Karina y Lis­set­te Ba­ra­kat Di­se­ña­do­ras

Karina y Lis­set­te Ba­ra­kat li­de­ran jun­tas un pro­yec­to de cal­za­do he­cho a mano en el que fu­sio­nan los co­lo­res del Ca­ri­be, la na­tu­ra­le­za y su des­cen­den­cia li­ba­ne­sa. Ase­gu­ran que se han con­ver­ti­do en un “gran equi­po de tra­ba­jo”.

Gente Caribe - - Índice - TEX­TO Da­nie­la Mu­ri­llo Pi­ni­lla @Da­nie­la­mu­ri­llop FOTOS Or­lan­do Ama­dor Ro­sa­les

La afi­ni­dad por el di­se­ño ha si­do el ras­go que han com­par­ti­do, des­de pe­que­ñas, las her­ma­nas Karina y Lis­set­te Ba­ra­kat. Ase­gu­ran que fue­ron cria­das “en­tre el co­lo­ri­do del Ca­ri­be co­lom­biano, las ri­que­zas del mar, la cultura del Car­na­val y la na­tu­ra­le­za”. Así pues, es­tas ba­rran­qui­lle­ras afir­man que si hay al­go que tie­nen en co­mún es su pa­sión por “mez­clar tex­tu­ras y co­lo­res”.

Es­ta ve­na ar­tís­ti­ca las lle­vó con el tiem­po for­mar­se pro­fe­sio­nal­men­te en el cam­po del di­se­ño. En la ac­tua­li­dad, Karina es di­se­ña­do­ra grá­fi­ca y Lis­set­te, di­se­ña­do­ra de mo­das. A pe­sar de per­te­ne­cer a dis­tin­tos ám­bi­tos, un día am­bas de­ci­die­ron que ha­bía lle­ga­do el mo­men­to de “unir fuer­zas y ser el com­ple­men­to de la otra” para crear su pro­pio pro­yec­to de em­pren­di­mien­to.

“Re­cuer­do que yo me la pa­sa­ba vien­do en cen­tros co­mer­cia­les cal­za­do ame­ri­cano e im­por­ta­do. Em­pe­cé a sen­tir una in­sa­tis­fac­ción al ver có­mo en nues­tro país no nos es­tá­ba­mos ani­man­do a crear nues­tros pro­pios za­pa­tos, te­nien­do en cuen­ta que en Co­lom­bia te­ne­mos una bue­na mano de obra. Em­pe­cé a in­ves­ti­gar el pa­no­ra­ma del cal­za­do en el país y me di cuen­ta de que no ha­bía en el mer­ca­do un mo- de­lo de za­pa­to como el que so­lía ver en las vi­tri­nas, pe­ro con nues­tro se­llo co­lom­biano. Su­pe que te­nía que crear una nue­va pro­pues­ta de cal­za­do y que mi her­ma­na iba a ser mi gran alia­da en es­ta ini­cia­ti­va”, con­tó Lis­set­te.

En 2014, crea­ron la empresa de cal­za­do Tahi Shoes. Gra­cias a que Lis­set­te ha­bía te­ni­do la opor­tu­ni­dad de tra­ba­jar con su pa­pá en la pro­duc­ción de za­pa­tos y car­te­ras, co­men­za­ron ela­bo­ran­do des­de sus ca­sas al­re­de­dor de 30 za­pa­tos. Des­pués los pu­bli­ca­ron en re­des so­cia­les.

“Em­pe­za­mos a cre­cer en es­tas pla­ta­for­mas. De he­cho clien­tes gran­des de ex­por­ta­ción nos con­tac­ta­ron a tra­vés de re­des so­cia­les. Hoy día ya con­ta­mos con nues­tra ofi­ci­na y gra­cias a or­ga­ni­za­cio­nes como Pro­co­lom­bia he­mos po­di­do ir a fe­rias de mo­da en Es­ta­dos Uni­dos. Ahora mis­mo te­ne­mos pre­sen­cia en paí­ses como Puer­to Ri­co y Pa­na­má”, co­men­tó Karina.

Lis­set­te afir­ma que par­te de su pro­pues­ta crea­ti­va es con­ti­nuar con “esa fu­sión de tex­tu­ras y co­lo­res” que siem­pre las ha ca­rac­te­ri­za­do, re­crean­do de es­te mo­do “una ar­mo­nía en el za­pa­to”. Como se con­si­de­ran aman­tes de la na­tu­ra­le­za, ma­ni­fies­tan que no tra­ba­jan con cue­ro, pues “no es­tán de acuer­do con usar pie­les de ani­ma­les”. Op­tan por los tex­ti­les ya que “tie­nen muy bue­na ve­jez, lar­ga du­ra­ción y otor­gan ca­li­dad”.

Karina y Lis­set­te le apues­tan a la mano de obra co­lom­bia­na. Sus za­pa­tos son ela­bo­ra­dos a mano y ade­más apro­ve­chan para in­cluir en su pro­ce­so de di­se­ño al­guno ras­gos de su des­cen­den­cia li­ba­ne­sa.

“No­so­tras siem­pre he­mos ad­mi­ra­do la cultura li­ba­ne­sa por la ca­pa­ci­dad que ellos tie­nen de rea­li­zar tex­ti­les con se­das, li­nos y unos bro­ca­dos im­pre­sio­nan­tes. Son te­las que duran y que tie­nen muy bue­na ca­li­dad. A la ho­ra de di­se­ñar, in­clui­mos te­las de Tur­quía y otras las es­tam­pa­mos aquí en el país”, ex­pli­có Lis­set­te.

Las her­ma­nas Ba­ra­kat coin­ci­den en que se han con­ver­ti­do en un gran equi­po de tra­ba­jo. A pe­sar de te­ner dis­tin­tas per­so­na­li­da­des, agre­gan que ha si­do “el amor y las ga­nas de sa­lir ade­lan­te”, lo que las ha im­pul­sa­do a se­guir lu­chan­do por sus sue­ños.

“Es una her­man­dad. Por más con­flic­tos que exis­tan siem­pre se­re­mos her­ma­nas y el ca­ri­ño siem­pre pre­va­le­ce­rá”, aña­dió Karina.

Por su par­te, Lis­set­te con­si­de­ra que los em­pren­de­do­res siem­pre de­ben te­ner en cuen­ta que a la ho­ra de crear un pro­yec­to lo más im­por­tan­te “son las ga­nas”.

“Siem­pre hay que bus­car nue­vos re­tos. Pri­me­ro en­fo­car una men­te po­si­ti­va y des­pués te­ner la dis­po­si­ción de ha­cer el tra­ba­jo de la me­jor ma­ne­ra, con cons­tan­cia y dis­ci­pli­na”, es­ta­ble­ció.

Karina y Lis­set­te ma­ni­fies­tan que es el mo­men­to de que los co­lom­bia­nos le apues­ten ca­da vez más a sus pro­duc­tos lo­ca­les. Sos­tie­nen que aún ha­ce fal­ta en el país “más in­dus­trias que se de­di­quen a la fa­bri­ca­ción de in­su­mos de cal­za­do” pues sue­ñan con la idea de po­der con­se­guir den­tro de Co­lom­bia to­dos los ma­te­ria­les ne­ce­sa­rios para la ela­bo­ra­ción de sus za­pa­tos.

“Que­re­mos más pro­duc­tos 100% co­lom­bia­nos. Que­re­mos mos­trar­le al mun­do que en Co­lom­bia si se pue­den ha­cer za­pa­tos que es­tén a ni­vel de ex­por­ta­ción, que con­ta­mos con una ex­ce­len­te mano de obra y que como in­dus­tria de cal­za­do he­mos cre­ci­do y avan­za­do mu­cho. En el país con­ta­mos con za­pa­tos con di­se­ño, tac­to y bue­na ca­li­dad”, con­clu­yó Lis­set­te. GC

“Ha si­do el amor y las ga­nas de sa­lir ade­lan­te lo que nos im­pul­sa a lu­char por nues­tros sue­ños”.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.