El ar­te co­mo ele­men­to de­co­ra­ti­vo que mar­ca un es­ti­lo en el ho­gar

Dos ex­per­tos en in­terio­ris­mo ha­bla­ron so­bre có­mo ele­gir co­rrec­ta­men­te una pin­tu­ra para am­bien­tar ca­da es­pa­cio de la ca­sa. Tam­bién ex­pli­ca­ron lo im­por­tan­te que es te­ner en cuen­ta los co­lo­res y el es­ti­lo del pro­pie­ta­rio.

Gente Caribe - - GC ÍNDICE - TEX­TO Lo­rai­ne Obre­gón Do­na­do FOTOS Shut­ters­tock

Uno de los pun­tos re­le­van­tes al mo­men­to de de­co­rar el in­te­rior de una vi­vien­da es la elec­ción de los ele­men­tos que la am­bien­ta­rá. Para quie­nes son aman­tes del ar­te, las pin­tu­ras, por ejem­plo, co­bran gran pro­ta­go­nis­mo de­bi­do a su al­to im­pac­to a la ho­ra de ge­ne­rar at­mós­fe­ras.

Pe­ro, aun­que re­sul­te atrac­ti­vo para el ojo hu­mano, se re­quie­re co­no­cer al­gu­nos de­ta­lles bá­si­cos que nos per­mi­tan guar­dar las pro­por­cio­nes para no caer en erro­res de prin­ci­pian­te.

Luis Por­ta­cio, es­pe­cia­lis­ta en in­terio­ris­mo, ex­pli­ca que el ar­te en el ho­gar es el ele­men­to de co­ne­xión con los múl­ti­ples ac­ce­so­rios que par­ti­ci­pan en un di­se­ño de in­te­rio­res. Adi­cio­nal­men­te, en­fa­ti­za en que son pa­tri­mo­nio y ejes cen­tra­les de los es­pa­cios en blan­co. El di­se­ña­dor de in­te­rio­res Juan Car­los Ar­ci­la di­ce que el ar­te pue­de ser el len­gua­je es­té­ti­co, in­te­lec­tual y emo­cio­nal, que pue­de pro­du­cir paz, des­per­tar tu sen­sua­li­dad o dar pe­sa­di­llas, pe­ro que al final re­sul­ta sien­do una elec­ción per­so­nal. Agre­ga que la se­lec­ción de una pie­za es de­ter­mi­nan­te, ya que vi­vi­rá con no­so­tros por un de­ter­mi­na­do tiem­po y es vi­tal que “siem­pre ten­ga al­go de paz y de luz”.

Para se­lec­cio­nar una pin­tu­ra, Por­ta­cio ex­pli­ca que exis­ten va­ria­bles que ayu­dan a to­mar una ex­ce­len­te de­ci­sión. “Prin­ci­pal­men­te se de­be te­ner en cuen­ta el es­ti­lo de­co­ra­ti­vo, que de­be te­ner cohe­ren­cia con la téc­ni­ca del ar­tis­ta de la pin­tu­ra para ge­ne­rar un acom­pa­ña­mien­to a los ele­men­tos par­ti­ci­pan­tes en el es­pa­cio. Por otro la­do es­tá el co­lor, ya que la pa­le­ta de

co­lo­ri­me­tría en el amo­bla­mien­to es el pun­to de par­ti­da para se­lec­cio­nar

o so­li­ci­tar a cual­quier ar­tis­ta un ele­men­to que fu­sio­ne con los di­fe­ren­tes to­nos uti­li­za­dos en el área. Por úl­ti­mo es­tá la pro­por­ción, da­do que es in­dis­pen­sa­ble que ha­ya ar­mo­nía en los es­pa­cios y que exis­ta un equi­li­brio en­tre los ob­je­tos que se en­cuen­tran en el es­pa­cio”.

Ten­ga en cuen­ta que, se­gún el experto, una ma­la elec­ción pue­de ha­cer fracasar el pro­yec­to de amo­bla­mien­to, así que uno de sus con­se­jos es crear un ta­ble­ro en el por­tal de imá­ge­nes Pin­te­rest con el es­ti­lo o ten­den­cia de­co­ra­ti­vo de su pre­fe­ren­cia, es­to con el pro­pó­si­to de en­con­trar co­lo­res y tex­tu­ras que defi­nan la per­so­na­li­dad del es­pa­cio que desee in­ter­ve­nir. Por su par­te, Ar­ci­la re­co­mien­da con­sul­tar la web, pues con­si­de­ra que hay mu­cha in­for­ma­ción que pue­de ser vi­tal para en­con­trar ideas de lo que se desea. GC

Es­te in­te­rior lu­ce to­nos so­brios y, co­mo ele­men­to de­co­ra­ti­vo es­tre­lla, cuen­ta con una se­rie de cua­dros pe­que­ños con in­fra­es­truc­tu­ras, lu­ga­res y es­pa­cios de una ca­sa.

Para las ha­bi­ta­cio­nes lo acon­se­ja­ble, aun­que va­ría se­gún el es­ti­lo de las per­so­nas, son los cua­dros que apor­tan “luz y paz”.

Con un es­ti­lo mi­ni­ma­lis­ta, es­ta sa­la en to­nos ‘black and Whi­te’, cuen­ta con cin­co cua­dros de di­fe­ren­tes ta­ma­ños que equi­li­bran el es­pa­cio y com­ple­men­tan los ele­men­tos de­co­ra­ti­vos.

La com­bi­na­ción en­tre los ele­men­tos de tono cá­li­do y frío, con tex­tu­ras en ma­de­ra com­pa­gi­nan con la na­tu­ra­le­za del cua­dro.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.