BON APPÉTIT!

Habitar - - BON APPÉTIT! - Fernando rna do Gó Gómez Eche­ve­rri Di­rec­tor

CO­MER, CO­CI­NAR, VOLVER A CO­CI­NAR y volver a co­mer y que, pre­fe­ri­ble­men­te, otro la­ve los pla­tos, pue­de ser uno de nues­tros gran­des pla­ce­res. Es­co­ger los in­gre­dien­tes, se­guir con jui­cio una re­ce­ta de un li­bro de Phai­don o sim­ple­men­te im­pro­vi­sar con lo que ha­ya en la ne­ve­ra y la ala­ce­na es un ri­tual en el que, en al­gún mo­men­to, he­mos par­ti­ci­pa­do to­dos. No creo que na­die sea ca­paz de ol­vi­dar los olo­res de la co­ci­na de la abue­la o la pri­me­ra vez que se sen­tó en un res­tau­ran­te y pro­bó unas os­tras o vio a una ni­ña de­vo­rar un pla­to de me­ji­llo­nes con pa­pas fri­tas. La co­ci­na son re­cuer­dos. To­da­vía ten­go en la me­mo­ria las are­pas con que­so de mi tía abue­la, o el in­creí­ble po­llo con flor de ca­la­ba­za que al­gu­na vez nos pre­pa­ró un ami­go me­xi­cano en Ma­drid. Y no so­lo hay re­cuer­dos; hay fe­ti­ches. Mi va­ji­lla tie­ne pla­tos de Ál­va­ro Ba­rrios y Beatriz González, la ta­za en la que me to­mo el ca­fé to­das las ma­ña­nas me la re­ga­ló mi ma­má y, co­mo to­dos los as­pi­ran­tes a la ver­da­de­ra co­ci­na, ten­go un cu­chi­llo que mi­ro con el res­pe­to con el que se con­sien­te un ta­lis­mán.

En es­ta edi­ción les hi­ci­mos un ho­me­na­je a la co­mi­da y a la vi­da. Re­co­rri­mos la arquitectura de las co­ci­nas abier­tas de al­gu­nos de los me­jo­res res­tau­ran­tes del país y ex­plo­ra­mos las de va­rios apar­ta­men­tos y ca­sas de cam­po en Co­lom­bia y en el res­to del mun­do. Hi­ci­mos una jui­cio­sa se­lec­ción de los ju­gue­tes de los que se de­be­rían an­to­jar­se; con­ta­mos la sor­pren­den­te his­to­ria de la me­sa y, no con­ten­tos con eso, ex­plo­ra­mos la mis­te­rio­sa arquitectura de los pla­tos de al­gu­nos de los chefs más fa­mo­sos del pla­ne­ta: des­de Fe­rran Adrià has­ta el ge­ne­ro­so Mas­si­mo Bo­tu­ra. Y cla­ro: no hay co­mi­da sin vino y les mos­tra­mos el nue­vo mu­seo del vino en Bur­deos.

Es­pe­ro que des­pués de leer es­ta re­vis­ta que­den con ga­nas de re­mo­de­lar su co­ci­na, com­prar nue­vas sar­te­nes, ir a co­mer a su res­tau­ran­te fa­vo­ri­to y, por su­pues­to, co­ci­nar­les a las per­so­nas que más quie­ren. Buen ape­ti­to.

FO­TO HERNÁN PUEN­TES

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.