An­drés Ro­drí­guez In­ge­nie­ro de sis­te­mas

Con ocho años de tra­yec­to­ria co­mo in­ge­nie­ro de sis­te­mas es­te jo­ven val­du­pa­ren­se bus­ca, des­de su em­pre­sa, in­cen­ti­var la pa­sión por es­ta in­dus­tria del en­tre­te­ni­mien­to en to­da la Re­gión Ca­ri­be.

Gente Caribe - - GC ÍNDICE - TEX­TO Oc­ta­vio De la Hoz Pé­rez FO­TOS Or­lan­do Ama­dor

Cuan­do era ni­ño su pri­me­ra con­so­la de vi­deo­jue­gos fue una Nin­ten­do. En ese ins­tan­te, un nue­vo in­te­rés co­men­zó a na­cer en la vi­da de An­drés Ro­drí­guez Bo­ni­lla. Su fa­mi­lia em­pe­zó a no­tar que es­te ga­mer du­ra­ba ho­ras en fren­te de la te­le­vi­sión. “Los vi­deo­jue­gos no te van a lle­var a nin­gún la­do” fue una de las fra­ses que le re­pe­tía múl­ti­ples ve­ces su pa­dre, se­gún re­cor­dó.

Sin dar­le tan­ta im­por­tan­cia, es­te jo­ven va­lle­na­to si­guió con su pa­sión por los jue­gos vir­tua­les. Fi­nal Fan­tasy IV y Ta­les of Pi­ra­tes son los vi­deo­jue­gos que mar­ca­ron su in­fan­cia y afian­za­ron sus ga­nas de crear un jue­go o tí­tu­lo pro­pio. Des­pués del ba­chi­lle­ra­to, An­drés de­ci­dió en­trar a la ca­rre­ra de In­ge­nie­ría de Sis­te­mas en la Uni­ver­si­dad del Nor­te, mo­ti­va­do por su pa­dre, quien tam­bién es egre­sa­do de di­cha al­ma ma­ter. “De­sa­for­tu­na­da­men­te, en la par­te de la aca­de­mia, a ni­vel na­cio­nal, no hay una ca­rre­ra pro­fe­sio­nal de desa­rro­llo de vi­deo­jue­gos”, aña­dió An­drés. Con­tó que ade­más de su in­te­rés por los vi­deo­jue­gos tam­bién se ha sen­ti­do atraí­do por la idea de crear su pro­pia em­pre­sa.

UN SUE­ÑO HE­CHO REALI­DAD. Jun­to con sus dos so­cios, Diego Ra­mí­rez y Fouad Ha­youn, An­drés fun­dó su em­pre­sa Bla­zing soft. Al prin­ci­pio, co­men­tó el in­ge­nie­ro de sis­te­mas, la com­pa­ñía na­ció ba­jo la idea de desa­rro­llar pa­gi­nas webs, en una épo­ca en la que “era un tra­ba­jo bien re­mu­ne­ra­do”. Sin em­bar­go, con el pa­so del tiem­po, la vi­sión em­pre­sa­rial cam­bió pa­ra en­fo­car­se en los vi­deo­jue­gos.

An­drés men­cio­nó que su equi­po de tra­ba­jo ha desa­rro­lla­do vi­deo­jue­gos pa­ra pla­ta­for­mas mó­vi­les y pa­ra compu­tado­res. Con­tó que el de ma­yor in­gre­so fue el pro­yec­to Play2­learn. “Es­ta fue una pla­ta­for­ma de vi­deo­jue­gos RPG en 3D que se dis­tri­bu­yó en di­fe­ren­tes mu­ni­ci­pios del de­par­ta­men­to del Ce­sar pa­ra tra­ba­jar con los ni­ños en su pro­ce­so de apren­di­za­je en los co­le­gios”.

Sin em­bar­go, en voz del en­tre­vis­ta­do, no ha si­do fá­cil tra­ba­jar en la

in­dus­tria de los vi­deo­jue­gos en es­ta zo­na del país. Es­to hi­zo que la em­pre­sa se mo­vie­ra por otros ám­bi­tos del mer­ca­do co­mo el edu­ca­ti­vo y el de las te­le­co­mu­ni­ca­cio­nes. “An­tes, las em­pre­sas lo­ca­les no es­ta­ban dis­pues­tas a pa­gar por ocio. Las­ti­mo­sa­men­te han lle­ga­do in­ver­sio­nis­tas pa­ra pa­tro­ci­nar a de­sa­rro­lla­do­res, pe­ro aquí en la cos­ta no han lo­gra­do en­con­trar una ba­se só­li­da”, ma­ni­fes­tó. Co­mo una res­pues­ta a es­ta si­tua­ción, An­drés ha li­de­ra­do, en los úl­ti­mos dos años, reunio­nes de de­sa­rro­lla­do­res de vi­deo­jue­gos. Es­te es un es­pa­cio don­de bus­ca trans­fe­rir sus co­no­ci­mien­tos a las per­so­nas apa­sio­na­das y con ga­nas de crear sus pro­pios pro­yec­tos en el Ca­ri­be.

Por otra par­te, el jo­ven ase­gu­ró que ha vis­to un cre­ci­mien­to en las per­so­nas que quie­ren rea­li­zar vi­deo­jue­gos en Ba­rran­qui­lla. “Que­re­mos es­ta­ble­cer un ni­cho y un mo­vi­mien­to que per­mi­ta una in­ver­sión fu­tu­ra ha­cia pro­yec­tos rea­li­za­dos en es­ta zo­na del país”, des­ta­có.

UN TRA­BA­JO CON AM­BI­CIÓN. Ac­tual­men­te, el equi­po de ga­mers se en­cuen­tra en la rea­li­za­ción de su prin­ci­pal vi­deo­jue­go, el cual lan­za­rán en

los pró­xi­mos dos años pa­ra la con­so­la Nin­ten­do Switch. La idea del pro­yec­to na­ció en el even­to Atlán­ti­co Vi­deo­ga­me Sum­mit del año pa­sa­do. Allí, ma­ni­fes­tó An­drés, fue­ron ase­so­ra­dos con los pa­ne­lis­tas, quie­nes les brin­da­ron re­co­men­da­cio­nes pa­ra lo­grar un ex­ce­len­te pro­duc­to. “Via­ja­mos a la Ga­mes­com, uno de los even­tos de vi­deo­jue­gos más gran­de del pla­ne­ta, pa­ra bus­car per­so­nas que les lla­ma­ra la aten­ción los avan­ces que te­nía­mos de nues­tro jue­go y tu­vi­mos bue­na res­pues­ta”.

An­drés con­tó que se sien­te con­ten­to por la aco­gi­da que ha te­ni­do su jue­go y por el in­te­rés que es­tá te­nien­do en la co­mu­ni­dad de vi­deo­ju­ga­do­res. An­drés pre­ten­de con su em­pre­sa te­ner en el 2021 uno de los cin­co vi­deo­jue­gos más re­co­no­ci­dos en Co­lom­bia. Ade­más, el gru­po de ga­mers bus­ca des­li­gar la com­pa­ñía de otros en­fo­ques di­fe­ren­tes a los jue­gos.

“Que­re­mos te­ner un 70% de in­de­pen­den­cia de otras aris­tas de tra­ba­jo y así lo­grar que nues­tra or­ga­ni­za­ción so­lo sea di­ri­gi­da ha­cia los vi­deo­jue­gos”. An­drés se mos­tró op­ti­mis­ta fren­te al fu­tu­ro de la in­dus­tria en el Ca­ri­be y sien­te que “va por buen ca­mino”.GC

An­drés Ro­drí­guez ca­pa­ci­ta, de ma­ne­ra gra­tui­ta, a aque­llos in­tere­sa­dos en el desa­rro­llo de los vi­deo­jue­gos.

El val­du­pa­ren­se, de 30 años, y su equi­po de tra­ba­jo ac­tual­men­te crean un jue­go pa­ra la con­so­la Nin­ten­do Switch en Ba­rran­qui­lla.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.