PUN­TO FI­NAL

SAN­TIA­GO MU­ÑOZ DISEÑA PA­RA QUE LA GEN­TE SE SIEN­TA BIEN EN LOS ES­PA­CIOS, NO PA­RA CONCURSAR EN PRE­MIOS NI BIENALES. SE IDEN­TI­FI­CA CON LA CO­RRIEN­TE DEL RACIONALISMO AR­QUI­TEC­TÓ­NI­CO, AD­MI­RA EL TRA­BA­JO DE ISAY WEIN­FELD Y LOS INGENIOS DE LA ICÓNICA PA­RE­JA EA­MES.

Habitar - - SUMARIO - FO­TO PA­BLO SALGADO

El ar­qui­tec­to San­tia­go Mu­ñoz ha di­se­ña­do res­tau­ran­tes y ho­te­les, y su me­ta es ha­cer vi­vir ex­pe­rien­cias úni­cas a la gen­te. Él es quien con­tes­ta hoy nues­tro cues­tio­na­rio.

SE­GUN­DO, BLACK BEAR, CACIO & PE­PE, CANTINA Y PUN­TO, UGLY AME­RI­CAN Y CEN­TRAL CEVICHERÍA son al­gu­nos de los res­tau­ran­tes bo­go­ta­nos que apa­re­cen en el por­ta­fo­lio de San­tia­go Mu­ñoz. Es­tu­dió Arquitectura en la Uni­ver­si­dad de los An­des, fue alumno de Gui­ller­mo Fis­cher y de Ca­mi­lo Es­gue­rra, hi­zo un cur­so de ve­rano en Pratt y tra­ba­jó du­ran­te ocho años en el ta­ller de Luis Restrepo. En enero del 2009 se in­de­pen­di­zó y mon­tó An­da­mio, la fir­ma que di­ri­ge con la mi­sión de di­se­ñar es­pa­cios en los que la gen­te se sien­ta a gus­to. Tra­ba­ja pa­ra su pú­bli­co, no pa­ra des­cres­tar a sus co­le­gas, y con esa pre­mi­sa ha cau­ti­va­do a los comensales de los res­tau­ran­tes, a los hués­pe­des y vi­si­tan­tes del ho­tel The Ar­ti­san D.C., y a los que a fi­na­les de es­te año lle­ga­rán al nue­vo Ma­rriott de San­ta Mar­ta, en Pla­ya Dor­mi­da, un pro­yec­to que rea­li­za con la di­se­ña­do­ra Ge­no­ve­va Ma­yo­ral.

Un maes­tro que lo ha­ya mar­ca­do.

Luis Restrepo.

¿Qué de­fi­ne a la bue­na arquitectura?

Bue­na luz y es­ca­la. Que los es­pa­cios es­tén bien pro­por­cio­na­dos. El éxi­to es­tá en sa­ber pro­por­cio­nar las co­sas. Y el buen uso de los ma­te­ria­les. Sa­ber edi­tar­los, no tra­tar de me­ter­le a ca­da pro­yec­to to­do el co­no­ci­mien­to que se tie­ne.

Pa­ra us­ted, ¿cuál es el peor es­ti­lo ar­qui­tec­tó­ni­co que ha exis­ti­do?

El pos­mo­der­nis­mo. Muy geo­mé­tri­co y la geo­me­tría por­que sí, no por re­sol­ver.

¿Y con cuál se iden­ti­fi­ca?

Con la arquitectura ra­cio­nal, sin or­na­men­ta­ción, que no con­sis­te en ha­cer por ha­cer.

¿Cuál es su ob­je­ti­vo co­mo ar­qui­tec­to?

Ha­cer que la gen­te se sien­ta bien en un es­pa­cio.

De los pro­yec­tos que ha he­cho, ¿cuál ha si­do el más re­ta­dor?

El edi­fi­cio Es­tu­dio 56. En un lo­te muy pe­que­ño, muy in­cli­na­do y con una nor­ma muy es­tric­ta.

¿Qué ma­te­ria­les pre­fie­re?

Me­tal cru­do, ma­de­ra na­tu­ral, pie­dras y la­dri­llo.

Una es­truc­tu­ra que lo ha­ya im­pac­ta­do.

La pri­me­ra vez que vi el Cen­tro Geor­ges Pom­pi­dou, en Pa­rís.

¿En qué ciu­dad le gus­ta­ría ha­cer un res­tau­ran­te?

De pron­to en Nue­va York.

Su ba­rrio fa­vo­ri­to de Bo­go­tá.

Cha­pi­ne­ro al­to.

La me­jor cons­truc­ción de la ciu­dad.

Ca­sa Ber­mú­dez, de Gui­ller­mo Ber­mú­dez.

Un ar­tis­ta.

Ri­chard Se­rra.

¿Y de los co­lom­bia­nos?

Ma­ría Be­rrío y Má­xi­mo Fló­rez.

¿A qué co­le­gas ad­mi­ra?

A Isay Wein­feld y a Ren­zo Piano. Y el tra­ba­jo de la fir­ma Ro­man and Wi­lliams.

Sus hé­roes del di­se­ño.

Char­les y Ray Ea­mes.

Un ob­je­to de de­seo.

Un Mi­ni Coo­per vie­jo.

¿Qué país qui­sie­ra co­no­cer?

Ja­pón.

Su se­rie fa­vo­ri­ta.

Ga­me of Th­ro­nes.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.