Co­vid-19: Ya na­da se­rá igual

Gente Caribe - - Índice - POR Is­mael Ca­la www.Is­mae­lCa­la.com Twit­ter: @ca­la Ins­ta­gram: is­mae­lca­la Fa­ce­book: Is­mael Ca­la

El mun­do cam­bió sin que nos dié­ra­mos cuen­ta. Con es­ca­sas se­ma­nas de di­fe­ren­cia, mi­llo­nes de per­so­nas se han vis­to obli­ga­das al con­fi­na­mien­to y otras tan­tas han de­ja­do de tra­ba­jar. La irrup­ción del co­ro­na­vi­rus trans­for­ma de gol­pe la ac­ti­vi­dad edu­ca­ti­va, eco­nó­mi­ca, so­cial, cul­tu­ral y tec­no­ló­gi­ca. Y lo que fal­ta.

¿Es­tá­ba­mos pre­pa­ra­dos pa­ra un cam­bio así? En par­te, sí, por­que el desa­rro­llo tec­no­ló­gi­co ha per­mi­ti­do la ac­ti­va­ción de re­cur­sos exis­ten­tes, el reaco­mo­do de otros y la cons­ta­ta­ción de que las vías al­ter­na­ti­vas de tra­ba­jo y es­tu­dio son efec­ti­vas.

La gran pre­gun­ta es si to­dos los afec­ta­dos cuen­tan con fa­ci­li­da­des de ac­ce­so a di­chas tec­no­lo­gías. Aquí se vuel­ve re­le­van­te la fa­mo­sa bre­cha di­gi­tal.

De las con­se­cuen­cias vin­cu­la­das a la xe­no­fo­bia y a la es­tig­ma­ti­za­ción, ya me ocu­pé en una co­lum­na an­te­rior. Aho­ra hay que cen­trar­se en el ais­la­mien­to y en la pre­ven­ción, que pa­re­cen ser he­rra­mien­tas úti­les con­tra el Co­vid-19. Ocu­par­nos de la rá­pi­da re­cu­pe­ra­ción de los en­fer­mos, y del acom­pa­ña­mien­to afec­ti­vo a quie­nes han per­di­do a fa­mi­lia­res y ami­gos.

Es­ta cri­sis, ade­más, pue­de sa­car lo me­jor de to­dos no­so­tros. Los gran­des ge­nios de la hu­ma­ni­dad, de un mo­do u otro, abor­da­ron el te­ma. Al­bert Eins­tein de­cía: “Sin cri­sis no hay mé­ri­tos. Es en la cri­sis don­de aflo­ra lo me­jor de ca­da uno, por­que sin cri­sis to­do vien­to es ca­ri­cia”. Por su par­te, John F. Ken­nedy ad­ver­tía: “En la cri­sis, sé cons­cien­te del pe­li­gro, pe­ro re­co­no­ce la opor­tu­ni­dad”.

Así ac­tua­ron mu­chos per­so­na­jes re­le­van­tes en otros mo­men­tos acia­gos. Los his­to­ria­do­res re­cuer­dan que al­gu­nas obras maes­tras fue­ron es­cri­tas en si­tua­cio­nes de con­fi­na­mien­to obli­ga­to­rio, co­mo el que hoy vi­ven per­so­nas del mun­do en­te­ro.

Por ejem­plo, en 1606, cuan­do la epi­de­mia de la peste azo­ta­ba a In­gla­te­rra y se ce­rra­ban los tea­tros, Wi­lliam Sha­kes­pea­re cul­mi­nó la es­cri­tu­ra de El rey Lear y em­pe­zó otras dos gran­des obras: Mac­beth y An­to­nio y Cleo­pa­tra. Y así otras jo­yas li­te­ra­rias o des­cu­bri­mien­tos, na­ci­dos en con­di­cio­nes de ais­la­mien­to, de la mano de es­cri­to­res, pin­to­res o cien­tí­fi­cos.

Hoy, ar­tis­tas la­ti­nos co­mo Ale­jan­dro Sanz, Jua­nes, Lau­ra Pau­si­ni, Ti­ziano

Fe­rro, Sech o Jus­tin Qui­les, en­tre otros, han da­do el pa­so al fren­te con con­cier­tos gra­tui­tos a tra­vés de YouTu­be. Y de­bo re­cor­dar que, en mo­men­tos de an­sie­dad y mie­do, la me­di­ta­ción guia­da es una op­ción muy re­co­men­da­ble. Por ello, he­mos pu­bli­ca­do sie­te me­di­ta­cio­nes gra­tui­tas en la app “Es­ca­la Me­di­tan­do”.

El co­ro­na­vi­rus pa­sa­rá y lo re­cor­da­re­mos de di­ver­sas ma­ne­ras. Sin em­bar­go, no co­me­ta­mos el error de mi­ni­mi­zar su du­ra­ción e im­pac­to en el or­den ac­tual de co­sas. Ya na­da se­rá igual. GC

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.