Clau­dia Rit­zel y su in­vi­ta­ción a la in­clu­sión

La ba­rran­qui­lle­ra des­de ha­ce 11 años es la pre­si­den­ta de Fundown Ca­ri­be. Ha­bla so­bre su mo­ti­va­ción para crear la or­ga­ni­za­ción: su hi­ja Ca­ro­li­na, de 15 años.

Gente Caribe - - Portada - TEX­TO Sharon Ka­lil Instagram: @sha­rond­ka­lil FO­TOS Jo­sé Puen­te

LA PRE­SI­DEN­TA DE FUNDOWN CA­RI­BE CON­TÓ CÓ­MO CAM­BIÓ SU VI­DA CON EL NA­CI­MIEN­TO DE SU HI­JA, QUE NA­CIÓ CON ES­TA CON­DI­CIÓN. HOY SU MA­YOR OB­JE­TI­VO ES­TÁ CEN­TRA­DO EN TRA­BA­JAR POR LOS DE­RE­CHOS DE ESA PO­BLA­CIÓN EN IBE­ROA­MÉ­RI­CA.

Dis­ci­pli­na­da, bue­na ami­ga y sen­ci­lla. Así se de­fi­ne Clau­dia Rit­zel, pre­si­den­ta de Fundown Ca­ri­be y vi­ce­pre­si­den­ta se­gun­da de la Fe­de­ra­ción Ibe­roa­me­ri­ca­na de Sín­dro­me de Down, Fia­down.

La ba­rran­qui­lle­ra, que tie­ne co­mo so­por­te de vi­da a su fa­mi­lia, des­de ha­ce 15 años em­pren­dió, jun­to con su es­po­so, la ta­rea de apren­der so­bre la con­di­ción ge­né­ti­ca de su hi­ja me­nor, Ca­ro­li­na.

Se tra­ta del Sín­dro­me de Down, un te­ma que, se­gún ex­pli­có, es ne­ce­sa­rio que sea co­no­ci­do por to­das las per­so­nas. “Con mi es­po­so y con otras fa­mi­lias que tie­nen hi­jos con el sín­dro­me,

crea­mos en el 2007 Fundown Ca­ri­be. Nos di­mos cuen­ta de que ha­bía bas­tan­te ne­ce­si­dad en la Costa Atlán­ti­ca de que exis­tie­ra una ins­ti­tu­ción que apo­ya­ra a las fa­mi­lias”.

Aho­ra bien, Clau­dia es in­ge­nie­ra In­dus­trial, egre­sa­da de la Uni­ver­si­dad del Nor­te y una apa­sio­na­da por las ma­te­má­ti­cas.

“En el co­le­gio era bue­na alum­na. Es­ta­ba en­tre es­tu­diar Ad­mi­nis­tra­ción de Em­pre­sas o In­ge­nie­ría In­dus­trial. Cuan­do me gra­dué, tra­ba­jé mu­cho en el área fi­nan­cie­ra en va­rias cor­po­ra­cio­nes y tam­bién, por 10 años, me en­car­gué de la ope­ra­ción de Avianca para San­ta Mar­ta y el Mag­da­le­na. Lue­go na­ció Ca­ro­li­na y em­pe­za­mos a tra­ba­jar en es­te te­ma de apo­yar a las fa­mi­lias, a to­mar cur­sos y a asis­tir a con­gre­sos para apren­der”, con­tó.

Ade­más de los nú­me­ros, la ba­rran­qui­lle­ra te­nía otra pa­sión: los deportes. “En mi ju­ven­tud ju­gué te­nis, en el co­le­gio es­ta­ba en el equi­po de vo­lei­bol y ju­gué sóft­bol has­ta ha­ce unos po­cos años. Mi pa­sa­tiem­po aho­ra es leer no­ve­las de la es­cri­to­ra Da­nie­lle Steel. Me gus­ta su es­ti­lo de es­cri­tu­ra ro­mán­ti­ca”, di­jo.

En­tre sus hob­bies tam­bién pue­de des­ta­car su gus­to por via­jar, dis­fru­tar mo­men­tos en el mar y com­par­tir tiem­po con sus tres hi­jos y su es­po­so, Al­fon­so Dá­vi­la.

Pre­ci­sa­men­te so­bre sus hi­jos di­jo que es­tos han lle­na­do de sa­tis­fac­ción su vi­da. “Na­ta­lia es psicóloga y es­tá tra­ba­jan­do en una mul­ti­na­cio­nal, y Mauricio es­tá es­tu­dian­do In­ge­nie­ría In­dus­trial, am­bos es­tán en EE. UU. Ca­ro­li­na es­tá cur­san­do oc­ta­vo gra­do en un co­le­gio re­gu­lar”, di­jo Clau­dia, quien es­tá ra­di­ca­da des­de ha­ce unos me­ses en San­ta Mar­ta.

En cuan­to a su rol en la fun­da­ción, co­men­tó que lo que más le gus­ta es que jun­to con el equi­po de la or­ga­ni­za­ción tra­ba­ja para res­ti­tuir los de­re­chos de las per­so­nas con Sín­dro­me de Down, para “ha­cer un cam­bio de chip”.

“Es un re­to muy bo­ni­to. Aun­que sa­be­mos que no se da de un día para otro, ca­da día se­gui­mos tra­ba­jan­do para que se lo­gre una ver­da­de­ra in­clu­sión. Sen­ti­mos cier­ta frus­tra­ción cuan­do cree­mos que he­mos avan­za­do en te­mas de in­clu­sión y que he­mos lo­gra­do cam­biar la men­ta­li­dad de al­gu­nas per­so­nas y lue­go ve­mos que no es así”, re­sal­tó.

De es­ta ma­ne­ra, Clau­dia ha lo­gra­do que su hi­ja sea in­clui­da en dis­tin­tos as­pec­tos so­cia­les du­ran­te su cre­ci­mien­to, “tal y co­mo de­be ser”.

Tam­bién se ha en­car­ga­do en los úl­ti­mos 11 años de for­mar e in­for­mar a fa­mi­lias, do­cen­tes, pro­fe­sio­na­les y de­más so­bre las re­gu­la­cio­nes ac­tua­les de la in­clu­sión. “Se tra­ta de mo­di­fi­car el en­torno para que sea po­si­ble la in­clu­sión con pro­gra­mas y cam­pa­ñas de con­cien­ti­za­ción y sen­si­bi­li­za­ción”.

La ba­rran­qui­lle­ra re­cal­có que la in­clu­sión se da de for­ma na­tu­ral si se ini­cia en la pri­me­ra in­fan­cia.

SO­BRE FUNDOWN “Ha­bía ne­ce­si­dad en la Costa Atlán­ti­ca de que exis­tie­ra una ins­ti­tu­ción que apo­ya­ra a las fa­mi­lias”.

SON GEN­TE CA­RI­BE ... So­fía Ver­ga­ra Ma­ría Ele­na de Mei­sel An­nie Tres­pa­la­cios y Hu­gues La­cou­tu­re y nues­tros co­la­bo­ra­do­res Is­mael Ca­la y el pa­dre Al­ber­to Li­ne­ro

Clau­dia Rit­zel es In­ge­nie­ra In­dus­trial. Tam­bién es la vi­ce­pre­si­den­ta 2.ª de la Fe­de­ra­ción Ibe­roa­me­ri­ca­na de Sín­dro­me de Down.

En­tre sus pa­sa­tiem­pos se des­ta­ca su gus­to por los via­jes y por leer las no­ve­las ro­mán­ti­cas de la es­cri­to­ra Da­nie­lle Steel.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.