UNA CA­SA EN SãO PAU­LO

Es­ta ca­sa, en Sao Pau­lo, Bra­sil, cam­bia des­de don­de se le mi­re y de­pen­dien­do de la ho­ra del día. Es res­pe­tuo­sa con su en­torno, con el me­dio am­bien­te y po­see, ade­más, un in­terio­ris­mo que reúne lo me­jor del di­se­ño bra­si­le­ro.

Habitar - - PORTADA -

Las ca­sas que los ar­qui­tec­tos di­se­ñan pa­ra ellos mis­mos resultan fas­ci­nan­tes, pues son el la­bo­ra­to­rio pa­ra po­ner en prác­ti­ca to­dos sus sue­ños, es­tra­te­gias y de­seos jus­to a su pro­pia me­di­da. Así, el ar­qui­tec­to Fla­vio Cas­tro, fun­da­dor de la fir­ma FC Stu­dio, con se­de en Sao Pau­lo creó su pro­pio uni­ver­so co­mo una ca­ja opa­ca y flo­tan­te, cu­yo prin­ci­pal desafío fue cons­truir­la en una es­qui­na con dos fa­cha­das re­cos­ta­das en los ve­ci­nos, que apro­ve­cha­ra al má­xi­mo el te­rreno y la luz na­tu­ral, pre­ser­van­do la pri­va­ci­dad des­de la ca­lle y, al mis­mo tiem­po, dia­lo­gan­do con la vo­lu­me­tría de la man­za­na exis­ten­te.

La ca­sa Box es­ta­ble­ce tres ti­pos de re­la­ción con el en­torno in­me­dia­to. La plan­ta ba­ja pue­de abrir­se com­ple­ta­men­te pa­ra que el pai­sa­jis­mo tro­pi­cal del te­rreno de 10 x 20 m se in­te­gre al es­pa­cio in­terno. El equi­li­brio se al­can­za a par­tir del mo­men­to en que el acero in­dus­tria­li­za­do en­cuen­tra la ve­ge­ta­ción en con­tro­la­das pro­por­cio­nes. En el se­gun­do pi­so, ocu­rre ca­si lo opues­to. La mu­ta­bi­li­dad de la fa­cha­da per­mi­te ce­rrar­la o abrir­la to­tal­men­te a tra­vés de puer­tas de acero que blo­quean la in­ci­den­cia so­lar directa, ga­ran­ti­zan la pri­va­ci­dad, fa­vo­re­cen la ven­ti­la­ción y la aís­lan acús­ti­ca­men­te. La cu­bier­ta, en el ter­cer pi­so, fun­cio­na co­mo un jar­dín - mi­ra­dor ur­bano, pues per­mi­te ob­ser­var la pues­ta y la sa­li­da del sol, así co­mo el en­torno del ba­rrio.

PO R ZAN DR A Q U I NT ER O O VA L L E FOT OS CO RT E S ÍA D E F C S T UD I O

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.