Laura Echa­va­rría Ex­per­ta en mo­da

La pai­sa cuen­ta con una lí­nea de ‘t-shirts’, di­ri­gi­da a aque­llas mu­je­res que “bus­can lle­var un men­sa­je a tra­vés de la ro­pa”. Re­cien­te­men­te lan­zó su li­bro ‘Lec­cio­nes de es­ti­lo’, que cons­tru­yó gra­cias a sus 20 años de ex­pe­rien­cia en la mo­da.

Gente Caribe - - GC ÍNDICE - TEX­TO Lo­rai­ne Obre­gón Do­na­do

Des­de ha­ce dos años, la pai­sa Laura Echa­va­rría se en­cuen­tra afin­ca­da en Ba­rran­qui­lla. Con un bri­llo ca­rac­te­rís­ti­co en sus ojos, ex­pre­sa que es­ta ciu­dad ocu­pa un lu­gar es­pe­cial en su co­ra­zón.

“Cuan­do co­no­cí de la ciu­dad, cues­tio­né el por qué no ha­bía na­ci­do aquí, así que creo que mi amor por ella hi­zo que la vi­da mis­ma me tra­je­ra has­ta es­ta tie­rra. Mi hi­ja Olivia, de un año, es ba­rran­qui­lle­ra y sien­to que La Are­no­sa me ha abier­to las puer­tas de una ma­ne­ra in­creí­ble. Vi­vo enamo­ra­da de la gen­te y en­tien­do a Ga­briel Gar­cía Már­quez cuan­do ha­bla­ba del rea­lis­mo má­gi­co, pues es lo que se vi­ve aquí to­do el tiem­po. Es una zo­na del país que tie­ne mu­chos con­tras­tes des­de su gen­te, sus lu­ga­res y su cul­tu­ra”.

Echa­va­rría es di­se­ña­do­ra de mo­das y cuen­ta con una maes­tría en Co­mu­ni­ca­ción de Mo­da. Ad­mi­te que, aun­que siem­pre qui­so ejer­cer su ca­rre­ra pro­fe­sio­nal, tu­vo la opor­tu­ni­dad de co­no­cer y aden­trar en to­do lo re­la­cio­na­do al mun­do de las re­vis­tas, del es­ti­lis­mo y la co­mu­ni­ca­ción. De­can­tar­se por es­te ám­bi­to fue y si­gue sien­do su gran pasión.

A sus 33 años, re­me­mo­ra que de pe­que­ña sin­tió gran fas­ci­na­ción por la mo­da, a tal pun­to de creer con con­vic­ción de que en un fu­tu­ro os­ten­ta­ría el tí­tu­lo pro­fe­sio­nal en es­te cam­po. No tu­vo otras op­cio­nes a la ho­ra de de­ci­dir lo que es­tu­dia­ría, pues siem­pre cre­yó que era el me­dio pa­ra crear uni­ver­sos úni­cos, don­de la gen­te pu­die­ra soñar. “Un di­se­ña­dor de mo­das tie­ne el com­pro­mi­so de crear atuen­dos con los que la gen­te pue­da re­pre­sen­tar­se, di­ver­tir­se y soñar, y es pre­ci­sa­men­te lo que siem­pre me ha atraí­do. Creo que lo que uno lle­va pues­to es la car­ta de pre­sen­ta­ción más im­por­tan­te (...) pa­ra mí el es­ti­lo es el len­gua­je no ha­bla­do más usa­do en el mun­do; lo que lle­va­mos pues­to da un men­sa­je to­dos los días, aun­que a ve­ces pa­rez­ca que no se ha­ce de ma­ne­ra cons­cien­te. Siem­pre co­mu­ni­ca­mos a la so­cie­dad al­go de lo que so­mos”.

Di­ce que los co­lo­res que ele­gi­mos, las ca­mi­se­tas con men­sa­jes, o cuan­do ha­ce­mos uso de una mo­da es­pe­cífi­ca, to­do es­to ha­bla por sí so­lo, de­jan­do al des­cu­bier­to nues­tros gus­tos has­ta nues­tras ideo­lo­gías.

Ac­tual­men­te se en­cuen­tra im­pul­san­do su mar­ca de ro­pa The fas­hion les­sons shop, que creó ha­ce dos años. En es­ta, con la que im­pul­sa el le­ma de

“bá­si­cos po­de­ro­sos pa­ra el uso del día a día”, ha in­cor­po­ra­do ca­mi­se­tas bá­si­cas, ves­ti­dos y pa­ño­le­tas. “To­da­vía no ten­go lu­gar fí­si­co pa­ra ex­hi­bir las pren­das, pe­ro sí cuen­to con las re­des so­cia­les y la pá­gi­na web shop.fas­hion­les­sons.co (...) mi mar­ca es pa­ra to­do ti­po de mu­jer, so­bre to­do pa­ra quie­nes quie­ren lle­var un men­sa­je a tra­vés del es­ti­lo (...) en la crea­ción me ins­pi­ro en las frases que me gus­ta­ría lle­var y que —con­si­de­ro— po­drían iden­tifi­car”.

Aho­ra, cuan­do Laura tra­ba­ja con una mar­ca y pro­du­ce un con­te­ni­do es­pe­cífi­co, lo que bus­ca es ge­ne­rar un apren­di­za­je y una ins­pi­ra­ción. Su “mu­sa” la en­cuen­tra cons­tan­te­men­te en los lu­ga­res, las re­vis­tas, los li­bros, las ca­lles, los blogs y en la gen­te.

Pa­ra ella, al mo­men­to de co­mu­ni­car y crear, es vi­tal que la gen­te pue­da en­con­trar co­nfian­za en sí mis­mos, con la fina­li­dad de que se sien­tan fe­li­ces con quie­nes son, sin que­rer ser o pa­re­cer a otros. “Es un ejer­ci­cio que in­vi­ta a acep­tar tan­to lo que so­mos co­mo lo que te­ne­mos, pues al final del día de­be­mos apren­der a amar­nos”.

UN LI­BRO. Ade­más de Olivia, Laura tie­ne otro hi­jo lla­ma­do Lec­cio­nes de es­ti­lo. Se tra­ta de un li­bro que cons­tru­yó du­ran­te dos años, pues hu­bo un lap­so de tiem­po en el que hi­zo un re­ce­so de­bi­do a la con­cep­ción de su pri­mo­gé­ni­ta. “Em­pe­cé an­tes de que­dar em­ba­ra­za­da y el pro­yec­to ter­mi­nó alar­gán­do­se un po­co. Sin em­bar­go, en me­dio de mi embarazo, lo fui es­cri­bien­do y a los tres me­ses de na­ci­mien­to de mi hi­ja, me vol­ví a re­unir con una edi­to­ra con la que ya ve­nía ha­blan­do. An­tes de en­tre­gár­se­lo tu­ve que tra­ba­jar muy du­ro, es­cri­bir por las no­ches, pe­ro to­do fue sa­tis­fac­to­rio”.

Ex­pli­ca que, en la crea­ción del li­bro, su fin siem­pre fue sa­car un tex­to que ella qui­sie­ra te­ner y que fue­ra de gran ayu­da pa­ra las mu­je­res. En cuan­to a la di­ná­mi­ca de la cons­truc­ción de pá­gi­na por pá­gi­na, da a co­no­cer que le de­man­dó re­unir sus 20 años de ex­pe­rien­cia y apren­di­za­je en el ám­bi­to de la mo­da. “La idea es que la mu­je­res, in­de­pen­dien­te­men­te de si les gus­ta o no la mo

“Me en­can­tan las flo­res por­que sien­to que le dan vi­da y fres­cu­ra a cual­quier es­pa­cio”.

“Es el len­gua­je no ha­bla­do más usa­do en el mun­do. Lo que lle­va­mos pues­to brin­da un men­sa­je so­bre no­so­tros”.

“‘Lec­cio­nes de es­ti­lo’ es­tá es­cri­to pa­ra que la gen­te tra­ba­je en su co­nfian­za y afian­ce te­mas per­so­na­les”.

da, pue­dan te­ner­lo, leer­lo, dis­fru­tar­lo, apren­der de él e ins­pi­rar­se en él pa­ra pro­yec­tar su ima­gen de una ma­ne­ra acer­ta­da. El li­bro es­tá es­cri­to pa­so por pa­so pa­ra que em­pe­ce­mos des­de aden­tro y tra­ba­je­mos en nues­tra co­nfian­za, afian­zan­do to­dos los te­mas per­so­na­les. Des­pués, es­tá plan­tea­do el te­ma de los tipos de cuer­po, los co­lo­res, los es­ti­los y al­gu­nos tips que re­sul­tan úti­les”.

Se vi­sio­na apo­yan­do una la­bor so­cial y sien­do pro­pie­ta­ria de una em­pre­sa “gran­de”, en la que pue­da tra­ba­jar con mu­je­res crea­ti­vas. Den­tro de sus pasatiempo­s es­tá leer, ha­cer ejer­ci­cio, com­par­tir con su fa­mi­lia, sa­lir con sus ami­gas y es­cri­bir.

CON­SE­JOS. En el día a día, re­co­mien­da que las mu­je­res pri­me­ra­men­te se sien­tan bien con­si­go mis­mas, sin im­por­tar el qué di­rán. Agre­ga que de­ben te­ner en cuen­ta las pren­das que les per­mi­tan sen­tir­se se­gu­ras y con las que pue­dan pro­yec­tar lo que son. Adi­cio­nal­men­te, se­ña­la que se va­le ser crea­ti­vas, atre­ver­se a ha­cer com­bi­na­cio­nes, sa­lir­se de la zo­na de con­fort pa­ra crear, a iden­tifi­car el es­ti­lo con el fin de que, al mo­men­to de com­prar, ad­quie­ran pren­das que sí ten­drán uso.

FO­TOS Cor­te­sía de Fas­hion­les­sons

Laura en su tiem­po li­bre dis­fru­ta leer, es­cri­bir, ha­cer ejer­ci­cio y com­par­tir jun­to con sus fa­mi­lia­res y ami­gas.

Laura Echa­va­rría da a co­no­cer que su li­bro es un hi­jo más. Agre­ga que ma­te­ria­li­zar­lo le ge­ne­ró mu­chas sa­tis­fac­cio­nes.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.