Un ri­tual má­gi­co

La O (Cúcuta) - - En Pareja -

Por lo ge­ne­ral no hay pro­to­co­los es­ta­ble­ci­dos en es­tos enlaces. La ce­re­mo­nia pue­de ser ofi­cia­da por un ami­go, pe­ro si los no­vios lo desean, pue­den rea­li­zar­lo en so­los o in­vi­tar a la fa­mi­lia, es­co­ger pa­dri­nos; ha­cer la ce­re­mo­nia en un tem­plo o en su ho­gar.

Tam­po­co hay re­glas pa­ra los tra­jes, lo im­por­tan­te es el com­pro­mi­so y la co­ne­xión en­tre am­bos. In­clu­so, se pue­den su­mar lec­tu­ras re­pre­sen­ta­ti­vas pa­ra los no­vios, que no ne­ce­sa­ria­men­te de­ben ser re­li­gio­sas, sino ape­ga­das a sus creen­cias.

Brand­wayn di­ce que exis­ten mu­chos ti­pos de ri­tua­les. Es­tá el que con­sis­te en una ce­re­mo­nia en la que se cuen­ta la his­to­ria de los no­vios: có­mo se co­no­cie­ron, có­mo se es­ta­ble­cie­ron, có­mo se enamo- ra­ron, etc.

“En la ce­re­mo­nia se unen a tra­vés de un sim­bo­lis­mo que brin­de una co­ne­xión pro­fun­da con la ma­dre tie­rra, que pue­de ser agua, ai­re, tie­rra o fue­go. Al fi­nal, se cu­bren con una man­ta o co­bi­ja re­li­gio­sa que re­pre­sen­ta la unión de las dos al­mas”, de­ta­lla el ex­per­to, cer­ti­fi­ca­do co­mo or­ga­ni­za­dor y mi­nis­tro pa­ra bo­das igua­li­ta­rias.

Ha­bi­tual­men­te, rea­li­za el ri­to del fue­go, cu­yo ob­je­ti­vo es po­ten­ciar la ener­gía y el es­pí­ri­tu de la pa­re­ja ayu­dán­do­le a abrir su ca­mino en el mun­do.

Tam­bién es­tá el ri­to de las ve­las, co­no­ci­da co­mo la ce­re­mo­nia de la luz. La lla­ma de la ve­la en­car­na el fue­go de la re­la­ción, que de­be­rá per­ma­ne­cer en­cen­di­da en­tre am­bos, pe­se a las cir­cuns­tan­cias. “Es una ma­ne­ra má­gi­ca de ex­tin­guir las lla­mas de ca­da in­di­vi­duo, pa­ra per­mi­tir que la luz de la gran ve­la sea la que re­pre­sen­te a la pa­re­ja a par­tir de ese mo­men­to”, des­cri­be.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.