Ma­rian­ne Scha­ller

Ac­triz y can­tan­te

Gente Caribe - - Índice - TEX­TO Leo­nor De La Cruz FOTOS Ar­chi­vo par­ti­cu­lar

“Par­ti­ci­par en la Ba­ta­lla de Flo­res del Car­na­val de Barranquil­la es un sue­ño, don­de ce­le­bra­ré las raí­ces de mi tie­rra ca­ri­be­ña, don­de vi­bra­ré con la eu­fo­ria de mi gen­te, en esa ca­rro­za se­ré la per­so­na más fe­liz de es­te pla­ne­ta”.

Así lo ex­pre­sa la ac­triz y can­tan­te ba­rran­qui­lle­ra Ma­rian­ne Scha­ller, quien en su pa­pel de Margarita Loai­za en La Noc­tur­na 2 siem­pre ha si­do la rei­na de Barranquil­la. Ella es la in­vi­ta­da de EL HERALDO para des­fi­lar en su ca­rro­za du­ran­te el even­to de aper­tu­ra del car­na­val, jun­to a Ti­ca Mar­tí­nez y Ra­fa Pé­rez que ira atrás en un trái­ler.

“Me da mu­cha ale­gría por­que des­de pe­que­ña soy aman­te del ar­te y la cul­tu­ra. De ni­ña siem­pre es­tu­ve en aca­de­mias de bai­les y par­ti­ci­pé en mu­chas com­par­sas, me gus­tan los rit­mos afri­ca­nos, la cum­bia y to­da la mú­si­ca de car­na­val. Es­ta fies­ta la go­zo y la dis­fru­to por­que para to­do ba­rran­qui­lle­ro es más que pla­cen­te­ro dis­fru­tar el Car­na­val”, ex­pre­sa Ma­rian­ne.

Des­ta­ca que la fies­ta ba­rran­qui­lle­ra es crea­ti­vi­dad, his­to­ria y tra­di­ción. “Para mí es la com­bi­na­ción úni­ca de ele­men­tos co­lo­ri­dos, mú­si­ca, des­fi­les y fies­tas en la ca­lle, que po­nen a un la­do cual­quier di­fe­ren­cia so­cial, para pre­sen­tar un mun­do don­de to­dos so­mos igua­les”.

Su per­so­na­je en La Noc­tur­na 2 es una mu­jer que a sus 32 años sa­le a des­cu­brir el mun­do, una vez se­pa­ra­da del úni­co hom­bre al que ha que­ri­do y con el que ha es­ta­do: Jo­sé Ma­ría. A pe­sar de su be­lle­za exu­be­ran­te, Margarita es más bien in­ge­nua e inocen­te. Es un ser ge­ne­ro­so con un al­ma hu­ma­na en di­fe­ren­tes ro­les y ma­ti­ces con una sen­si­bi­li­dad que lle­va al lí­mi­te su mo­ral, ha­cien­do su ma­yor es­fuer­zo por cum­plir su sue­ño y ejer­cer su ca­rre­ra de de­re­cho. De­mos­tran­do que por más obs­tácu­los que ha­ya, ja­más hay que desis­tir.

UNA REI­NA. “Para Margarita es­tar en una ca­rro­za es re­gre­sar a la ex­ten­sión de su al­ma a ese mun­do que por cir­cuns­tan­cias de­jó pe­ro que siem­pre lle­va con­si­go, son sus cos­tum­bres, don­de pue­de ttt

ttt ser ella sin ser juz­ga­da por una so­cie­dad de prin­ci­pios y de­be­res”, se­ña­la.

Ma­rian­ne ex­pli­ca que Margarita es un per­so­na­je ali­men­ta­do en gran par­te por ella mis­ma, por su pro­pia per­so­na­li­dad.

Es­tá con­ven­ci­da que los sue­ños son po­si­bles, pro­ba­bles y para lo­grar­los es ne­ce­sa­rios no re­nun­ciar y com­pro­me­ter­se se­ria­men­te al igual que Margarita. “Con ca­da pie­dra que apa­re­ce en mi ca­mino he de­ci­di­do ha­cer puen­tes y no pa­re­des”.

Pre­ci­sa que el per­so­na­je de Margarita no se con­for­ma. Con su sim­pa­tía y ale­gría ex­plo­ra y re­co­no­ce la vida real con las con­se­cuen­cias so­cia­les que ge­ne­ra ca­da ac­to, en­fren­tán­do­se a desafíos que no ha­bía vi­vi­do, sor­pren­dién­do­se de sí mis­ma y de sus ca­pa­ci­da­des. Lle­va des­de su in­fan­cia el sa­bor cos­te­ño. Y en ca­da uno de sus ro­les, una ma­dre que quie­re des­de los ci­mien­tos co­rrec­tos en­ca­mi­nar a su hi­jo Ma­tías en ple­na re­bel­día, una mu­jer que se di­vor­cia para en­con­trar su ver­da­de­ra fe­li­ci­dad y vida pro­pia.

CAN­TAN­TE Y AC­TRIZ. Ma­rian­ne se con­si­de­ra más una can­tan­te que ac­triz. “Pri­me­ro me co­no­cie­ron por la ac­tua­ción, pe­ro ten­go que de­cir que la mú­si­ca na­ció con­mi­go. Cuan­do ni­ña so­lo que­ría ser can­tan­te, a los 14 años pre­sen­té mi primera can­ción. En el 2007 lan­cé Sin Mo­ti­vo don­de mi nom­bre co­men­zó a ser re­co­no­ci­do. En el 2009, Un nue­vo ama­ne­cer con el que lle­gué a en­con­trar­me es­pi­ri­tual­men­te y en el 2011, Es así. Pe­ro cuan­do lle­gué a Bo­go­tá me di cuen­ta que no era fá­cil y una ami­ga me in­vi­tó a ha­cer cas­ting, el pri­me­ro que hi­ce fue en un ca­pí­tu­lo en El man es Ger­mán y eso cam­bió mi vida”, re­cuer­da.

Lue­go pro­ta­go­ni­zó Amor de Car­na­val una no­ve­la he­cha en Barranquil­la, des­pués fue an­ta­gó­ni­ca en La Ron­ca

de Oro in­ter­pre­tan­do a Clau­dia de Co­lom­bia, tam­bién hi­zo un pa­pel de re­par­to en Los Morales.

In­cur­sio­nó en el ci­ne co­mo pro­ta­go­nis­ta de la pe­lí­cu­la Pe­río­do de prue­ba con Jimmy Vás­quez, re­cien­te­men­te es­tu­vo en No es­ta­ba muer­to, an­da­ba de pa­rran­da. Tam­bién par­ti­ci­pó en las

se­ries Joe Arro­yo, en La Se­lec­ción y en Los Fu­gi­ti­vos y aho­ra pro­ta­go­ni­za La Noc­tur­na.

Fi­nal­men­te Ma­rian­ne en­vía un con­se­jo para los lec­to­res: “Com­par­te tu pa­sión y ador­na tu al­ma con sen­ti­mien­tos que en­gran­dez­can al otro. Nin­gún sue­ño es de­ma­sia­do gran­de, así que no te con­for­mes y ama de for­ma in­fi­ni­ta, le­ván­ta­te las ve­ces que sea ne­ce­sa­rio y ja­más ol­vi­des de don­de vie­nes, la esen­cia de la vida, tu fa­mi­lia. Es­ta siem­pre se­rá tu iden­ti­dad y for­ta­le­za, el la­zo más im­por­tan­te y la fuen­te de don­de na­cen los va­lo­res. Y si vas a ce­le­brar la vida haz­lo con mú­si­ca”. GC

Ma­rian­ne Scha­ller afir­ma que se sien­te más can­tan­te que ac­triz. A los 14 años pre­sen­tó su primera can­ción.

Ma­rian­ne de­bu­tó en la te­le­vi­sión en un ca­pí­tu­lo de ‘El man es Ger­mán’.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.