EN PRI­VA­DO

Ejer­ci­cio, ali­men­ta­ción sa­na y nue­va re­li­gión

La O (Cúcuta) - - News -

JES­SI­CA CEDIEL: EJER­CI­CIO, ALI­MEN­TA­CIÓN SA­NA Y NUE­VA RE­LI­GIÓN

Su vi­da dio un gi­ro ra­di­cal ha­ce más de dos años cuan­do de­ci­dió in­ter­na­cio­na­li­zar su ca­rre­ra en Es­ta­dos Uni­dos, don­de es­tu­vo tra­ba­jan­do en di­fe­ren­tes pro­yec­tos del ca­nal Uni­vi­sión e in­cur­sio­nó en otros de ci­ne y te­le­vi­sión.

Allí pu­so a prue­ba su ta­len­to, ca­ris­ma y es­pon­ta­nei­dad pa­ra ga­nar­se el ca­ri­ño del pú­bli­co de ha­bla his­pa­na; tam­bién cre­ció co­mo pro­fe­sio­nal, pe­ro so­bre to­do co­mo ser hu­mano.

Has­ta aho­ra el ba­lan­ce que ha he­cho so­bre su nue­va vi­da es “muy po­si­ti­vo” te­nien­do en cuen­ta que su­peró sus ex­pec­ta­ti­vas y lo­gró crear su pro­pio es­pa­cio en me­dio de la fa­rán­du­la es­ta­dou­ni­den­se.

Aho­ra, con su re­gre­so a Co­lom­bia, Jes­si­ca Cediel se mues­tra op­ti­mis­ta pues una vez ter­mi­ne de gra­bar la quin­ta tem­po­ra­da del pro­gra­ma ‘ Yo me lla­mo’, del ca­nal Ca­ra­col, del que es pre­sen­ta­do­ra, re­gre­sa­rá a Es­ta­dos Uni­dos pa­ra es­tu­diar las nue­vas ofer­tas la­bo­ra­les.

¿Cuál es el ba­lan­ce de su ex­pe­rien­cia en el ex­te­rior?

Es muy po­si­ti­vo. Fue un cre­ci­mien­to per­so­nal, pro­fe­sio­nal y so­cial. Es­tan­do fue­ra del país me di cuen­ta de que de­pen­do de mí mis­ma y de lo que pue­do ha­cer con mi vi­da y mi tra­ba­jo. ¿Qué la hi­zo vol­ver a Co­lom­bia?

Vol­ví por­que me gus­tó el tra­ba­jo y ob­via­men­te se ne­go­ció muy bien. Ade­más, mi ma­má me di­jo “ma­mi­ta, de­vuél­va­se, mi­re que son cua­tro me­ses”. Así que aquí es­toy. En es­te mo­men­to, ¿se que­da con la ac­tua­ción o la pre­sen­ta­ción?

Las dos. Creo que la vi­da me va lle­van­do por el ca­mino in­di­ca­do, nun­ca ce­rré las puer­tas de la ac­tua­ción, pe­ro no voy a re­cha­zar una ofer­ta que me in­tere­se.

Pró­xi­ma­men­te se es­tre­na­rá Con­do­ri­to, pe­lí­cu­la en la que do­bló la voz de Ya­yi­ta, ¿có­mo fue la ex­pe­rien­cia?

Es un per­so­na­je muy bo­ni­to que se preo­cu­pa por el bien co­mún. Tu­ve la ven­ta­ja de que no hu­bo ne­ce­si­dad de cam­biar mi voz, sino que me per­mi­tie­ron ha­blar con mis pro­pios ma­ti­ces. Ade­más, pró­xi­ma­men­te es­ta­ré gra­ban­do en Pe­rú otra pe­lí­cu­la que se lla­ma ‘Una co­me­dia ma­ca­bra’, don­de in­ter­pre­ta­ré a una bru­ja, así que me ve­rán en una fa­ce­ta to­tal­men­te di­fe­ren­te a lo que ya co­no­cen. En me­dio de tan­to tra­ba­jo, ¿hay tiem­po pa­ra pen­sar en el amor, la fa­mi­lia o los hi­jos?

Sé que lo que Dios tie­ne pa­ra mí es ma­ra­vi­llo­so. Quie­ro ca­sar­me y ser ma­má, pe­ro es­te es un te­ma que se ha pos­ter­ga­do por­que Dios nun­ca me ha de­ja­do des­am­pa­ra­da y siem­pre que sal­go de un tra­ba­jo, sa­le otro. Ya lle­ga­rá el mo­men­to.

¿Es cier­to el ru­mor de su re­la­ción con el bo­xea­dor Jes­sie Var­gas?

(Ri­sas) ¿De cuál bo­xea­dor? ¿En se­rio? ¡Pre­sén­ta­lo! Las re­des so­cia­les ha­blan por sí so­las y los pe­rio­dis­tas so­mos muy bue­nos in­ves­ti­gan­do. ¿Cuá­les han si­do los mo­men­tos más im­por­tan­tes de su vi­da?

Pri­me­ro lle­gar al mun­do por­que ca­si me mue­ro; na­cí con el cor­dón um­bi­li­cal con dos vuel­tas al­re­de­dor del cue­llo. Tam­bién el ha­ber-

me gra­dua­do co­mo co­mu­ni­ca­do­ra so­cial, te­ner la ex­pe­rien­cia de en­trar a una ca­de­na na­cio­nal con RCN y mis ini­cios en la ac­tua­ción con la pe­lí­cu­la de Ha­rold Trom­pe­te­ro ‘To­das pa­ra uno’. Es una de las fa­mo­sas más se­gui­das en re­des so­cia­les, ¿qué sien­te con el apo­yo de tan­ta gen­te?

(Ri­sas) De­be ser por el ca­ri­ño que me tie­ne Co­lom­bia y eso se agra­de­ce; sim­ple­men­te les de­jo ver quién soy yo, les com­par­to un po­co de mi vi­da y mi tra­ba­jo por­que fi­nal­men­te me de­bo a ellos.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.