Holl­man Be­ce­rra Em­pren­de­dor

Gente Caribe - - GC ÍNDICE - TEX­TO Sha­ron Ka­lil

El em­pren­de­dor ba­rran­qui­lle­ro Holl­man Be­ce­rra com­par­te qué es lo más di­fí­cil a la ho­ra de ini­ciar un pro­yec­to. En la ac­tua­li­dad es pro­pie­ta­rio de una mar­ca de ma­rro­qui­ne­ría y com­ple­men­tos y de una mul­ti­mar­ca. Tam­bién ha­bla de sus sue­ños y del con­te­ni­do so­bre em­pren­di­mien­to que sube en re­des so­cia­les.

La pa­sión y la dis­ci­pli­na son dos cua­li­da­des que el ba­rran­qui­lle­ro Holl­man Be­ce­rra res­ca­ta de­be te­ner to­da aque­lla per­so­na que quie­re em­pren­der, de­bi­do a que se ten­drá la se­gu­ri­dad pa­ra en­fren­tar los días di­fí­ci­les que cual­quier pro­yec­to tie­ne.

El jo­ven de 22 años re­cuer­da con una son­ri­sa su pri­mer acer­ca­mien­to al em­pren­di­mien­to: una cri­sis eco­nó­mi­ca que su­frió su fa­mi­lia cuan­do él te­nía ocho años.

“Vi có­mo mi ma­má em­pe­zó a ven­der bol­sos que traía de Bu­ca­ra­man­ga y có­mo jun­to a mi tía em­pe­zó a ha­cer ac­ce­so­rios. Lle­ga­ban del tra­ba­jo can­sa­das a ha­cer es­to y a arre­glar to­da la mer­can­cía. En mu­chas oca­sio­nes yo las ayu­dé a arre­glar to­do y me di cuen­ta có­mo era ren­ta­ble el ne­go­cio”.

Sin qui­tar la son­ri­sa de su ros­tro re­cor­dó que su pri­mer in­ten­to de em­pren­di­mien­to fue ha­cer una ven­ta de ga­ra­je pa­ra ayu­dar en ca­sa, “al­go inusual en Car­ta­ge­na, don­de vi­vía”.

Así fue co­mo ven­dió pe­lu­ches, jo­yas, bol­sos y has­ta li­mo­na­da. Al cre­cer, re­gre­só a su na­tal Ba­rran­qui­lla y es­tu­dió Co­mu­ni­ca­ción So­cial y Pe­rio­dis­mo en la Uni­ver­si­dad Au­tó­no­ma del Ca­ri­be con el fir­me de­seo de tra­ba­jar en al­gún me­dio de co­mu­ni­ca­ción.

“En la uni­ver­si­dad, en el 2014, me di cuen­ta que que­ría ha­cer al­go di­fe­ren­te al res­to, que­ría em­pren­der, así que creé la mar­ca Holl­man Be­ce­rra y em­pe­cé a ven­der bol­sos de cue­ro a tra­vés de Ins­ta­gram. Lue­go hi­ce lla­ve­ros de pom­po­nes, cos­me­ti­que­ras y así fui am­plian­do la ga­ma de pro­duc­tos de mi mar­ca”.

Ha­ce dos años, Holl­man creó Mif co­mo el pri­mer di­rec­to­rio di­gi­tal de mo­da, be­lle­za y es­ti­lo de vi­da de la re­gión. Con es­te bus­ca­ba re­sal­tar las mar­cas co­lom­bia­nas y el em­pren­di­mien­to lo­cal, así que se en­car­gó de pu­bli­car las nue­vas co­lec­cio­nes y el tra­ba­jo de los di­se­ña­do­res.

“Des­pués de un año, na­ce Mif tien­da de con­cep­to, que es una mul­ti­mar­ca don­de, en pri­mer lu­gar, con­ta­mos con 12 mar­cas en nues­tro lo­cal, ubi­ca­do en el nor­te de la ciu­dad, pa­ra así

re­sal­tar el tra­ba­jo de los em­pren­de­do­res co­lom­bia­nos”.

En me­nos de un año co­men­zó a tra­ba­jar con 37 mar­cas co­lom­bia­nas de Bo­go­tá, Me­de­llín y Ba­rran­qui­lla, y en la ac­tua­li­dad cuen­ta con 280 em­pre­sas a las que les dis­tri­bu­ye al por ma­yor . “Más que ha­cer di­ne­ro yo ten­go el sue­ño de ins­pi­rar a la gen­te a que sal­ga ade­lan­te, a que abran su pro­pio ne­go­cio, por­que vi la si­tua­ción de mi fa­mi­lia y no me lle­ga­ron fá­ci­les las co­sas”. Agre­gó que en el em­pren­di­mien­to la gen­te es muy celosa, por lo que es di­fí­cil con­se­guir pro­vee­do­res de ca­li­dad. “Yo pien­so que hay sol pa­ra to­do el mun­do y hay po­si­bi­li­da­des pa­ra to­dos, lo úni­co es que ca­da uno le tie­ne que po­ner la esen­cia a su ne­go­cio”.

En la ac­tua­li­dad se pre­pa­ra pa­ra abrir

UN SUE­ÑO “Pla­neo ha­cer un mas­ter en Di­rec­ción de em­pre­sas de mo­da en una uni­ver­si­dad en Bar­ce­lo­na”.

EL INI­CIO “En la uni­ver­si­dad, en el 2014, me di cuen­ta de que que­ría ha­cer al­go di­fe­ren­te al res­to, que­ría em­pren­der”.

UN DE­SEO “Más que ha­cer di­ne­ro yo ten­go el sue­ño de ins­pi­rar a la gen­te pa­ra que sal­ga ade­lan­te”.

dos pun­tos más de Mif: uno en Car­ta­ge­na y otro en la zo­na sur de Ba­rran­qui­lla. Tam­bién se de­di­ca a brin­dar ase­so­rías per­so­na­li­za­das so­bre re­des so­cia­les. Apar­te, el jo­ven se es­tá pre­pa­ran­do pa­ra lan­zar una lí­nea de cui­da­do pa­ra la piel ba­jo su mar­ca per­so­nal. “Ten­go vi­sio­na­do ha­cer un mas­ter en Di­rec­ción de em­pre­sas de mo­da en una uni­ver­si­dad en Bar­ce­lo­na, pa­ra ali­men­tar mi em­pre­sa. Tam­bién he tras­la­da­do to­do mi co­no­ci­mien­to a vi­deos que subo en Ins­ta­gram con tips de em­pren­di­mien­to, con in­for­ma­ción so­bre có­mo con­se­guir más se­gui­do­res y so­bre có­mo em­pe­zar un ne­go­cio. Pien­so que uno no de­be edu­car­se pa­ra que­dar­se con el co­no­ci­mien­to, sino pa­ra com­par­tir­lo y no hay na­da más ba­cano que ver a la gen­te cre­cer”.

FO­TOS Or­lan­do Ama­dor

Holl­man Be­ce­rra es­tu­dió Co­mu­ni­ca­ción So­cial y Pe­rio­dis­mo en la Uni­ver­si­dad Au­tó­no­ma del Ca­ri­be.

Uno de sus pro­yec­tos es su­bir con­te­ni­do so­bre em­pren­di­mien­to en cáp­su­las de vi­deo, en re­des so­cia­les.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.