MÁ­SAR­TEMÁ­SAC­CIÓN

El ar­te, el me­dioam­bien­te, el ac­ti­vis­mo y la pre­gun­ta por las po­si­bles nue­vas uto­pías guían el es­pí­ri­tu de es­tas re­si­den­cias.

Habitar - - ESPECIAL -

Ha­ce unos vein­te años, los ar­tis­tas Jo­nat­han Co­lin y Fer­nan­do Arias fue­ron se­du­ci­dos por el en­torno na­tu­ral y so­cial del Cho­có. Com­pra­ron una ca­ba­ña, fun­da­ron la Ca­sa Cho­co­La­te –don­de se lle­va­ban a ca­bo ta­lle­res con las co­mu­ni­da­des afro e in­dí­ge­na–, has­ta que de­ci­die­ron com­par­tir su ex­pe­rien­cia a tra­vés de un es­pa­cio que pro­pi­cia­ra el tra­ba­jo ar­tís­ti­co e in­te­lec­tual des­de una pers­pec­ti­va in­ter­dis­ci­pli­na­ria y en el que el te­rri­to­rio es­tu­vie­ra en el cen­tro de las in­da­ga­cio­nes. Así na­ció, en el 2011, la ba­se Cho­có de MÁ­SAR­TEMÁ­SAC­CIÓN (MASMA) co­mo un pro­gra­ma de re­si­den­cias ar­tís­ti­cas cu­yas lí­neas te­má­ti­cas tie­nen que ver con los ac­ti­vis­mos (me­dioam­bien­tal, con­ser­va­ción y sos­te­ni­bi­li­dad) y el pen­sa­mien­to crí­ti­co. Las re­si­den­cias de MASMA –que se di­vi­den en es­pa­cios pa­ra pen­sar, de crea­ción y de in­ves­ti­ga­ción– son sui gé­ne­ris: no exis­ten pre­sio­nes so­bre la pro­duc­ción, pue­den du­rar en­tre 15 días y tres me­ses, son fle­xi­bles y su re­sul­ta­do no es for­zo­sa­men­te una obra. “Mu­chas ve­ces –di­cen Ana Gar­zón y Ale­jan­dra Ro­jas, di­rec­to­ra y di­rec­to­ra de pro­yec­tos res­pec­ti­va­men­te– en el pro­ce­so de las re­si­den­cias las pre­gun­tas cam­bian, el lu­gar te lle­va a don­de no pen­sa­bas lle­gar y sur­gen re­fle­xio­nes nue­vas”. En el for­ma­to de MASMA, los re­si­den­tes son in­vi­ta­dos a pu­bli­car –fo­tos, stills de vi­deos, tex­tos– en los li­bros del pro­gra­ma Nue­va­to­pias, que va por su ter­cer vo­lu­men, que gi­ran en torno a re­fle­xio­nes con­tem­po­rá­neas so­bre la uto­pía. Des­de la ba­se Bo­go­tá, que fun­cio­na des­de el 2013 en Teu­sa­qui­llo, se or­ga­ni­zan las alian­zas que con­for­man las re­des que per­mi­ten que el pro­yec­to fun­cio­ne pro­cu­ran­do a los re­si­den­tes con­tac­tos, diá­lo­gos y re­des, ade­más de con­tar con es­pa­cios de alo­ja­mien­to. Co­lom­bia­nos y ex­tran­je­ros se han be­ne­fi­cia­do de es­ta ex­pe­rien­cia in­mer­si­va que po­ne al te­rri­to­rio y a la sos­te­ni­bi­li­dad en el fo­co de una con­ver­sa­ción que in­vi­ta a la re­fle­xión y mue­ve a la ac­ción.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.