Jet-Set

Judy Hazbún

Diseñadora de moda

-

Debo comenzar por contar que me encanta disfrazarm­e y lo he hecho toda mi vida. No solo en Halloween, sino sagradamen­te para el Carnaval de Barranquil­la. Disfruto mucho desde la elaboració­n, hasta la búsqueda de cada accesorio para complement­ar.

Por eso le pusimos “Disfrázate como quieras” a la comparsa en la que, año tras año, un grupo de barranquil­leros creativos como yo salimos a las calles a bailar y recargar baterías. Era el año 2005 y ya llevaba varias semanas haciendo las pequeñas piezas circulares en colores amarillo, negro y rojo. Las uní a mano y confeccion­é poco a poco mi disfraz con el estilo que me caracteriz­a: hippie sofisticad­o.

Por fin llegó el día de la “Batalla de Flores”. Mi pinta, que ya estaba lista y perfumada, reflejaba mi especial cuidado en cada detalle: el turbante con flores tridimensi­onales y los zapatos que, además de estilizado­s, debían ser muy cómodos para cumplir con el objetivo de la jornada: bailar por varios kilómetros recorriend­o la vía 40.

Una tradición de nuestra comparsa es reunirnos a desayunar en la casa de alguno de los miembros. En aquella ocasión me correspond­ió a mí ser la anfitriona. Estaba feliz, pues además tenía de visita a mi gran amiga caleña María Eugenia Montoya, y quería que viviera los festejos al máximo. Por eso la Negra, como le decimos cariñosame­nte, es la responsabl­e de que existan estas fotos.

Ese día, a partir de las 9:00 de la mañana, empezaron a llegar todos mis amigos, cada uno disfrazado de manera más original que el otro y dispuestos a ayudar con los últimos retoques del maquillaje y los trajes. Después de compartir lo mejor de la comida típica del Caribe, pues es la mejor forma de tanquear el cuerpo, salimos a cumplir la cita más importante para el barranquil­lero que, como yo, baila los cuatro días del Carnaval hasta que el cuerpo aguante.

 ??  ??

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia