Te­ra­pia se­xual, un asun­to de dos

Te­ra­pia se­xual, V

La O (Cúcuta) - - News -

ivir una re­la­ción de pa­re­ja du­ra­de­ra y ar­mó­ni­ca par­te de una fór­mu­la ba­sa­da en el res­pe­to, la con­fian­za y el amor del uno por el otro; tam­bién se le su­ma la afi­ni­dad que sur­ge en­tre las dos per­so­nas du­ran­te los mo­men­tos de in­ti­mi­dad.

Sin em­bar­go, en oca­sio­nes el de­seo se­xual dis­mi­nu­ye por diferentes fac­to­res fí­si­cos o emo­cio­na­les. Fren­te a es­te pa­no­ra­ma, a mu­chas pa­re­jas le re­sul­ta com­ple­jo en­fren­tar la si­tua­ción y bus­car orien­ta­ción de un pro­fe­sio­nal.

Se­gún el psi­có­lo­go y se­xó­lo­go Jai­ro Cla­vi­jo, las cau­sas pa­ra no acep­tar que hay un pro­ble­ma son dis­tin­tas: des­co­no­ci­mien­to, pre­jui­cios o mie­do, pe­ro aun así son “las mu­je­res quie­nes asu­men la reali­dad con ma­yor fa­ci­li­dad que los hom­bres, ya que ellos sue­len sentir ver­güen­za por te­ner que bus­car ayu­da”, ad­mi­te el es­pe­cia­lis­ta.

Po­dría de­cir­se que la pau­ta que de­be dar­se pa­ra acu­dir a un es­pe­cia­lis­ta es cuan­do se sien­te que su vi­da se­xual no es la que desea­ría te­ner, bien por pro­ble- mas fí­si­cos o bien por pro­ble­mas de re­la­ción; asi­mis­mo, es tiem­po de acu­dir a un ex­per­to en pa­re­ja cuan­do la pa­re­ja atra­vie­sa una cri­sis evi­den­te como una in­fi­de­li­dad, pro­ble­mas se­xua­les o una si­tua­ción que al­te­ra la co­ti­dia­ni­dad.

La psi­có­lo­ga y con­fe­ren­cis­ta cu­cu­te­ña Nar­da Pa­rra Qui­ñó­nez ex­pli­ca que las per­so­nas de­ben en­ten­der que la in­ti­mi­dad es­tá di­rec­ta­men­te re­la­cio­na­da con su ca­li­dad de vi­da y con el bie­nes­tar de su re­la­ción amo­ro­sa.

Bus­car orien­ta­ción

Los es­pe­cia­lis­tas ex­pli­can que “cuan­do se to­ma la de­ci­sión de bus­car ayu­da ex­ter­na, se de­be es­co­ger a un pro­fe­sio­nal con for­ma­ción, es­pe­cia­li­za­ción y ex­pe­rien­cia mé­di­ca, como aval de que re­ci­bi­rán una bue­na orien­ta­ción”.

Ya en con­sul­ta, lo pri­me­ro que ha­ce el ex­per­to es rea­li­zar una eva­lua­ción del pro­ble­ma que pre­sen­ta la pa­re­ja; ade­más ex­plo­ra la sa­lud, el estilo de vi­da y se­xua­li­dad de ca­da in­di­vi­duo; así como el es­ta­do de la re­la­ción en la ac­tua­li­dad.

De acuer­do con los re­sul­ta­dos, de­ci­di­rá si es con­ve­nien­te que la pa­re­ja, o al­guno de los dos, se so­me­ta a un exa­men fí­si­co o de aten­ción de un es­pe­cia­lis­ta (gi­ne­có­lo­go, urólogo o te­ra­peu­ta), pues­to que el pro­ble­ma se­xual po­dría te­ner una ba­se bio­ló­gi­ca, psi­co­ló­gi­ca o de am­bas.

Cuan­do se ha de­ter­mi­na­do que el ori­gen del pro­ble­ma es psi­co­ló­gi­co, el tra­ta­mien­to se ba­sa en ejer­ci­cios o téc­ni­cas que sir­ven pa­ra que el pa­cien­te sea cons­cien­te, por ejem­plo, del fun­cio­na­mien­to se­xual del cuer­po, de las sen­sa­cio­nes que trans­mi­te el or­ga­nis­mo, en­tre otros.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.