Jet-Set

EL EXREY ALBERT DE BÉLGICA ACEPTÓ A LA BASTARDA.

Tras siete años de peleas judiciales y feos desplantes, el exmonarca y su familia le abrieron las puertas a Delphine, la hija extramatri­monial que él negó por décadas.

-

Después de años de líos y peleas legales, se dio el encuentro entre el exmonarca, su familia y Delphine, la hija que se negaba reconocer.

La batalla legal para que Albert II de Bélgica la reconocier­a fue tan álgida e hiriente que Delphine Saxe-Cobourg, conocida antes como Delphine Boël, estaba convencida de que nunca se reuniría con su padre, quien parecía aborrecerl­a. Pero semanas después del fin del pleito, ambos tuvieron un amistoso encuentro en el Castillo Real de Laeken, acompañado­s por la reina Paola. En una declaració­n conjunta, afirmaron que era momento de dejar el sufrimient­o atrás, y que había llegado el tiempo del perdón y la reconcilia­ción.

La disputa llegó a los tribunales en 2013, año en que Albert abdicó en su hijo Philippe. Lejos de comportars­e con la magnanimid­ad de un rey, él alegó que nunca tuvo nada que ver con ella, cuando estuvo presente en sus primeros años de vida, y solo se sometió a una prueba de ADN cuando el juez le impuso una multa de 5700 dólares por cada día que no se la hiciera. Cuando el resultado le dio la razón a Delphine, sostuvo que la paternidad biológica no lo convertía en padre legal.

Delphine le aseguró a The Times, de Londres, que solo buscaba justicia, pues riqueza y roce social no le han faltado. Su madre, Sybille de Selys Longchamps, es una baronesa con quien Albert le fue infiel a Paola por 18 años. Así mismo, Jacques Boël, quien le dio su apellido, es un magnate del acero con una fortuna de más de 1800 millones de dólares, el doble de las arcas de la familia real belga.

La decisión judicial le concedió a Delphine el apellido de la dinastía, Saxe-Coburg, y el título de princesa, mientras que sus hijos, Josephine y Oscar, también pertenecen ahora a la realeza, por lo cual están emparentad­os con Isabel II de Inglaterra y Felipe VI de España.

La nueva princesa también se reunió con su hermano, el rey Philippe, y aseguraron en Facebook que se sentían felices de haber conversado sobre sus vidas e intereses comunes. “Este vínculo

declararon.• crecerá más adelante en un contexto familiar”,

 ??  ?? Después de decir que la prueba de ADN no lo hacía padre legal de Delphine, Albert finalmente aceptó recibirla en el Castillo de Laeken junto con su esposa, Paola.
Después de decir que la prueba de ADN no lo hacía padre legal de Delphine, Albert finalmente aceptó recibirla en el Castillo de Laeken junto con su esposa, Paola.
 ??  ?? Philippe, rey de los belgas, también se reunió con Delphine, en lo que la familia proclamó como un acto de perdón y reconcilia­ción.
Philippe, rey de los belgas, también se reunió con Delphine, en lo que la familia proclamó como un acto de perdón y reconcilia­ción.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia