BIE­NES­TAR PA­RA SU CUER­PO Y SU ES­PÍ­RI­TU C

En Cú­cu­ta, una ex­pe­rien­cia orien­tal que sa­na

La O (Cúcuta) - - Informació­n Comercial -

ien­tos de aman­tes de la cul­tu­ra orien­tal tien­den a re­co­rrer ki­ló­me­tros pa­ra vi­vir una ex­pe­rien­cia re­no­va­do­ra y úni­ca. Sin em­bar­go, en me­dio de la ru­ti­na cu­cu­te­ña es com­pli­ca­do ha­llar un si­tio ideal que se ase­me­je a un pa­raí­so te­rre­nal.

Y es que en­con­trar un mo­men­to de paz en me­dio del bu­lli­cio ci­ta­dino pa­re­ce un re­to, pe­ro no es im­po­si­ble. A tres cua­dras de la ave­ni­da Ce­ro, en el ba­rrio Cao­bos, per­ma­ne­ce el Spa Orien­tal, un es­pa­cio lleno de ma­gia que mez­cla la esen­cia de es­ta cul­tu­ra con el po­der cu­ra­ti­vo de la tra­di­ción tai­lan­de­sa.

Por me­dio de los sen­ti­dos, es­te lu­gar atra­pa a sus vi­si­tan­tes no so­lo por su es­truc­tu­ra y de­co­ra­ción, sino por­que lo­gra trans­por­tar­los. Bas­ta un mi­nu­to pa­ra que se sien­tan en otro mun­do.

Con una enor­me son­ri­sa y un ges­to de cor­dia­li­dad Jin Woo Lee, un co­reano que se enamo­ró de es­tas tie­rras ca­lu­ro­sas des­de ha­ce tres años, los re­ci­be. Su pa­sión por el po­der de los ma­sa­jes tai­lan­de­ses y el bie­nes­tar que es­tos traen al cuer­po y el al­ma, lo lle­va­ron a pen­sar en la so­cie­dad, por eso, de­ci­dió com­par­tir es­tas ha­bi­li­da­des pa­ra ayu­dar a las per­so­nas a en­con­trar ese equi­li­brio y de pa­so con­ser­var un buen es­ta­do de sa­lud.

Des­pués del sa­lu­do, em­pie­za un re­co­rri­do por es­te hermoso lu­gar en don­de se com­bi­nan la tie­rra, el ai­re, el agua y el fue­go. Un via­je a la ar­mo­nía que co­mien­za en el ves­tier cuan­do la per­so­na se des­po­ja del pe­so de la ru­ti­na, y to­dos los ele­men­tos

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.