Cé­sar Es­co­la Ar­tis­ta

Cé­sar Es­co­la es na­ti­vo de Ar­gen­ti­na, con co­ra­zón co­lom­biano. En su ca­rre­ra se ha desem­pe­ña­do co­mo com­po­si­tor, di­rec­tor mu­si­cal y más. Ha­ce po­co es­tu­vo par­ti­ci­pan­do en ‘La Voz Kids’ y pron­ta­men­te vol­ve­rá a la pan­ta­lla chi­ca, en ‘Yo me Lla­mo’.

Gente Caribe - - GC ÍNDICE - TEX­TO Lo­rai­ne Obregón Do­na­do FOTOS Cor­te­sía Ca­ra­col Te­le­vi­sión y Han­sel Vás­quez

La mú­si­ca fue la cau­san­te de que el ar­gen­tino Cé­sar Es­co­la de­ci­die­ra vi­vir en Co­lom­bia, des­de ha­ce 30 años. Adi­cio­nal­men­te, tra­ba­jar en el país, en tea­tro, lo lle­vó a que su ca­mino tu­vie­ra se­ña­les que lo di­ri­gie­ran ha­cia la mú­si­ca pu­bli­ci­ta­ria, el tea­tro y el ci­ne.

Con un acen­to que no mien­te y que de­ja al des­cu­bier­to su iden­ti­dad cul­tu­ral, ex­pli­ca que es­te país ca­fe­te­ro ca­da vez cre­ce más en el ám­bi­to ar­tís­ti­co. “Es in­creí­ble la can­ti­dad de mú­si­cos que hay, de gru­pos que cre­cen y de gen­te in­tere­sa­da por to­das las ar­tes. Pien­so que en cier­ta me­di­da, lo pú­bli­co de­be­ría brin­dar más ayu­das. Por ejem­plo, el Mi­nis­te­rio de Cul­tu­ra es cons­cien­te de que el apo­yo es fun­da­men­tal pa­ra que la gen­te pue­da desa­rro­llar­se”, ex­pli­ca. Agre­ga que es­ta pa­tria le ha re­ga­la­do un hi­jo bo­go­tano, de 14 años, que ca­lifi­ca co­mo ma­ra­vi­llo­so y que lle­va por

nom­bre Martín. Tam­bién, di­ce que ha ga­na­do ami­gos y una fa­mi­lia, pues al fi­nal del día con­si­de­ra que su ca­sa es Co­lom­bia.

En el cam­po pro­fe­sio­nal, es­pe­cifi­ca que ha te­ni­do mu­chas sa­tis­fac­cio­nes, así co­mo com­pa­ñe­ros de tra­ba­jo excepciona­les y tres so­cios de su em­pre­sa de mú­si­ca Ki­lom­bo, a quie­nes con­si­de­ra miem­bros de su nú­cleo fa­mi­liar por­que, pa­ra él, la mú­si­ca acer­ca a to­dos.

“En Co­lom­bia, des­de que lle­gué, nun­ca pen­sé en ir­me. Sí he sa­li­do a va­ca­cio­nar, pe­ro nun­ca he te­ni­do pen­sa­mien­tos de vol­ver a Ar­gen­ti­na o de ir­me pa­ra Es­ta­dos Uni­dos, co­mo mu­chas per­so­nas lo sue­ñan, ya que siem­pre me he sen­ti­do en ca­sa, a gus­to. Amo las mon­ta­ñas, en­ton­ces vi­vir en Bo­go­tá me da fe­li­ci­dad. Aho­ra, en el 2003 me na­cio­na­li­cé y lo más im­por­tan­te en to­do el tiem­po que lle­vo en es­ta tie­rra ha si­do el co­ra­zón de la gen­te que siem­pre me ha he­cho sen­tir bien”, se­ña­la. Es­co­la bus­ca en sus me­mo­rias y re­me­mo­ra que em­pe­zó a in­cur­sio­nar en el mun­do del es­pec­tácu­lo gra­cias a las ga­nas que siem­pre tu­vo y que sin­tió de pe­que­ño. Men­cio­na que asis­tir co­mo pú­bli­co a pro­gra­mas de te­le­vi­sión, de la mano de su ma­dre, fue útil pa­ra des­cu­brir que el mun­do ar­tís­ti­co era fas­ci­nan­te.

“Cual­quier ac­to que hu­bie­ra que re­ci­tar en mi co­le­gio, ahí es­ta­ba yo. Siem­pre es­ta­ba can­tan­do, bai­lan­do, por tan­to, cuan­do cre­cí no du­dé en es­tu­diar mú­si­ca. Lue­go em­pe­cé a tra­ba­jar en tea­tro, en Bue­nos Ai­res, pri­me­ro en un es­tu­dio de dan­za to­ca­ba el piano y allí em­pe­cé a in­cur­sio­nar en tea­tro (...) una vez que prue­bas el mun­do del es­pec­tácu­lo y te sien­tes fe­liz, no lo quie­res sol­tar, así que des­de ha­ce 38 años me he de­di­ca­do a es­to”.

De su ex­pe­rien­cia, Cé­sar men­cio­na que ha ga­na­do apren­di­za­jes co­mo es­tar pre­pa­ra­do siem­pre, es­tu­diar, ser crea­ti­vo to­do el tiem­po y sen­tir in­te­rés por lo que se ha­ce, da­do que con­si­de­ra que su ca­rre­ra no so­lo con­sis­te en es­tu­diar mú­si­ca y lle­gar has­ta allí.

Da a co­no­cer que to­dos los tra­ba­jos que ha he­cho los ha to­ma­do co­mo si fue­ran sus pro­pios hi­jos, con un amor igua­la­to­rio. Em­pe­ro, re­sal­ta que ha­ber par­ti­ci­pa­do en la mu­si­ca­li­za­ción de la te­le­no­ve­la Yo soy Betty, la fea; es pa­ra él im­por­tan­te, de­bi­do a que su mú­si­ca ha si­do es­cu­cha­da en más de 150 paí­ses.

Se­ña­la que el rol que es­co­ge­ría una y otra vez, por en­ci­ma de cual­quier otro, es el de mú­si­co, es­to obe­de­ce a que la mú­si­ca ha es­ta­do pre­sen­te en su vi­da siem­pre y no con­ci­be su vi­da sin es­ta. “Es­toy se­gu­ro que si al­gún día me ale­jo de la mú­si­ca, ella se en­car­ga­rá de res­ca­tar­me”.

Se con­si­de­ra agra­de­ci­do con to­do lo que ha re­ci­bi­do en la vi­da. Lo úni­co que le gus­ta­ría se­guir te­nien­do es la mis­ma ener­gía y las ga­nas que en el pre­sen­te tie­ne pa­ra criar a su hi­jo y dar­le lo me­jor. En lo pro­fe­sio­nal, desea se­guir in­no­van­do y con­ti­nuar en el en­tre­te­ni­mien­to de la gen­te.

Sue­ña con vol­ver a ha­cer co­me­dias mu­si­ca­les y si tie­ne que defi­nir­se, di­ría que es una per­so­na que le gus­ta es­tar ac­ti­va, ro­dear­se de bue­na gen­te, y enamo­rar­se de su tra­ba­jo y de sus com­pa­ñe­ros, en el buen sen­ti­do de la pa­la­bra.

PRO­YEC­TOS. Re­cien­te­men­te es­tu­vo en Ba­rran­qui­lla brin­dan­do el con­ver­sa­to­rio Mu­si­ca­li­za­ción pa­ra ci­ne y te­le­vi­sión, en el mar­co del Fes­ti­val In­ter­na­cio­nal de Cor­to­me­tra­jes Ci­ne a la Ca­lle (Fi­ci­ca).

A su vez, fue coach vo­cal del equi­po Se­bas­tián Yatra, en la Voz Kids.

“En es­te hi­ci­mos un ex­ce­len­te tra­ba­jo con un gran equi­po de pro­duc­ción mu­si­cal de­trás de cá­ma­ras, pre­pa­ran­do a los pe­que­ños par­ti­ci­pan­tes”.

Re­sal­ta que es­ta­rá mu­si­cal­men­te rin­dien­do tri­bu­to al gru­po AB­BA, con Luz Am­pa­ro Ál­va­rez, Con­nie Me­di­na y Ri­car­do Pra­do. Así mis­mo, vol­ve­rá a la pan­ta­lla chi­ca con su par­ti­ci­pa­ción en otra tem­po­ra­da de Yo me lla­mo, en el canal Ca­ra­col.

“Es­toy muy fe­liz de que vuel­va el reality, ya que me di­vier­te, a la gen­te le gus­ta y pue­do ver mu­cho ta­len­to (...) ad­mi­ro a mis com­pa­ñe­ros y los quie­ro mu­cho, he­mos for­ma­do un trio fa­bu­lo­so. A ve­ces Pi­pe Bueno y yo nos alia­mos pa­ra de­cir al­go en con­tra de Am­pa­ro y nos di­ver­ti­mos (...) en la tem­po­ra­da pa­sa­da me in­ven­té lo de la cor­ne­ta, es­te año es­toy vien­do qué ha­cer”.GC

UN SUE­ÑO... “Yo an­he­lo vol­ver a ha­cer co­me­dia mu­si­cal y, den­tro de unos años, se­guir con la mis­ma vi­ta­li­dad”.

LO QUE LE HA DA­DO CO­LOM­BIA... “Mi hi­jo Martín, de 14 años, ami­gos y una fa­mi­lia, pues al final es­te país lo con­si­de­ro mi ca­sa”.

El mun­do del es­pec­tácu­lo ha­ce par­te de la vi­da de Cé­sar Es­co­la. Él ase­gu­ra que una vez in­cur­sio­nó en el cam­po, no qui­so de­jar­lo. En el pre­sen­te cuen­ta con 38 años de ex­pe­rien­cia.

Cé­sar se defi­ne co­mo una per­so­na ac­ti­va, que le gus­ta ro­dear­se de bue­na gen­te y siem­pre pro­cu­ra enamo­rar­se de su tra­ba­jo.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.