Jet-Set

EL PRÍNCIPE ANDRÉS ¡ES UN TORO EN LA CAMA!.

Las conquistas del hijo preferido de la reina de Inglaterra aseguran que él es adicto al sexo, muy intrépido en la alcoba y que su fetiche son las pelirrojas, según un nuevo libro.

-

Sale un nuevo libro que, a través de los testimonio­s de sus amantes, destapa las adicciones sexuales y otras perversion­es del príncipe playboy.

Al escándalo sexual del duque de York le esperan aún días muy intensos, asegura Ian Halperin, cuyo nuevo libro podría obligar al príncipe a declarar finalmente ante el FBI en relación con el caso del pedófilo Jeffrey Epstein. Así lo considera el propio autor, basado en la contundenc­ia de los testimonio­s que recogió de al menos una docena de examantes de Andrés que hablan por primera vez.

Una de ellas señaló que el tercer hijo de Isabel II es un amante muy atrevido, que no conoce fronteras en la cama. “Andrés estremeció mi vida sexual”, declaró, aunque quedó decepciona­da porque, tras el encuentro, nunca volvió a saber de él.

Otra conquista del duque señaló que él es adicto al sexo debido a que siempre ha sido el segundón de la familia y le ha tocado vivir a la sombra de su hermano Carlos, el heredero al trono. “Él compara su relación con la de (sus sobrinos) William y Harry. El primero es visto como material

real, como Carlos, en tanto que él y Harry son considerad­os los chicos malos. La carencia de atención hizo que se volviera un playboy, porque llevar a todas esas bellezas a la cama lo hacía sentir especial”, le dijo Halperin a New York Post.

Andrés está en el ojo del huracán debido a su amistad con Jeffrey Epstein, quien murió en 2019 cuando era juzgado por tráfico sexual de menores, entre otros cargos. Una de sus víctimas, Virginia Roberts, asegura que cuando tenía 17 años fue obligada a acostarse con Andrés, lo cual él desmiente. Sex, lies and dirty by the world’s powerful elite, como se titula el libro, asegura que Epstein, efectivame­nte, le proveyó mujeres al duque, pero su autor asegura que no encontró evidencia de que ello incluyera a niñas.

Allegados a Andrés reiteran que el sexo es una de las cosas más importante­s en su vida y que siempre se ha empeñado en hacer realidad sus más ardientes intereses. Entre ellos, según Halperin, su obsesión con las pelirrojas, en busca de las cuales los “explorador­es”, como Ghislaine Maxwell, peinaban Nueva York para conseguirl­e las más lindas. Por todo eso, concluye el periodista y escritor, Epstein tenía de rodillas al príncipe, rogándole que no diera a conocer todo lo que sabe sobre su faceta lujuriosa.

No es la primera vez que un libro ahonda en la vida sexual de Andrés, a quien se le atribuye haberse acostado con más de 1000 mujeres. Lo grave es que sus excesos ya le costaron ser despojado de sus funciones como miembro de la familia real y una permanente sombra de duda sobre su conducta que solo se aclarará, a juicio de los observador­es,

justicia.• cuando él le dé la cara a la

 ??  ?? ¿El hijo bobo de la reina? Andrés con Isabel II en Sandringha­m en enero pasado. Ella tuvo que retirarlo como miembro activo de la familia real por el escándalo de su relación con el pedófilo Jeffrey Epstein.
¿El hijo bobo de la reina? Andrés con Isabel II en Sandringha­m en enero pasado. Ella tuvo que retirarlo como miembro activo de la familia real por el escándalo de su relación con el pedófilo Jeffrey Epstein.
 ??  ?? Andrés con la violinista Vanessa Mae en 2002. Sus examantes aseguran que él lleva una vida de playboy para compensar su frustració­n por ser el segundón de la familia.
Andrés con la violinista Vanessa Mae en 2002. Sus examantes aseguran que él lleva una vida de playboy para compensar su frustració­n por ser el segundón de la familia.
 ??  ?? ¡Se acostó con 1000 mujeres!, dicen los rumores. Una de sus amantes fue Ghislaine Maxwell, la madame del pedófilo Epstein y quien podría confirmar o desmentir en su juicio si es verdad que él abusó de menores de edad.
¡Se acostó con 1000 mujeres!, dicen los rumores. Una de sus amantes fue Ghislaine Maxwell, la madame del pedófilo Epstein y quien podría confirmar o desmentir en su juicio si es verdad que él abusó de menores de edad.
 ??  ?? La candente vida sexual del príncipe hizo titulares desde su adolescenc­ia, cuando fue apodado Andy Randy (Andy “el Cachondo”). Aquí aparece en Gloucester­shire, en 1978, a los 18 años.
La candente vida sexual del príncipe hizo titulares desde su adolescenc­ia, cuando fue apodado Andy Randy (Andy “el Cachondo”). Aquí aparece en Gloucester­shire, en 1978, a los 18 años.
 ??  ?? En las carreras de Ascot de 2007 con la millonaria Goga Ashkenazi, otra de sus novias.
En las carreras de Ascot de 2007 con la millonaria Goga Ashkenazi, otra de sus novias.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia