­cia de ca­da clien­te y es­to se ve re­fle­ja­do en sus pie­zas, pin­tu­ras y fo­tos. En la ac­tua­li­dad son ten­den­cia las pie­dras, los ma­te­ria­les na­tu­ra­les, co­lo­res cla­ros y os­cu­ros, el bron­ce y el ace­ro”, acon­se­jó Ana Ma­ría. GC

EL ES­TI­LO Y LOS GUS­TOS... “El se­llo de una ca­sa es la esen­cia de ca­da clien­te y es­to se ve re­fle­ja­do en sus pie­zas, pin­tu­ras y fo­tos”.

SON GEN­TE CA­RI­BE ... Adria­na Cas­tro Car­los Vi­ves Ma­ria­na Ve­ra Onei­da Márquez y nues­tros co­la­bo­ra­do­res Is­mael Ca­la y el pa­dre Al­ber­to Li­ne­ro

Las her­ma­nas Schle­gel Do­na­do aman tra­ba­jar y com­par­tir jun­to a su ma­dre to­do lo re­la­cio­na­do con el di­se­ño.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.