to­me no­ta...

La O (Cúcuta) - - Especial -

Pa­ra los no­vios:

• En épo­cas me­die­va­les usar ve­lo du­ran­te la bo­da pro­te­gía a la no­via de las ma­las ener­gías, ade­más, era sím­bo­lo de pu­re­za. Es­ta tra­di­ción si­gue vi­gen­te, sin em­bar­go, es­te de­be­rá ser acor­de con el ves­ti­do y es­co­te que use, con el pei­na­do, es­ta­tu­ra y ti­po de ros­tro. • Los ex­per­tos su­gie­ren que los

no­vios se en­car­guen de los pre­pa­ra­ti­vos. • La no­via de­be­rá lle­var al­go vie

jo, nue­vo, pres­ta­do y un ob­je­to azul. Lo vie­jo la co­nec­ta­rá con el pa­sa­do fa­mi­liar, pue­de ser al­go que se pa­sa de ge­ne­ra­ción en ge­ne­ra­ción. Lo nue­vo, sim­bo­li­za la es­pe­ran­za de un me­jor fu­tu­ro. Lo pres­ta­do tie­ne que ver con la amis­tad, es de­cir, una mu­jer ca­sa­da y es­ta­ble emo­cio­nal­men­te, ha­ce en­tre­ga de un ob­je­to a la no­via pa­ra com­par­tir su éxi­to ma­tri­mo­nial y usar al­go

de co­lor azul, re­pre­sen­ta la fi­de­li­dad. • Los me­jo­res días pa­ra ca­sar­se son lu­nes, vier­nes y do­min­go. El lu­nes al ser el día de la lu­na, au­gu­ra fer­ti­li­dad, el vier­nes atrae­rá el amor al ser el día de la dio­sa Ve­nus y el do­min­go otor­ga­rá fe­li­ci­dad pues es el día del sol.

Pa­ra los in­vi­ta­dos:

• Lan­zar­le arroz a los no­vios es una tra­di­ción to­ma­da de Orien­te. Los in­vi­ta­dos po­drán ha­cer­lo al fi­nal de la ce­re­mo­nia, es­ta es una for­ma de atraer pros­pe­ri­dad y pro­crea­ción. Ac­tual­men­te, el arroz se ha sus­ti­tui­do por bur­bu­jas o pé­ta­los. • No ob­se­quiar cu­chi­llos ni ele­men­tos que pue­dan cor­tar.

• Los in­vi­ta­dos de­ben

ir ves­ti­dos de mo­do que no le qui­ten pro­ta­go­nis­mo a los no­vios, en es­pe­cial a la no­via.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.