LU­GAR A DU­DAS

Es­ta re­si­den­cia es un cen­tro que in­vi­ta a que los ar­tis­tas abra­cen SU CON­FU­SIóN, RE­flE­XIO­NEN EN co­mu­ni­dad e in­ter­ac­túen con la ciu­dad de Ca­li.

Habitar - - ESPECIAL -

Ha­ce 15 años, Ós­car Mu­ñoz y Sally Miz­ra­chi en­con­tra­ron en el ba­rrio Gra­na­da de Ca­li una ca­sa que des­de el ini­cio fue pen­sa­da pa­ra la crea­ción co­lec­ti­va. La inau­gu­ra­ron en el 2005, y “más allá de bus­car con­so­li­dar­se co­mo una cons­truc­ción ter­mi­na­da, Lu­gar a Du­das se pien­sa co­mo un or­ga­nis­mo vi­vo en re­la­ción con la po­si­bi­li­dad de su pro­pia des­apa­ri­ción, con la des­apa­ri­ción de otros or­ga­nis­mos y con el sur­gi­mien­to de otros nue­vos. Nos in­tere­sa que los ar­tis­tas abra­cen su con­fu­sión -más que las pro­me­sas del mer­ca­do y la pro­duc­ción cie­ga- y tam­bién nos in­tere­sa du­dar de no­so­tros mis­mos, de si lo que ha­ce­mos y lo que pen­sa­mos es en reali­dad lo que de­be­mos y lo que que­re­mos”, ex­pli­ca Víc­tor Al­ba­rra­cín, di­rec­tor ar­tís­ti­co del pro­yec­to.

El pro­ce­so ha avan­za­do a par­tir de un cues­tio­na­mien­to per­ma­nen­te de los con­tex­tos lo­ca­les, de las in­ter­ac­cio­nes y de las ne­ce­si­da­des del cam­po ar­tís­ti­co. El es­pa­cio de re­si­den­cia, con in­fra­es­truc­tu­ra pa­ra que cin­co ar­tis­tas a la vez tra­ba­jen en es­pa­cios com­par­ti­dos, pro­mue­ve la con­vi­ven­cia y se pre­sen­ta co­mo una opor­tu­ni­dad pa­ra que los que lle­guen “abran un pa­rén­te­sis en su vi­da y ven­gan a pen­sar y a re­pen­sar en con­ver­sa­ción con otros tam­bién”, se­ña­la Víc­tor. Ca­li, por su fuer­te tra­di­ción ar­tís­ti­ca, es un tér­mino fun­da­men­tal en es­ta ecua­ción. La so­lu­ción que le da­rá el va­lor a la in­cóg­ni­ta se­rá dis­tin­ta en ca­da re­si­den­te.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.